Cris Morena: "Sigo siendo sapo de otro pozo"

Fuente: Archivo
La productora de televisión visitó Tiene la Plabra, en donde habló sobre la necesidad de reinventarse, su vida, su familia y su trayectoria
(0)
31 de diciembre de 2017  • 01:03

En el último programa del año de Tiene la Palabra, Luciana Geuna y Daniel Malnatti tuvieron una invitada muy especial: Cris Morena . En una entrevista íntima y profunda, la productora de los programas infantiles y juveniles más exitosos del país, habló sobre su vida, sus sentimientos, la familia, su relación con Florencia Bertotti y Mario Pergolini, y las cosas que la marcaron y la llevaron a ser lo que es hoy.

El motor que la incentivó a crear

Si hay algo que supo Cris Morena a lo largo de su vida y su carrera, es llegar a los niños y adolescentes de una manera que nadie podía. "Hubo un momento en el que empecé a sentir la falta de respeto que había con los niños y los jóvenes, y cuando pude hacer algo quise darles el brillo en los ojos que el resto no les daba", contó la productora. "Los chicos y los jóvenes son los que más entienden. Yo los inspiraba y los transportaba a otros mundos", agregó la creadora de éxitos como Chiquititas, Rebelde Way, Floricienta, Casi Ángeles y Aliados.

A través de sus programas de televisión, invitaba a vivir la vida soñando y jugando, sin importar las circunstancias. Esta filosofía no se queda solamente en la pantalla, sino que es algo que ella quiere aportar a la sociedad actual. "Deberíamos vivir en un kindergarten eterno, pero llegada una época nos convencen que tenemos que ponerle capas a ese niño y nos vamos olvidando que alguna vez fuimos maravillosamente felices y libres", argumentó.

Reinventarse continuamente

Su modo de vida y los mensajes que siempre intenta transmitir, muchas veces incompatibles con el sistema en el cual se maneja la sociedad, la llevaron a ser muy criticada en diferentes oportunidades. "Sigo siendo sapo de otro pozo, aunque no se si soy sapo de otro pozo o me reinvento en diferentes mundos. Yo fui a pesar de todo, yo sobreviví varias veces. Y lo digo bien, con una sonrisa, porque amo la vida".

"Yo avanzo y me comprometo con causas diferentes. En este momento siento que tengo que devolverle algo a la gente que me acompañó, a ese público que creyó en mí a lo largo de muchísimo tiempo. Por eso me metí en un proyectazo educativo, con un equipo de gente innovadora y que quiere otro mundo para el aprendizaje, para el arte", dijo sobre Otro Mundo, el proyecto educativo autodidacta en el cuál está trabajando actualmente, que busca revolucionar los métodos de aprendizaje formando artistas y creativos, que se educarán a través de la experiencia.

"Estoy convencida que el aprendizaje va a pasar por acá, ojala sea punta de lanza en esto, como fui en otros lados. Siento que es un espacio en donde los adultos y los niños aprenderán lo que tengan ganas de aprender", explicó.

La familia

Hace unas semanas, Cris compartió con sus seguidores de twitter un momento muy íntimo entre ella y su nieto mayor, Franco. En el video que subió a la red social, se podía ver al hijo de Romina Yan tocando en la guitarra el tema que compuso su abuela, Señas Tuyas. "Tengo una relación muy especial con él, desde que era muy chiquito", contó la productora después de que reprodujeran ese momento durante el programa. "Veo a Romina en mi nieto, es muy parecido físicamente y en el alma. Tiene una enorme pasión por lo que hace y es muy dedicado. Es una persona muy profunda, debería haber nacido en el siglo XVIII. Es muy adulto para hablar, usa palabras que los chicos de su edad no usan, el compone, yo compongo...", explicó.

También habló sobre los momentos que comparte consigo misma. "Cuando me voy para adentro en general estoy yo, y por ahí alguna persona que amo mucho como mi hijo o mis nietos. Pero a ellos los tengo cerca, por eso cuando estoy para adentro en general estoy más con mi hija, la siento cerca", reveló.

