0

Festejar afuera Año Nuevo: una opción divertida para evitar el pico de estrés

Festejar afuera, un buena opción
Festejar afuera, un buena opción
Muchas familias y grupos de amigos eligen pasar la última noche del año en un restaurante; las mejores opciones
0
29 de diciembre de 2017  • 15:15

Será su primera cena para despedir el año fuera de casa. Lo tenía en mente desde hace un tiempo, pero recién fue al cierre de esta primavera, cuando conoció La Tornería de Camila, que finalmente se decidió. No le costó demasiado convencer al resto de la familia, y en cuestión de minutos ya tenía su mesa reservada para la noche del próximo 31 de diciembre.

Cristina Andani celebrará la llegada de Año Nuevo en su restaurante favorito. "Nos dieron ganas, y me parece el mejor lugar para comenzar el año -dice Andani-. Lo que nos gusta de La Tornería es que es un lugar es muy acogedor, con muy buena atención. La dueña y sus empleados tienen muy buena onda, y el menú es increíble".

Andani ya se imagina saboreando la espuma de salsa rosa y whisky que acompañará a los langostinos a la parrilla de entrada, o el meloso cordero con reducción de Malbec y hongos portobello como plato principal, entre algunas de las sugerencias del banquete. "La verdad es que me dieron ganas porque conozco mucha gente que lo festeja en restaurantes y la pasa genial", cuenta esta mujer, que ocupará una de las mesas del salón acompañada por círculo íntimo.

Según confirman en distintos restaurantes que ofrecerán un menú especial para Año Nuevo, al perfil de comensales para esa noche también se suman, además de las familias, grandes grupos de amigos y turistas de visita en la ciudad. "Es un público más variado del que elige cenar afuera en Nochebuena. Hay grandes mesas de amigos y también parejas, y siempre es un servicio especial, distinto al de cualquier otra noche. La gente se para a brindar, se acerca a otras mesas para saludarse y el ambiente es muy festivo", señala Leandro Di Mare, chef del restaurante palermitano Inmigrante.

Para Sebastián Del Yesso, en cambio, no será una experiencia inédita. Luego de una fantástica cena el año pasado en el restaurante italiano Ike Milano, en San Isidro, decidió repetir. Aún no sabe cuántos serán en total compartiendo la mesa, porque además de su mujer, sus hijas, su mamá y su suegra están por sumarse algunos amigos.

La familia Del Yesso elige festejar afuera
La familia Del Yesso elige festejar afuera

"Nos gusta mucho comer afuera, y el año pasado estuvo genial. En Ike todo es casero, el lugar es muy lindo y la relación precio calidad es adecuada -señala Del Yesso, que trabaja como distribuidor de alimentos de la firma El Heraldo-. En Puerto Madero, las propuestas rondan los 3000 pesos por cubierto, y acá con todo incluido pagamos 1500 por persona". Como sucedió el año pasado, acompañará la velada la cantante Fiorella Acri, oriunda de la isla de Capri, un plus que influyó también en la decisión de la familia Del Yesso. Otra de las tradiciones que le gusta replicar a Alberto Giordano, dueño y chef del lugar, y tal vez como para sentirse más cerca de sus raíces, tiene que ver con uno de los platos tradicionales presentes en las mesas italianas para esta fecha. "Me gusta preparar el clásico "cotechino e lenticchie" (lentejas con cotechino, un fiambre de cerdo) que en Italia se sirve como símbolo de buena suerte", dice Giordano.

En La Mar, como todos los años, cierran en Nochebuena y Navidad, porque todas las expectativas están en la cena de fin de año. "La idea de pasar una noche diferente con nuestros clientes y nuestro equipo nos llena de alegría, ofreciendo el mejor servicio. Son de esas noches únicas donde se respira buena energía a cada paso -señala Marcos Meincke, uno de los socios de la firma-. Fuera de casa suele elegirnos muchos extranjeros que están de vacaciones, los colegas que no abren el 31 y hay mesas grandes de familias, parejas o amigos que prefieren olvidarse del estrés de los preparativos previos".

En La Mar no hay cantantes, ni magos ni bailarines. "Nuestro ritual pasa por un brindis comunitario entre clientes, cocineros, camareros, bacheros. Todos juntos festejando la llegada de un nuevo año, renovando energías entre todos", agrega Meincke.

"En nuestro caso las reservsa superaron a las de años anteriores. Las expectativas son buenas -confía el chef Daniele Pinna, anfitrión de La Locanda-. En realidad, me falta más espacio para ubicar a la gente. En la Navidad se llenó el restaurante y me tocó decirle a muchos clientes que ya todo estaba completo, y así vamos para Año Nuevo", se entusiasma este cocinero de Cerdeña, que promete lo mejor de su cocina para despedir el año viejo y recibir a 2018 con un brindis comunitario. "Felice anno nuovo".

