0

Motochorros embisten a un chico de 5 años, que quedó en coma

Iban a contramano y atropellaron al menor cuando cruzaba la calle junto con su madre
0
2 de enero de 2018  

Faltaban pocas horas para el año Nuevo y el chico, de 5 años, iba a comprar un jugo enfrente de su casa, en Loma Hermosa. Desde la casa lo vigilaban. Le ganó la ansiedad y se adelantó. La calle parecía desierta. No tuvo tiempo de darse cuenta de que venía a toda velocidad una moto que ni redujo la marcha ni se desvió un centímetro de su trayectoria. Sus dos ocupantes, motochorros que acababan de intentar robarle la mochila a una mujer pocas cuadras más allá, embistieron al niño, que salió despedido casi 15 metros hasta que quedó inmóvil junto al cordón de la vereda.

Por estas horas, el chico pelea por su vida en la terapia intensiva en el Hospital de Niños de La Plata. Y la policía intenta dar con los asaltantes, que según los familiares de la víctima viven "en el barrio", en la misma localidad del partido de San Martín.

A raíz del hecho, los vecinos y familiares salieron a reclamar por justicia ya que la inseguridad es algo que sufren día a día en ese barrio del noroeste del conurbano.

Fuentes policiales dijeron que el hecho comenzó anteayer a las 16, cuando los ladrones intentaron robarle la mochila a una mujer, que se resistió y tironeó del bolso para evitar que se lo arrebataran. En ese preciso momento dos chicos hicieron explotar dos petardos. Los asaltantes, aparentemente, creyeron que las detonaciones eran producto de disparos de arma de fuego. Así que aceleraron.

Sólo unos segundos después, en Los Jazmines al 6100, se les cruzó en su camino desenfrenado el niño. Ni siquiera atinaron a frenar después de hacerlo volar por el aire y dejarlo tirado en la calle, exánime. Según la policía, los ladrones tendrían entre 14 y 16 años y serían del mismo barrio. Tras arrollar al menor, continuaron la marcha y doblaron en la esquina de esa cuadra, en la calle Entre Ríos, por la cual escaparon.

Mientras, el niño quedó tendido en la calle, con evidentes lesiones en el brazo derecho y, sobre todo, en la cabeza. La dramática escena de su arrollamiento fue registrada por una cámara de seguridad privada en la misma cuadra.

El padre del menor, que trabaja como remisero y estaba en ese momento en su casa, lo alzó del suelo y lo trasladó de urgencia en su auto al Hospital Bocalandro, de San Martín. Allí fue estabilizado y trasladado de inmediato al Hospital de Niños de La Plata, ya que su tratamiento requería de un centro asistencial de mayor complejidad.

Sebastián, el padre del chico atropellado, afirmó que la policía "ya los tiene identificados" a los motochorros, que "son del barrio" y que "ya tienen registrada la casa en donde viven".

"Estaba dentro de mi casa comiendo, sentado con nosotros, me pidió para comprar un jugo, le di y salió. Y cuando yo estaba saliendo detrás de él vi a otro nene más chiquito que estaba corriendo y a otro tirado", dijo el padre a la prensa. Y agregó: "Lo subí al auto y lo llevé al hospital Bocalandro, donde le dieron las primeras atenciones, y después lo trasladaron al hospital pediátrico de La Plata".

El hombre afirmó que su hijo nunca perdió la consciencia y que lo escuchaba cuando le hablaba. Explicó que lo habían operaron de la clavícula y del brazo y dijo que confiaba en que su hijo "va a salir adelante".

Sostuvo que "a los 10 o 20 minutos" de estar en el hospital le habían acercado las imágenes de las cámaras de seguridad y "ya sabía todo". También apuntó que "no hizo falta que averiguara nada" porque rápidamente allegados suyos le dijeron quienes eran los motochorros. "Son conocidos del barrio que están todo el día molestando a la gente", precisó.

Su hijo permanecía anoche internado en coma farmacológico. Además de la fractura en el codo derecho, el parte médico centraba la mayor preocupación en un traumatismo encefalocraneano provocado por la embestida, lo que configuraba un "cuadro crítico".

Testigos consternados

"El chico iba a salir con la madre, pero se apresuró a cruzar la calle porque iban a comprar enfrente, en el quiosco", contó a la prensa Hilda, una vecina que vive en la cuadra y salió a la vereda apenas escuchó el ruido del accidente.

El abuelo del chico dijo al canal de noticias TN que cuando vio a su nieto pensó "que estaba muerto".

Otra vecina, conmocionada, agregó: "Fue tremendo. Escuché el impacto y salí". Agregó que el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, se acercó a los familiares para ponerse a su disposición.

El episodio, cuyas imágenes se viralizaron en las redes sociales, generó gran conmoción entre los vecinos, que ayer exigían justicia y la detención de los delincuentes, que aún permanecían prófugos.

La investigación quedó a cargo del fiscal Enrique Velazco Cerviño, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 6 de San Martín, que ya ordenó las diligencias correspondientes para identificar a los "motochorros" que, por las imágenes y algunos testigos, serían dos menores. Provisionalmente la causa fue caratulada como "lesiones culposas agravadas por la fuga", según explicaron fuentes de la pesquisa.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.