Suscriptor digital

Nicolás Tagliafico: un capitán no se compra, se construye, y el Rojo lo sentirá

La venta del defensor al Ajax tiene un enorme valor anímico para el grupo por lo que el defensor representaba; cómo reemplazarlo
Jonathan Wiktor
(0)
30 de diciembre de 2017  

Nicolás Tagliafico con la Copa Sudamericana, en el momento cúmine de Independiente en 2017
Nicolás Tagliafico con la Copa Sudamericana, en el momento cúmine de Independiente en 2017

Fue Mauricio Pellegrino quien le recomendó que hablara un poco más con sus compañeros. Nicolás Tagliafico llevaba seis meses en Independiente, pero todavía no se había adaptado al club: el entrenador del Southampton, en el segundo semestre de 2015, vio una chispa en sus ojos que lo hizo darse cuenta de que el defensor tenía mucho más para ofrecer. Aquella mañana, en Villa Domínico, Pellegrino le daba a entender que quería que ganara protagonismo dentro del plantel.

A partir de ese día se convirtió en un líder estricto y leal: lejos del arquetipo del capitán que habla pero no hace, Tagliafico condujo desde el ejemplo. El genoma se completaría en enero de este año, cuando Ariel Holan, que recién había llegado, le dio la cinta por primera vez, en un partido contra Racing, en Mar del Plata, por el torneo de verano. Tagliafico empezaría a convertirse en el capitán más importante de las últimas décadas de Independiente. La conquista de la Copa Sudamericana fue la cúspide de su carrera, la que lo llevó a un plano histórico dentro de la institución.

Ya había estado cerca de irse a Inglaterra en agosto, por lo que no había dudas de que Tagliafico iba a ser vendido durante este mercado de pases. La obtención de la Copa hizo aún más inevitable su partida. Una oferta del Ajax de Holanda de ? 5,4 millones brutos fue imposible de desechar: el defensor de 25 años, obsesionado con el Mundial de Rusia, quería jugar en Europa y la dirigencia de Independiente, en plena búsqueda de equilibrar su economía, necesitaba vender.

Pero la salida de Tagliafico le puso a Independiente un nuevo desafío para el próximo año. Sobre todo a Holan, el DT que llevó al Rojo hacia su renacimiento, quien tendrá que construir un nuevo capitán. No será fácil: pocas veces en las últimas décadas un líder había tenido tanta incidencia dentro de un grupo. Todo pasaba por sus manos.

Martín Campaña, Juan Manuel Sánchez Miño, Walter Erviti y Emmanuel Gigliotti son, ahora, los futbolistas más influyentes. Salvo por Erviti, que no será titular, el resto se disputará la capitanía. Cada uno de ellos reúne las condiciones necesarias. De perfiles distintos, el que parte como principal candidato es el arquero uruguayo: su buen rendimiento, su continuidad y su carácter empático lo posicionan, a esta altura, como la primera opción.

Nicolás Domingo, Jonás Gutiérrez y Damián Albil también son piezas importantes dentro de la salud anímica del plantel, pero están un escalón por debajo. Ninguno de los tres es titular indiscutido -de hecho, Albil es la tercera opción en el arco-, por lo que no corren en la lucha por la cinta. Ocupan el segundo pelotón de líderes.

La venta de Tagliafico podría ser incluso tan dura como una hipotética salida de Ezequiel Barco. El joven mediocampista ofensivo, de 18 años, es la joya de la cantera. Atlanta United ofreció US$ 12 millones netos por su ficha, pero desde Avellaneda, durante las últimas semanas, redoblaron los requisitos: para liberarlo quieren 24 millones. Aunque de momento la cifra congeló las negociaciones, la institución de los Estados Unidos continúa interesada en comprarlo.

El problema que afrontará Holan sin el ex defensor de Banfield es la ausencia de alguien que pueda tomar las riendas como lo hizo él. Nadie podrá igualarlo en el corto plazo. Y aunque Hugo Moyano ya le prometió al DT que el plantel se reforzará para pelear la Copa Libertadores, los capitanes no se compran. En todo caso se construyen con el tiempo. La falta no se notará tanto sobre el campo de juego, en donde Independiente tiene alternativas -Gastón Silva, el propio Sánchez Miño-, sino en el espíritu del equipo.

Con 25 años y a seis meses del Mundial, Tagliafico se va de Independiente. Irá al fútbol holandés, una liga que en teoría lo acercará al seleccionado argentino. En Avellaneda, desde que se confirmó su venta, hay una sensación de orfandad.

¿Quién puede ser el nuevo líder del Rojo?

Martín Campaña

El arquero es el líder silencioso. En base a buenas actuaciones se metió de lleno en el grupo. Se lo considera un referente afectuoso, conduce desde el ejemplo.

Walter Erviti

Es un referente natural, aunque no suele ser titular. Es una suerte de entrenador en las prácticas, la voz de la experiencia; conduce desde un ámbito no tradicional.

Juan Sánchez Miño

Se convirtió en un líder, tras haberse reinventado; hoy es una pieza clave. Polifuncional, representa un ejemplo. Muy buena relación con los jóvenes.

Emmanuel Gigliotti

Luego de su frustrante etapa en China, se metió rápido en el grupo. Genera unión y empatía. Experimentado, es importante dentro y fuera del campo de juego.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?