Suscriptor digital

"Los Juegos de la paz": cómo Kim Jong-un busca acercar a Corea del Norte con el Sur para participar en Pyeongchang 2018

Kim Jong
Kim Jong Fuente: Reuters
El mandatario norcoreano instó a una mejora de las relaciones y sugirió que su país podría participar en los Juegos Olímpicos de invierno
(0)
2 de enero de 2018  • 14:53

SEUL (AFP).- Corea del Sur propuso este martes mantener conversaciones de alto nivel con Corea del Norte el 9 de enero, tras la mano tendida por Kim Jong-Un , quien instó a una mejora de las relaciones y sugirió que su país podría participar en los Juegos Olímpicos de invierno de Pyeongchang. El dirigente norcoreano utilizó su discurso de Año Nuevo a la nación para reiterar que su país era un Estado nuclear de pleno derecho, advirtiendo que tenía siempre a mano el "botón nuclear". Pero paralelamente hizo un gesto de apertura en dirección al Sur al mencionar que su país podría participar en los Juegos Olímpicos de invierno que se celebrarán en febrero en Corea del Sur.

El líder norcoreano Kim Jong-Un abrió la puerta a que Pyongyang esté representado en Pyeongchang."

El ministro de la Unificación surcoreano, Cho Myoung-Gyon, explicó en una rueda de prensa que Seúl "reiteraba su voluntad de organizar conversaciones con el Norte en cualquier momento, en cualquier lugar y bajo cualquier forma". "Esperamos que el Sur y el Norte puedan sentarse frente a frente para abordar la participación de Corea del Norte en los Juegos de Pyeongchang, así como otros temas de interés mutuo para mejorar las relaciones intercoreanas", agregó.

Desde el final de la Guerra de Corea (1950-53), los dos Estados rivales están separados por una de las fronteras más fuertemente armadas del mundo. Las últimas conversaciones bilaterales se remontan a 2015. El presidente surcoreano Moon Jae-In, partidario del diálogo, acogió con satisfacción las declaraciones de su homólogo norcoreano como una oportunidad para reactivar las conversaciones. Subrayó, sin embargo, que la mejoría de las relaciones bilaterales debía ir acompañada de medidas con vistas a una desnuclearización.

Hace unos meses el presidente surcoreano había propuesto dialogar a través de la Cruz Roja y el Ejército, pero Pyongyang hizo oídos sordos.

'Oportunidad revolucionaria'

La actitud de Corea del Norte preocupa a la comunidad internacional por sus lanzamientos de misiles y sus pruebas nucleares. La sexta y última fue llevada a cabo en septiembre, la más potente hasta ahora. Pyongyang asegura que necesita armas nucleares para protegerse de la hostilidad de Estados Unidos, en un contexto de insultos y amenazas mutuas entre Kim y el presidente norteamericano Donald Trump.

Corea del Norte quiere poner a punto una ojiva nuclear capaz de alcanzar el territorio continental estadounidense. Por ello ha recibido numerosas sanciones de la ONU pero que hasta ahora no han frenado sus ambiciones. Esas sanciones, afirmó este martes el presidente Donald Trump, están empezando a tener "gran impacto". "Los soldados huyen peligrosamente hacia Corea del Sur. El 'Hombre Cohete' (el líder norcoreano Kim Jong un) ahora quiere hablar con Corea del Sur, por primera vez. Puede ser una buena noticia, o tal vez no. ¡Ya veremos!", señaló el mandatario en Twitter.

Las declaraciones de Kim son el primer indicio de su voluntad de participar en los Juegos Olímpicos de invierno, que se celebrarán del 9 al 25 de febrero. Según el presidente surcoreano es "una respuesta positiva a nuestra propuesta para que los Juegos Olímpicos de Pyeongchang sean una oportunidad revolucionaria para la paz".

Las principales pruebas de la competición deportiva se celebrarán a sólo 80 kilómetros de la zona fronteriza entre las dos Coreas. Pero en los últimos meses, las crecientes tensiones en la península coreana han empañado la cita olímpica.

¿Qué delegación puede presentar Corea del Norte en los Juegos de Pyeongchang?

En un momento en el que Corea del Norte y Corea del Sur parecen realizar gestos de acercamiento, la pareja de patinadores norcoreanos Ryom Tae-Ok y Kim Ju-Sik podrían verse acompañados por otros deportistas del Norte en los Juegos Olímpicos de invierno.

Fue el pasado 29 de septiembre cuando Ryom, de 18 años, y Kim, de 25, se ganaron el derecho a disfrutar del sueño olímpico. En Oberstdorf (Alemania) terminaron sextos en la prueba clasificatoria, patinando con la música de "Je ne suis qu'une chanson", interpretada por la cantante canadiense Ginette Reno. Su participación en los Juegos de Pyeongchang se mantiene desde entonces en el aire.

El Comité Olímpico Norcoreano dejó pasar la fecha límite del 30 de octubre para confirmar su participación ante la Federación Internacional de Patinaje (ISU), pero esos deportistas podrían participar mediante la invitación del Comité Olímpico Internacional (COI). La invitación del COI podría extenderse a otras disciplinas e incluir a deportistas norcoreanos que no hayan logrado clasificarse.

"El COI dice que el Norte sería capaz de tomar parte en todas las disciplinas", explica a la AFP Lee Hee-Beom, patrón de los Juegos de Pyeongchang. "Pero Corea del Norte enviaría deportistas en patinaje artístico, patinaje de velocidad, esquí de fondo y hockey sobre hielo femenino", avanzó. - Una puerta abierta -

El lunes, el líder norcoreano Kim Jong-Un abrió la puerta a que Pyongyang esté representado en Pyeongchang.

Las relaciones deportivas entre los dos países viven momentos de mayor o menor tensión. El Norte boicoteó los Juegos Olímpicos de verano de Seúl 1988 y rechazó participar en las eliminatorias para el Mundial 2002 de fútbol, que Corea del Sur co-organizó junto a Japón.

Desde Seúl 1988, Corea del Norte -que no es un país especialmente interesado en los deportes de invierno- ha enviado en cinco ocasiones, de las ocho últimas ediciones, representantes a los Juegos de invierno. Únicamente en las ediciones de Sochi 2014, Salt Lake City 2002 y Lillehammer 1994 no hubo bandera norcoreana en la Villa Olímpica de los Juegos.

Tanto Seúl como el COI desean que el Norte participe en estos "Juegos Olímpicos de la Paz". