0

La cultura bonaerense, entre dudas e indefiniciones

Defender y acrecentar el capital cultural de un pueblo es preservarlopara las futuras generaciones y asignarle un lugar merecido en la historia
0
31 de diciembre de 2017  

La agenda política de los países avanzados contempla cuestiones que hacen a la calidad de vida de los ciudadanos. Temáticas como las ambientales o las ligadas a la gestión cultural y del patrimonio encabezan la lista. En la Argentina, los asuntos prioritarios a menudo se circunscriben a la atención de la salud o la educación y se postergan así otros temas. Es por esa razón que, muchas veces, los gobiernos descuidan el patrimonio cultural, a pesar de que su pérdida o deterioro termina resintiendo inevitablemente la calidad de vida de los ciudadanos.

La gestión cultural encierra dos caras, según sea su instrumentación. Por un lado, el sostenimiento y desarrollo de instituciones permanentes que se "solidifican" a lo largo del tiempo: museos, archivos, bibliotecas, monumentos. Por el otro, la cara "efímera" que contempla festivales, ferias y conciertos, entre otros.

Según el especialista catalán Tony Puig Picat, ha de existir un equilibrio en la implementación de ambas, ya que una es el sostén básico para el futuro cultural y la otra permite llegar con eventos a lugares que de otra manera no los tendrían.

Si miramos las erogaciones que el Estado hace en una y otra materia, notaremos un importante desequilibrio a favor de los sistemas efímeros de manifestación cultural. Por ejemplo, a pesar del tiempo de gestión ya transcurrido en la provincia de Buenos Aires, aún no se han efectivizado algunos planes de inversión anunciados públicamente. Tal el caso del teatro Martín Fierro, más conocido como Anfiteatro del Lago, o los destinados a espacios fundamentales de la cultura notablemente deteriorados como los teatros de la Comedia o el Museo Provincial de Bellas Artes Emilio Pettoruti, hoy librados a su suerte.

La cartera de Cultura bonaerense anunció una serie de medidas que preocupan al mundo de la cultura y que afectan sobre todo al primero de los sistemas: el "permanente". Se trata de la reestructuración funcional de museos, bibliotecas, archivos y otros organismos de base. Concretamente se ha anunciado la desjerarquización del Archivo Histórico Provincial a partir de una modificación de su categoría que la llevaría de un estatus de dirección a otro de mera coordinación, lo que entendemos pone en peligro a una institución de las más antiguas de su tipo en el país. Algo similar se pretende realizar con las direcciones de Museos, restándoles no sólo jerarquía, sino reduciendo su exiguo presupuesto.

Suprimir el apoyo a estas instituciones no implica grandes reducciones presupuestarias para el erario público, incluso si se comparan con otros gastos en el área de Cultura. Si, además, la medida se vuelve permanente aun cuando futuras administraciones quisieran subsanar el error, se encontrarán ya con un deterioro muy difícil de revertir. Muchas veces las medidas temporales que decide un gobierno en la coyuntura, presionado por la gestión o minimizando sus consecuencias, son determinantes. Esto es lo que marca la diferencia entre una política acotada en el tiempo y una política de Estado.

El desafío es grande, pero resulta imprescindible tomar reaseguros para que también se atiendan debidamente estas necesidades. Se trata de otra de las enormes deudas que la provincia mantiene con sus habitantes. Defender y acrecentar el capital cultural de un pueblo es preservarlo para las futuras generaciones y asignarle su merecido lugar en la historia.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.