0

"Me enganché con un chico de la playa y tengo miedo de que quede todo acá"

¿Qué pasa cuando los amores de verano no quieren morir en el verano?
¿Qué pasa cuando los amores de verano no quieren morir en el verano? Crédito: Shutterstock
Es muy fácil decir que hay que "vivir el momento", pero los románticos no pueden seguir sin saber qué los espera
Consuelo
0
2 de enero de 2018  • 17:45

Hola Consuelo, va mi historia: estoy hace unas semanas en la costa (prefiero no poner el lugar exacto) y conocí a un chico que trabaja acá en la playa, es barman en el balneario. Él es de Pilar, me dice, y viene a trabajar acá por el verano. Yo soy de capital, no es tan cerca pero no es tanto tampoco. Yo manejo además y él también. Nos cruzamos en la playa, nos seguimos por Instagram y nos escribimos por ahí bastante seguido. Yo estoy acá con amigas en la casa de los padres de una amiga. "Apretamos" un par de veces y el otro día concretamos, re bien, cero vueltas. Al día siguiente fuimos a desayunar a la playa, re romántico, todo muy natural. Todo se va dando.

Yo me vuelvo a capital el 25 de enero porque tengo que preparar un final...ya sé que falta pero me doy cuenta de que me estoy recontra enganchando y no sé qué hacer. No sé si por cómo se dieron las cosas no es requete obvio que el asunto va a quedar acá. Yo sé que debería disfrutar la experiencia y ya, no soy tarada, pero no puedo dejar de pensar en lo que va a pasar. ¿Qué hago?

Gracias,

La Enamorada de Verano (22)

Querida Enamorada:

¡Ay, qué asunto los amores de verano! No creo que seas una tarada, de hecho, parecés tener las cosas bastante claras. La consigna "disfrutá el presente" solo le sirve a la gente que tiene una disposición "natural" hacia eso: la mayoría somos más neuróticos y, como vos, ni bien conocemos a un chico que nos gusta empezamos a pensar en cómo vamos a hacer para llegar a Pilar cuando se termine el verano (desde el momento en que hiciste ese razonamiento ya estabas frita). Así que no te voy a decir que "disfrutes el presente y no pienses en nada más", porque si ya no te sale, el consejo de pensar en nada no te sirve para nada.

Sí te voy a ofrecer una versión "mejorada" de ese consejo: no dejes que tu ansiedad arruine tu verano, ni tu amor de verano. Para eso: primero, no te enrosques de más con el tema. Charlalo alguna vez con una amiga si necesitás sacártelo del pecho, pero no les quemes el bocho a ellas 24-7 con el tema, no sirve para nada más que para estar de mal humor y ponerlas de mal humor a ellas. Tampoco (ni se te ocurra) le armes un ataque a él, como si fuera "obligatorio" que él te ofreciera garantías o algo como eso: se va a escapar corriendo y con razón. Si te ponés muy ansiosa tratá de verlo un poco menos para no tenerlo tan presente y de paso darle la chance de extrañarte y ver qué le pasa con vos. Y cuando te vuelvas, TRANQUILA. No generes una conversación seria antes de irte ni nada. Despedite con un beso y un "nos vemos, tal vez", relajada y misteriosa. Esperás unos días y le mandás una foto de tus apuntes con un mensaje estilo "calculo que tu verano marcha mucho mejor que el mío" y esperás a ver qué pasa. Cuando él vuelva (imagino que se quedará toda la temporada, hasta principios de marzo, si labura allá), si siguieron charlando, por ahí da para tomar una cerveza: te vas a dar cuenta si da. Y si no, no pasa nada. Los amores de verano son grandes anécdotas para los años venideros así que incluso cuando no funcionan, es todo ganancia.

Cariños y mucha suerte,

Consuelo

Consuelo estará disponible para resolver todos los conflictos digitales que lleguen a la casilla modalesdebolsillo@lanacion.com.ar , como comentario a esta nota o a la cuenta de Facebook de LA NACION. Si la consulta es comprometedora, cuidará el anonimato del remitente.

Por: Consuelo

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.