5 juegos para el verano en casa

Deborah Maniowicz
(0)
2 de enero de 2018  • 00:20

Hoy, les dejo un posteo que armó nuestra amiga Marina Labay de www.chickids.com.ar con algunas ideas divertidas para entretener a nuestros pequeños en épocas de vacaciones; ¡Manos a la obra!:

Vacaciones con niños, divino tesoro. Cuando los días sin clases se hacen largos y calurosos lejos de la pileta y el aire libre, les preparé algunas actividades fáciles para hacer en casa con chicos y combatir el “me aburro”. Mi principal consejo es pensar algún programa diferente cada día y así poner siempre algo de diversión y novedad a la rutina. Desde hacer helados con frutas o poner música y bailar con globos, siempre está bueno dedicarles un rato exclusivo para ellos.

Dibujar con hielos de colores

Llená vasos con agua, dependiendo la cantidad de colores que quieras hacer, o sólo los colores primarios y de ahí podés formar los secundarios (violeta, naranja y verde). Con un poco de colorante de comida teñís el agua y lo vertés en cualquier cubetera que tengas. Al freezer hasta que estén bien congelados, lo ideal es hacerlo de un día para el otro.

¡Y ahora a dibujar! Te recomiendo poner todos los cubitos sobre algún plato para no agrandar el enchastre mientras se van derritiendo, y si querés también lo pueden hacer sin ropa. El colorante mancha pero por suerte sale.

Búsqueda del tesoro congelada

Seguro tenés por tu casa muñequitos chiquitos dando vueltas por ahí. Juntalos y ponelos en contenedores plásticos de tamaños acorde. Tené en cuenta que no sobresalgan para poder esconderlos en el hielo. Llená cada recipiente con agua y llevalos todos al freezer. Al día siguiente desmoldas todo y los chicos pueden jugar con los hielos mientras se derriten y encuentran sus juguetes. Podés hacerlo en alguna palangana o directamente adentro de la bañadera.

Pintura nube

Jugar con espuma de afeitar siempre es un buen plan para los chicos. Desde que son bebés se les puede dar un poco para que experimenten con las texturas en una mesa o directamente en el piso, siempre con un trapo húmedo en mano y el ojo atento a que no se la metan en la boca.

Para los más grandes, de 3 en adelante, con pocos materiales se puede crear la “pintura nube”, como la bautizamos en casa. Consiste en mezclar bien mitad cola vinílica y mitad espuma. Una vez que estén bien integrados hay que separarla y agregarles colorante de comida. Como la base es blanca quedan en tonalidades pasteles, para colores más intensos vas a tener que agregar más colorante.

¡Ahora a pintar! Para los más chiquitos es más fácil armarles una pequeña paleta con recipientes y usar pinceles o hisopos, y para los más grandes podés colocar la pintura en mangas plásticas de repostería. Y, ¿qué papel uso? Cualquiera, porque como no tienen agua, no rompen la hoja ni se traspasa. Una vez que los chicos hicieron sus obras maestras hay que dejarlas secar y el resultado final es de nube, claro.

Pileta de carnaval

No hay verano sin bombuchas. La consigna es súper fácil: llenar la bañadera o una palangana con bombitas de agua y con un cucharon de la cocina pescarlas. Para agregarle un toque extra podés sumar formas de goma eva del baño y sumarlas al juego. Ojo si hay un bebé en la casa, que no se trague el plástico una vez que se explotan.

Helado a toda hora

¡Otro de los ítems infaltables del verano es el helado! Además de hacer juntos sus propias mezclas de jugos de frutas (en casa es un hit el de melón y palta), también pueden armar paletas con cartulina o goma eva y decorarlos. Crayones, témpera, plásticolas con brillantina (prefiero estos a la brillantina suelta cuando son chicos, para que no la aspiren), pompones, papel glasé, lo que tengas a mano vale para armar sus propios maridajes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.