Punta del Este: todo lo que se viene en esta temporada

Eventos culturales como la feria Este Arte, los mercados orgánicos, nuevas propuestas gastronómicas y los atardeceres en la playa como punto de encuentro marcarán el ritmo en la costa esteña
Natalie Kantt
(0)
30 de diciembre de 2017  

Punta Ballena Market contará con puestos de productores de la zona
Punta Ballena Market contará con puestos de productores de la zona Crédito: Gentileza

PUNTA DEL ESTE.- La nueva temporada esteña que comienza está marcada por el ritmo de la construcción, desde moles de hormigón a lo largo del mar hasta 14 espacios gastronómicos nuevos al llegar a José Ignacio. Cambia el perfil de Maldonado: Punta del Este pasa a ser una inesperada ciudad de rascacielos y el antiguo pueblo de pescadores alrededor del faro de José Ignacio se convierte en un pueblo de comerciantes.

Lo primero que verán los turistas al desembarcar en este refugio de playas y naturaleza para todos los gustos son edificios que se multiplican como hongos y sin armonía entre unos y otros, repartidos desde la lomada de Punta Ballena hasta la Brava, pasando por La Mansa -sobre todo en los alrededores de la parada 16- y la Roosevelt. La Punta no es una excepción: enfrente de la feria hippie, en uno de los últimos predios vacantes, lanzaron un World Trade Center de 25 pisos y tres para estacionamiento con más de 120 lugares.

Vida cultural

Lejos del polvo, sobresalen dos propuestas culturales que se consolidan como programas del verano. En un país en donde el arte contemporáneo aún está en pañales, el balneario se diferencia con la feria Este Arte, que celebra su cuarta edición del 7 al 9 de enero en el Centro de Convenciones, delante del Jagüel. Este año reúne a más de 30 galerías, uruguayas e internacionales, se multiplican los ciclos de conversaciones y se generan nuevos intercambios, como la serie Focus, una charla entre galerista y artista, y la serie Performance. Se podrá escuchar a los artistas Waltercio Caldas, Liliana Porter y Pablo Atchugarry; al coleccionista noruego Alex Vik (fundador del hotel que lleva su nombre), y presenciar el debate "Todo lo que usted quería saber sobre parejas que coleccionan (pero tenía miedo de preguntar)", entre otras buenas propuestas. El lanzamiento de la feria se festejará con una comida para 300 invitados que se deleitarán con las creaciones del gran Mauro Colagreco.

Para agendar, además, la octava edición del festival internacional de cine de José Ignacio (Jiiff), películas al aire libre del 6 al 14 de enero, que inaugura con la avant-première de Coco, de los estudios Disney-Pixar, un film que busca limar asperezas entre México y Estados Unidos y que actualmente lidera la taquilla norteamericana. La proyección será en la bajada de los pescadores, donde al día siguiente se verá The Florida Project, estrenada en Cannes.

Mercados orgánicos

En tiempos de reivindicación de productos y productores locales, los mercados orgánicos también se imponen en este lugar de veraneo, para hacer compras durante el fin de semana y en refugios verdes del balneario. Los domingos la cita es por la mañana en el parque al lado del Cantegril, con una gran mayoría de productores franceses que viven aquí y que organizan esta feria orgánica durante todo el año. Hay quesos, panes, brioches y croissants, patos y foie gras, y tarteletas saladas, además de los yuyos y condimentos de Yerbamarina y las verduras presentadas como bouquet de flores.

Otra opción es el Punta Ballena Market, novedad en el corazón de Portezuelo, en el jardín del restaurante y club de jazz Medio y Medio. Son varios puestos con productores de la zona que se reúnen todos los sábados y domingos, de 16 a 21, hasta fines de marzo. Hay aceite, granola casera endulzada con miel, cerveza artesanal, verduras, quesos, licores artesanales, vinos de la región e incluso prendas en cuero y lana. Desde allí se puede emprender el camino panorámico de la ruta 12 hasta pueblo Edén, con una linda viña que ofrece gastronomía, vinos y contemplación.

En su cuarta edición, la feria Este Arte ofrecerá nuevamente charlas al aire libre
En su cuarta edición, la feria Este Arte ofrecerá nuevamente charlas al aire libre Crédito: Gentileza

Moda, fiestas y aventura

Este verano marca el fin de las fiestas de las marcas. Vuelve en cambio la tendencia de juntarse a mirar los atardeceres uruguayos, salvo que sin mate y con cóctel en mano. Un buen lugar es el Fasano, que hace unos días inauguró un ciclo de DJ, cócteles y atardeceres de 19 a 21. Es uno de los puntos más altos del departamento y la vista es inmejorable. El lugar se convirtió en el último tiempo en hotel de celebrities y políticos. Aquí se hospedaron figuras de Cambiemos como Cristian Ritondo, Diego Santilli y Rogelio Frigerio, además de Facundo Moyano, que fue con Nicole Neuman pero conoció el lugar gracias a Susana Giménez, fan declarada del Fasano.

Otro refugio para ver atardeceres es La Susana, el parador creado hace cinco años justo enfrente de La Juanita, ideal para tomar una caipirinha en un living enterrado en la arena.

Para los adolescentes y los millennials, abunda la oferta de fiestas multitudinarias y electrónicas, con invitados como Sasha y Cattaneo. A diferencia de años atrás, se impone el concepto de la entrada anticipada para asegurarse el acceso. En este universo, las invitaciones son cosa del pasado.

Manantiales se aleja de la gastronomía y se convierte en polo de moda y diseño, en particular con la llegada de Panorama, tienda y mercado de productos locales, que durante el verano cruza el charco, se instala en una casa azul del barrio y propone creaciones de diseñadores uruguayos.

José Ignacio

El pueblo vive una pequeña revolución, a su escala, con la llegada de 14 nuevos espacios gastronómicos y una tienda multimarca que se agranda y lo festeja con bombos y platillos bajo la mirada disconforme de los residentes anuales. También genera polémica el emprendimiento gastronómico de Agustín Pichot, Aguas Blancas, que en sociedad con rugbiers uruguayos instala dos restaurantes (uno donde era Lucy y el otro, enfrente) en este lugar que durante años fue manejado por pocos y los mismos. Aquí creen que uno de ellos será un bar y dicen que va en contra de la filosofía del lugar. "Tenemos un acuerdo entre comerciantes desde hace más de 10 años que fue clave para mantener lo que es José Ignacio hoy: no usamos banderas, ni carteles luminosos, ni folletos, ni música fuerte en la plaza. No queremos que se convierta en La Barra o Manantiales. Tratamos de ser cuidadosos de la estética", explica un referente gastronómico del lugar. "José Ignacio se caracteriza por propuestas de autor y este año llegan sucursales, con gente nueva que no conoce los códigos", se queja una conocida residente, también en referencia a una cadena de chivitos de tres letras que instaló una sede frente a la plaza.

A la entrada de José Ignacio abrieron una galería con varias propuestas gastronómicas, muchas de las cuales son iniciativas lideradas por una nueva generación de uruguayos de aquí cuyos padres también tienen emprendimientos en el pueblo. Para destacar, los Atlantico Poké Bowls que preparan Valentina y Milagros, plato hawaiano a base de arroz, pescado crudo o marinado, vegetales y hierbas, readaptado con pesca local de la laguna Garzón (corvina, pejerrey, pescadilla), además de una hamburguesería y una cervecería artesanal.

Frente a la plaza, el café al lado de Mutate se agranda con mesas en el jardín, coctelería y cervecería a la noche, además de un estudio de radio al aire libre desde donde transmitirán música y entrevistas para la 98.9, nueva radio de Punta. La Excusa está en manos de Joaquín Ruibal con la idea de generar un lugar de encuentro social y cultural.

Otra novedad: el mostrador Santa Teresita de Fernando Trocca al fin abre de noche (hasta mediados de febrero). No más horno de barro, "para diferenciarnos de lo que están haciendo todos", dice Trocca. Prepara un menú sencillo, donde el precio será definido por la sección (chico, mediano, grande, postre) y no por el plato. Dice el chef que este es un desafío para los cocineros, que el año pasado pensaban que sólo hacían ensaladas.

También habrá una nueva edición de 10 Manos, el rendez-vous gastronómico que reúne a Colagreco, Narda Lepes, Germán Martitegui, Guido Tassi y Trocca. Será el 19 de enero en La Caracola, y contará con tres invitados: Federico Desseno (del restaurante Marismo), Pablo Rivero (de Don Julio) y Massimo Bottura, chef de Osteria Francescana (ubicado en el Nº 2 del ranking de los 50 mejores restaurantes del mundo), quien presentará su nuevo libro el 18 de enero en La Huella.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.