Piden que las estrellas vayan de negro a los Globo de Oro

300 figuras diseñaron un plan de lucha y concientización
(0)
2 de enero de 2018  

"Estuvimos aisladas las unas de las otras. Ahora finalmente nos estamos escuchando, viendo, y nos unimos en solidaridad con todas las mujeres que se sienten invisibles para, después de todo, hacernos escuchar". Es Reese Witherspoon quien expresa la declaración de principios de Time's Up (algo así como "Es el momento"), una iniciativa para luchar contra el acoso sexual sistemático en Hollywood y otras industrias, que se lanzó ayer y que encabezan más de 300 actrices, guionistas, directoras, productoras y ejecutivas.

Eva Longoria
Eva Longoria Fuente: LA NACION

Con solicitadas en algunos de los diarios más prominentes de los Estados Unidos, el movimiento, del que participan, además de Witherspoon, Ashley Judd, Eva Longoria, America Ferrara, Natalie Portman, Emma Stone, Kerry Washington y la productora Shonda Rhimes, entre muchas otras figuras poderosas de Hollywood, anunció su plan de lucha, que incluye un fondo de 13 millones de dólares destinado a cubrir los gastos legales de las mujeres sin posibilidades de pagar abogados que las representen en sus casos de abuso y el trabajo para lograr legislación que penalice a las empresas que toleran los acosos, así como el final de los acuerdos de confidencialidad que sirven para silenciar a las víctimas.

"Este es un momento de solidaridad, no una oportunidad para hacer un desfile", explicó Longoria a propósito de otro de los objetivos del movimiento, que implica pedirles a las invitadas a los Globo de Oro que asistan a la fiesta que se celebrará el próximo domingo vestidas de negro y que aprovechen la oportunidad de las entrevistas en la alfombra roja para hablar sobre los objetivos de la iniciativa.

"Durante años nosotras, las mujeres, nos ocupamos de promocionar las ceremonias con nuestros vestidos coloridos, nuestros hermosos rostros y nuestro glamour. Esta vez la industria no puede esperar que desfilemos y hagamos la vueltita. Este momento se trata de otra cosa", concluyó la actriz, reconocida por su activismo político y su trabajo en la serie Desperate Housewives.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?