Seis propuestas para elegir

1) La Tornería de Camila

Toda su vida soñó con tener su propio restaurante, y este será el primer Año Nuevo que celebra en su propia casa, La Tornería de Camila, en Freire 1082, el lugar que siempre quiso tener y que inauguró en septiembre pasado, gracias al premio que recibió luego de haber sido la ganadora del reality de Telefé, Dueños de la cocina. Hoy, la chef Camila Pérez se prepara para una de las noches más importantes del año, y de su vida. El próximo domingo ella estará al mando de los fuegos y atenta al servicio de las mesas, que ya tienen todos los lugares reservados. La propuesta consta de un aperitivo de bienvenida, entrada y plato principal a elección, postre, brindis y café con maridaje de bodegas Manos Negras, Anko y Finca La Griega. El menú incluirá agua y gaseosas libres. A las 24 se podrá brindar con espumante acompañado por pan dulce, turrones y las 12 uvas de la buena suerte.

-Precio por persona: $1600

2) Inmigrante

Ubicado en una antigua casona con un estilo regional e industrial, Inmigrante, el restaurante del chef Leandro Di Mare, invita a celebrar con un banquete que recorrerá todas aquellas recetas y sabores que llegaron al país a través de las oleadas de inmigraciones europeas. Con el propósito de recrear los banquetes ancestrales, en donde la comida era servida toda junta en grandes fuentes y el comensal era quien servía y daba servicio a los invitados. El comensal y su familia serán los anfitriones de un verdadero banquete festivo. El mismo dará comienzo con aperitivos ítalo/porteños y estará acompañado durante toda la noche por la línea de vinos Don Nicanor de Bodega Nieto Senetiner (una botella cada dos personas a elección del comensal) y una copa de espumante para el brindis de medianoche con Nieto Senetiner Grand Cuvee Brut Nature.

-Precio por persona: $1700

3) Osaka

"A los turistas les atrae especialmente nuestra propuesta, y por eso reforzamos tanto el trabajo en conjunto con los mejores hoteles porteños", dice Germán Fiasche, gerente de Osaka, con sus dos locales en Puerto Madero y Palermo. Es un menú de pasos flexibles, que incluye bebida. De esta manera, el comensal tendrá la posibilidad de degustar tiraditos, ceviches, sushi, tapas, principales y dulces en una propuesta que incluye los platos "mejor rankeados del año". Osaka recibe al año nuevo con los sabores más distintivos de su carta. En un ambiente sofisticado, bajo un servicio de excelencia y envueltos por su música cálida, los comensales podrán elegir entre diversos platos de un menú creado en base a las mejores opciones de este ícono de la cocina nikkei. La propuesta que incluye postres, dulces, vino, espumante para el brindis, bebida sin alcohol y café.

-Precio por persona: $2990

4) La Mar Cebichería

"No queríamos hacer un menú degustación pero sí uno de pasos muy bonito -dice el chef Anthony Vázques-. Queremos que sea una noche mágica, sin pensar en el costo, porque en realidad el costo del menú es muy económico para toda la propuesta. Es el último y el primer esfuerzo del año". En lugar de "chips and snacks" se ofrecerá varias propuestas de cebiches y tiraditos, langostas enteras, tentáculo de pulpo, pescado entero y al final un pan dulce relleno de helado. "Tirar la casa por la ventana es la intención del menú de fin de año en La Mar Cebichería", asegura Anthony.

El restaurante cebichero, en Palermo, comandado por el chef Anthony Vásquez, presentará para la noche del 31 de diciembre un exclusivo menú con lo mejor de la gastronomía peruana, maridado con los vinos de Bodega Familia Zuccardi. Todo un festín de sabores ideal para celebrar y recibir el 2018.

-Precio por persona: $2200

5) La Locanda

La Locanda Ristorante, en Recoleta, invita a celebrar la noche de fin de año con un menú que hace honor a los verdaderos sabores italianos. "Con una degustación de tres pasos que transportará a los comensales por un viaje de sabores", propone su chef, Daniele Pinna. Además, para maridar la noche se podrá elegir entre los grandes vinos Antología XXIII o Apartado Chardonnay de Bodega Rutini. Se ofrecerá también una copa de espumante como bienvenida y para el brindis, además de Limoncelo, Grappa, Vino Passito y Amargos Italianos para el final.

-Precio por persona: $2600

6) Ike Milano

Alberto Giordano, dueño del restaurante Ike Milano, traslada a la costa mediterránea con su propuesta. El próximo domingo por la noche, el chef y su equipo ofrecerán un menú de tres pasos con productos típicos y música en vivo. La propuesta consta de una variada degustación de entradas, un plato principal a elección con opciones como pasta, risotto, carne y pesca, y una degustación de postres clásicos para finalizar con un toque dulce. El menú incluye una botella de Nicasia Malbec y de Nicasia Champagne, de bodega Catena Zapata cada tres personas, bebida sin alcohol y un café o té por persona. Acompañará la velada la cantante Fiorella Acri -oriunda de la isla de Capri- con canciones clásicas y hits contemporáneos, en vivo.

-Precio por persona: $1500

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.