Vinos: cinco blancos que deberías probar

5 etiquetas que elevan la vara de los vinos blancos nacionales
5 etiquetas que elevan la vara de los vinos blancos nacionales Fuente: Archivo
Los blancos argentinos empezaron a transitar un camino de ascenso. Hoy se imponen la frescura y la acidez, con menos madera. Te recomendamos cinco etiquetas.
Verónica Gurisatti
(0)
3 de enero de 2018  • 00:00

Es indudable la revalorización que viven los blancos argentinos, tanto por parte de las bodegas como de los consumidores. La clave está en el trabajo de enólogos y agrónomos que, a fuerza de experimentación y con la posibilidad real que brinda cada terruño, vienen elaborando vinos más pulidos y de diferentes estilos.

Hubo un tiempo en que los blancos de barrica eran los más buscados por su estructura y complejidad, pero en los últimos años fueron ganando espacio vinos más jóvenes y ligeros, con tensión y acidez marcada, cambio impulsado por Inglaterra y Nueva Zelanda. Podrán gustar más unos que otros, pero la cantidad de etiquetas muestra que además de muy buenos Chardonnay, otras cepas como el Pinot Grigio, el Chenín y el Sauvignon Blanc dan vinos innovadores y refrescantes con la singularidad de cada región y el carácter único que le imprime cada productor. Aquí, cinco marcas que se suman al mercado nacional.

Andeluna 1300 Sauvignon Blanc 2017

Bodega Andeluna, Mendoza, $245

Andeluna 1300
Andeluna 1300 Fuente: Archivo

Sauvignon Blanc de estilo Nuevo Mundo, con toques cítricos y minerales en su aroma que lo hacen aún más agradable de beber. Elaborado con uvas de Gualtallary (Valle de Uco), es bebible, fluido, y teniendo carácter y fuerza, sorprende por su acidez, que aporta agilidad y se combina con una textura untuosa que persiste y llena la boca. Al probarlo, todo es orden, equilibrio, frescura y madurez justa. Tiene etiqueta renovada y tapa a rosca. Es ideal para beber en cualquier momento del día y acompañar casi todas las comidas.

Ji Ji Ji Chenín Blanc 2017

Bodega Gen del Alma, Mendoza, $325

Ji ji ji Chenin Blanc
Ji ji ji Chenin Blanc Fuente: Archivo

Los enólogos Gerardo Michelini y Andrea Mufatto elaboran con uvas Chenín de Gualtallary (Valle de Uco) este vino muy rico y vibrante donde se siente claramente la frescura de la fruta. Es moderno, sin filtrar, de aromas intensos (herbales y frutales) que le dan complejidad, cuerpo suave, sin nada de madera, amable al paladar, de excelente acidez y largo final. En definitiva, un blanco fino y consistente que se luce con las comidas y se disfruta mucho más con ceviches, tiraditos de pescado, anticuchos y carpaccios.

Finca La Celia Pinot Grigio 2016

Bodega Finca La Celia, Mendoza, $186

Finca La Celia Pinot Grigio
Finca La Celia Pinot Grigio Fuente: Archivo

De concepción moderna, elaborado con 90% de Pinot Grigio y 10% de Sauvignon Blanc del Valle de Uco, es un blanco simple y ordenado que agrada al instante por sus aromas frutados y minerales y por su cuerpo ligero, fresco y equilibrado. Su paso por el paladar es suave, tiene sabores cítricos que perduran por mucho tiempo y, lo más importante, es rico y un perfecto compañero de quesos tiernos, frutos de mar, mariscos a la plancha y cocina mexicana. Para descubrir y disfrutar por su excelente relación precio-calidad.

Altosur Chardonnay 2017

Bodega Finca Sophenia, Mendoza, $200

Altosur Chardonnay 2017
Altosur Chardonnay 2017 Fuente: Archivo

Este Chardonnay se destaca por la buena presencia de fruta, volumen y redondez en boca, pero a su vez es directo y fiel a los cánones de frescura y fluidez. Elaborado con uvas de muy buena calidad de Gualtallary (Valle de Uco), es un vino vivaz con la voluptuosidad de los vinificados en roble, pero sin contacto con la madera. Tiene aromas intensos y nítidos sabores, larga persistencia, acidez y estructura como para comer platos con cuerpo, y es tan versátil que acompaña desde carnes blancas grilladas hasta risottos y pastas.

RECOMENDADO CLUB BON VIVIR

Wapisa Sauvignon Blanc 2017

Bodega Tapiz, Río Negro, $255

Wapisa Sauvignon Blanc 2017
Wapisa Sauvignon Blanc 2017 Fuente: Archivo

Una novedad que se inclina hacia el lado de la frescura y la frutosidad. Fiel al perfil de la bodega, es un blanco con definición varietal y una destacada pureza que lo hace sobrio y muy rico. Elaborado con uvas de San Javier (Río Negro), una zona muy cercana al océano Atlántico a 100 metros sobre el nivel del mar, seduce por sus aromas limpios y punzantes y sobresale por su singularidad. En boca es redondo, armónico, de excelente acidez y cierta austeridad que tan bien le queda. Se puede adquirir en BONVIVIR.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?