Creer en los milagros

"Yo creo en los milagros", dijo con total convicción. "Hace unas semanas necesitaba ir al cumpleaños de mi hijo, que vive en Miami y hacía unos meses que no lo veía. Mi mamá estaba con un ACV, y le pedí que no hiciera nada, y me esperó. Mamá falleció el día que yo volví de mi viaje", dijo emocionada. "Estaba en Ezeiza cuando me llamó la señora que la acompañaba y me dijo que estaba respirando muy mal, realmente me esperó. Fue un domingo que estuvimos todos al lado de ella, vino un sacerdote que dijo cosas muy lindas y cuando terminó de hacerle la extremaunción, dijo Amen y se fue, en ese exacto momento. Si eso no es algo especial...".

"Tengo muchísimas cosas para contarte de ese estilo, yo estoy muy atenta a las señales. Nosotros llamamos milagros a lo que nuestros sentidos no pueden percibir, pero están todo el tiempo al lado nuestro", explicó. "Un mes antes de que pase lo de Romina empecé terapia porque estaba muy deprimida, nunca antes había tenido una psicóloga. Mi vida era fantástica, tenía éxito en mis proyectos, mi familia estaba bien, estaba en pareja en ese momento y muy bien, pero yo me sentía mal. Después me di cuenta que el alma está siempre adelantada".

El miedo a la locura

"La gente cuando es demasiado brillante e inteligente tiene ciertas dosis de locura. En mi familia hubo algo de eso y yo quise romper esa historia", reveló por primera vez. "Tuve miedo a la locura hasta los 45 años, porque tuvimos una historia familiar bastante pesada con respecto a eso. Le tengo mucho amor a las personas que logran traspasar la realidad y manejarse en un lugar diferente, en donde terminan calificados como locos".

"La locura no te da libertad lamentablemente, porque cuando yo hablo de libertad hablo de tenerla con responsabilidad, de no tener dueño, de no estar esperando la mirada del otro para saber que lo que hiciste está bien. La locura es un lugar a donde se llega solo y nadie te quiere acompañar, pero en mi familia siempre fuimos muy unidos y nos acompañamos en esa temática. A los 15 años me tuve que ocuparme de cosas que una chica de esa edad no se ocupa, y eso me hizo percibir diferente".

Debido a su historia familiar y el contacto con la locura, Cris Morena explicó que no se siente cómoda cuando la tildan de loca. "La palabra loca, que te dicen cuando hacés cosas diferentes, me irrita profundamente. La locura es otra cosa, yo no estoy loca, estoy viva".

Su relación con Florencia Bertotti y Mario Pergolini

Por último, al final de la entrevista, Cris Morena se refirió a su relación con Florencia Bertotti . Cuando los conductores le preguntaron quién era Floricienta, la creadora respondió sinceramente. "Floricienta fue Florencia Bertotti", dijo. "Me inspiré en todas las mujeres que están esperando el príncipe azul, pero esta chica era muy mandada... me inspiré en mí", confesó por primera vez. Y si bien el personaje era un poco ella y un poco todas, también era Florencia. "Cuando entró a mi escritorio, sentí que estaba entrando yo. Entró con esa actitud maravillosa que tenía y terminó siendo ella".

También habló sobre el problema legal que tuvo con la actriz. "Tuvimos un problema tonto. La gente a veces se equivoca, y ella se equivocó porque no se puede hacer copia de algo que acaba de terminar, y que ella decidió ponerle fin porque quería hacer cosas nuevas. No fue bueno lo que hizo, y no nos hizo bien a ninguna", contó. "No la volví a ver después de eso, pero yo le sigo teniendo un gran afecto. Ahora estoy haciendo Floricienta animada, y me encantaría que le ponga la voz, pero lo estamos haciendo en inglés".

También habló sobre Mario Pergolini, quién durante mucho tiempo la criticó constantemente. "Con Mario somos muy amigos ahora. Hace un tiempo me confesó que tenía que agarrar un personaje diferente a él para poder sobrevivir, pero era una cosa de personaje. También me parece que yo le gustaba", dijo entre risas aclarando que hoy mantienen una gran amistad.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios