Natalie Pérez: “Con la música busco libertad”

Vestido de paillettes (Kosiuko, $6800), pulsera de cuero con aplique metalizado (C’est Fini, $350)
Vestido de paillettes (Kosiuko, $6800), pulsera de cuero con aplique metalizado (C’est Fini, $350) Crédito: Guido Adler. Producción de María Salinas
No planifica tanto para este año sino que va guiándose según lo que le dicta el corazón y creando su propia fórmula de felicidad.
María Eugenia Castagnino
Carmen Güiraldes
(0)
3 de enero de 2018  • 12:55

Llega al bar puntual, pero agitada. No parece que detrás de los anteojos oscuros de esa chica con calzas, musculosa y pelo atado está esa chica cercana que vimos mil veces en distintos roles de tiras y telenovelas. Natalie Pérez es una de esas mujeres frescas que le ponen el cuerpo a la actuación porque aman lo que hacen. Cuando era todavía una nena, debutó en Chiquititas; y cerró 2017 con un protagónico en Las Estrellas, la serie del prime time de Pol-ka. En el medio hubo otros roles, y la vida, que elige pasar con su novio, sus perros, su familia, y que encara con ese aire propio de chica de barrio que la vuelve cercana, cómplice, casi amiga. Pide un café, respira, y nos entregamos a la verborragia.

No parás en todo el día, ¿no?

Está todo programado. Sigo mi agenda, ¡de papel! Todavía no me puedo acostumbrar a la tecnología. Confío más en lo analógico.

Qué ritmo, este año...

Uf, súper intenso. Mucho más de lo que pensaba.

¿Cómo manejás la energía para que no se te drene o se te acabe?

En un momento del año me sentí muy cansada y empecé a tomar vitaminas, pero después me di cuenta de que yo no estoy para eso. Porque me pasa un poco que, por más que esté cansada, esta profesión que elijo todos los días es mi pasión, es el mismo motor que me hace estar siempre arriba y contenta con lo que estoy haciendo. Después llego a casa y soy un trapo de piso, pero bueno...

Crédito: Guido Adler. Producción de María Salinas

Si no fueras actriz, ¿qué serías?

Me gustaría tener un restaurante en algún momento de mi vida, donde se coma lo que yo cocine y que abra cuando yo quiera, jajaja.

¿Y qué te gusta cocinar?

De todo. Me encanta cocinar con nada, improvisar. Creo que mi vida se trata un poco de eso, es el arte de improvisar.

¿Y qué te copa de la improvisación? ¿El riesgo?

Sí, el riesgo y lo que tiene de genuino. Creo que se improvisa sin pensar, no se planea, es lo que sale.

Es lo que sale, pero también hay una progresión, una búsqueda.

Sí, puede ser, pero en mi carrera no hubo un plan previo. Fui decidiendo en cada oportunidad, con cada propuesta, hacia dónde quería ir. “No, a esto le voy a decir que no porque no es lo que quiero para mi carrera, entonces voy a hacer esto otro”. Y así. Nunca pensé que iba a protagonizar una novela con Celeste Cid, Marcela Kloosterboer...

Sin embargo, ya estabas para el protagónico en el prime time...

Sí, pero, de alguna forma, era un sueño. En fin, una estupidez, pero cuando fui a lo de Tinelli o cuando me cruzo a Adrián Suar en un pasillo o cuando hago la tapa de una revista con Susana Giménez... Son todas cosas que hoy pienso que, si miro hacia atrás, es obvio que, inconscientemente, yo busqué esto, que trabajé para esto.

Blazer de lentejuelas (Kosiuko, $5200)
Blazer de lentejuelas (Kosiuko, $5200) Crédito: Guido Adler. Producción de María Salinas

Es lo que dice la frase: “A los sueños hay que trabajarlos un poco ”.

Sí, o mandarles tu energía. No sé cómo se trabaja un sueño, simplemente una va viviendo para ese lado, guiándolos. La gente me dice mucho: “Ya llegaste”, y yo pienso: “¿A dónde llegué?”. Esta no es mi llegada. Queda tanto camino por recorrer, hay tantas posibilidades en juego que no sé cuándo se llega o a dónde.

Pero ¿qué te gustaría que pase en el futuro?

Lo que más me divierte y lo que me impulsa a seguir tomando esta decisión de ser una artista, y tratar de ser lo más completa posible, es poder jugar a todo lo que quiera y a todo lo que me propongan. Ahora estoy en un proyecto musical como solista que sueño desde hace diez años, o más, toda la vida. Vamos a sacar un single ahora, este mes.

¿Cómo se llama el tema?

“Algo tiene”.

¿Y de qué va la letra?

Es la historia de un amor no correspondido. Es una cumbia colombiana con tintes latinoamericanos, medio antigua... Nos pareció que era una linda canción para sacar en el verano.

Ah, cumbia, bien arriba...

Es para bailar. No es taaan arriba, es normal. Es linda. Pero también tenemos chacareras, baladas, carnavalito, cumbia centroamericana... La idea es transmitirle alegría a la gente.

Vestido de paillettes (Kosiuko, $6800), pulsera de cuero con aplique metalizado (C’est Fini, $350)
Vestido de paillettes (Kosiuko, $6800), pulsera de cuero con aplique metalizado (C’est Fini, $350) Crédito: Guido Adler. Producción de María Salinas

¿Te da vértigo la recepción del tema, o no te importa tanto?

No, claro, un poco la crítica siempre te afecta, la buena y la mala. Pero la verdad es que no se puede complacer a todo el mundo: a algunos les gustará, a otros no. Me parece que eso es lo más importante: que tengo el deseo de hacerlo, las ganas, la juventud y la fuerza. Y hoy me siento segura para subirme arriba de un escenario y poder contarle a la gente qué es lo que me pasa, transmitírselo y contagiarle mi estado.

¿Y qué te gusta de cantar? ¿Lo asociás con que el otro te mire?

Es re loco lo que me pasa, porque si no estoy en el ámbito donde trabajo, no sé si me gusta tanto que me miren, me pongo un poco nerviosa. Adelante de cinco personas no me animo a cantar, pero adelante de 60.000 sí. No sé, cuando actúo o canto me siento libre, me siento protegida y no me acuerdo de nada más. Todo el mundo se detiene en ese instante.

¿Cómo te llevás con vos misma?

Me divierto mucho conmigo. Pero tengo 31 años y todavía no sé si me conozco del todo.

¿Qué fue lo último que conociste de vos?

Que siempre voy para adelante, que soy fiel a mis sentimientos, a mi instinto. Y ahí voy, descubriéndome. Siento que es un trabajo.

¿Te explorás con ayuda de terapia, astrología, meditación?

Me hice la carta astral, y hay cosas que me sirvieron, hay otras que no las quiero aceptar y que las tengo anuladas aunque siempre están presentes. Una piensa que no, que se van, pero te quedan por ahí circulando.

¿Cómo te llevás con la fama? ¿Te pesa?

Un poco sí. ¡Me esperan a la salida de Pol-ka con regalos! Es hermoso el cariño de la gente. Pero también es muy loco. Solo va a entender la fama quien la viva. El que quiere ser famoso no sabe lo que está deseando.

Porque tiene costos...

Sí, muchos, todos los costos. Pero después llego a mi casa y me olvido de que soy famosa. Voy a comprar a la verdulería hecha una crota con mi perro y la gente me mira y... esa también soy yo.

Vos transmitís esa cosa de intimidad, de chica de barrio. No estás todo el tiempo montada...

Y, no, y por eso también viene la música. Con la música busco libertad, busco mostrarle a la gente quién soy y no a quién interpreto. Siento que nunca me van a ver tan real como cantando en el escenario, contándoles mis penas, mis alegrías, mis fracasos. Cantándoles desde quien soy.

¿Qué es lo más lindo de trabajar entre mujeres? Porque existe el mito de que las mujeres somos medio bichas laburando juntas.

Me parece que eso aplica tanto para mujeres como para hombres, somos tan complicados cada uno en su género... Me pasó de trabajar con mujeres entre las que veía pica, pero también me pasó como este año, que todo fluye naturalmente como si fuéramos compañeras del colegio.

Naciste y te criaste en Villa Urquiza, y no te fuiste del barrio.

No, me encanta. Tengo una familia medio clan. Nos juntamos todos los domingos.

Y estás en pareja. ¿Cómo se integra él a tu familia?

Él también es de Villa Urquiza, también tiene una familia clan.

Villurca lovers…

Fuimos juntos al colegio, lo conozco desde que tengo tres años. Mi hermana fue con su hermano y mi hermano más chico fue con el hermano más chico de él. Primero fuimos compañeros, amigos durante muchos años y, un día, novios.

¿Quién avanzó?

Él. Para mí, él era mi amigo.

¿Y de repente lo empezaste a ver con otros ojos?

Sí. Y fue re loco. De hecho, ahora le pregunto todo el tiempo: “¿Y nosotros cuándo fuimos amigos?”. No lo puedo entender. No me acuerdo.

A mí me pasó lo mismo: es como que el amor supera a la amistad.

Es muy fácil enamorarse de un amigo. Es una progresión genial. Y no porque salga con un amigo considero que la amistad entre el hombre y la mujer no existe. Para nada. El amor es otra cosa.

¿Cómo se llama este muchacho y hace cuánto que están juntos?

Ramiro, y salimos hace cuatro años ya.

¿Cómo le pega el hecho de que seas famosa? ¿Es celoso?

Él me vio crecer en mi profesión. Yo iba al colegio con él y sabe que faltaba a la clase de gimnasia porque me iba a grabar; él vio todo mi crecimiento como artista. Está tranquilo. Yo, en cambio, no podría salir con un actor. Me muero si veo que alguien se está besando con mi novio. Por eso siempre le digo que le agradezco y que lo admiro.

¿Tenés un proyecto familiar? ¿Te gustaría ser madre?

Re, pero soy madre de todos todo el tiempo. Si estuviéramos en casa ahora, ya les habría ofrecido mil veces algo para comer, como hace mi mamá. Mis amigos me dicen que soy la madre del grupo. Tengo ese instinto. Me encanta.

Campera de jean (Bolivia, $2990), vestido plisado (Complot, $1190), sandalias con tachas (Hush Puppies, $2600).Campera de cuero (Las Pepas, $8990), body con volado (Complot, $790), Pollera metalizada (Comité Apparel, $4200)
Campera de jean (Bolivia, $2990), vestido plisado (Complot, $1190), sandalias con tachas (Hush Puppies, $2600).Campera de cuero (Las Pepas, $8990), body con volado (Complot, $790), Pollera metalizada (Comité Apparel, $4200) Crédito: Guido Adler. Producción de María Salinas

¿Con qué sos brava o intolerante?

Con todo. Tengo la mecha re corta.

¿Le das bola a tu cuerpo? Ahora sos parte del Team Reebok...

No soy obsesiva del cuerpo, ni con la dieta ni con el deporte. A mitad del año pasado arranqué yoga los sábados a las nueve de la mañana, viene mi profesora a casa y me toca el timbre. Está buenísimo para la cabeza, para el cuerpo, para liberar, para transpirar, para sacar todo afuera.

¿Tenés algún plan para este año que empieza? ¿Alguna propuesta?

Hay varias propuestas: una peli, una serie, la música... También quiero parar un poco para encarar 2018 más descansada. Tuve un montón de propuestas para hacer teatro en verano, pero preferí bajar, entender, analizar el panorama y después actuar. Como soy muy impulsiva en general, le digo que sí a todo y recién después caigo. De verdad que últimamente no tuve mucho tiempo de ver a la familia, de curtir mi casa nueva. Cuando termine de grabar, voy a tomarme unos días de vacaciones en casa, y después veré si puedo viajar un poco. Es necesario el ocio para la creatividad. Si no, se muere todo.

Y en esos momentos de soledad y de ocio, ¿qué te gusta hacer?

Ordenar y limpiar mi casa. Ir al parque a tomar mate con amigas, salir con mi perro a pasear, escuchar música.

¿A quién consultás a la hora de tomar decisiones?

Primero pienso conmigo. ¿Viste cuando te sincerás con vos misma en la ducha? Bueno, ahí ya me hago una idea de lo que me gustaría. Y después, le pido consejos a mi amiga Den, que es una amiga con la que trabajo, y a mi familia, claramente, que me da otro punto de vista.

¿Cuáles son las cosas que sabés que no harías en tu carrera?

Siempre dije que no haría una escena de sexo explícito o un desnudo total, no me veo ahí.

¿Y el día que te propongan un peliculón?

Bueno, pero ahí algo se puede negociar...

El otro día leí en tu Instagram algo que me gustó: “El amor es libertad”. ¿Cómo lo ponés en práctica?

La verdad es que no sé. Mi novio tiene un trabajo en otro país y se pasa seis meses allá. Yo tengo un trabajo en el que me tengo que besar con otros hombres. Pero bueno, es cerrar los ojos y confiar. El amor es libertad en todo sentido, es como un padre que no quiere soltar a su hijo pero que sabe que en algún momento va a suceder... Porque no tenemos el control de nada en esta vida, esa es la realidad. Y si esta persona con la que yo decido ser libre es libre y se quiere ir a otro lado, bueno, voy a llorar como cualquiera cuando tiene una ruptura amorosa, pero tal vez no era para mí o yo no era para él o no éramos ninguno para ninguno...

¿Qué agradecés hoy por todos los logros de 2017?

Primero a mí, por haberme despertado todas las mañanas a las 6:30 y haber trabajado tan duro. Después, a nivel laboral, obviamente a Pol-ka y a Adrián Suar por haberme dado la oportunidad y haber confiado en mí como artista. A nivel personal, siempre le agradezco a mi familia, por acompañarme y bancarme en todo. Y lo más importante: gracias por tener salud y por estar viva. •

¿Qué respuesta te dejó pensando? ¿Qué valoraste de esta charla? También leé: Despertá tu intuición con los Animales de poder OHLALA! y El boxeo es cosa de chicas

Acá te dejamos el video de su nuevo tema "Algo tiene"

Peinó Christian Di Petta para Vardo Management. Maquilló Justina Dubarry para Frumboli Estudio con productos Lancôme.

Agradecemos a Jazmín García Simón, Trendo y Möoi By Jessica Lekerman por su colaboración en esta nota.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.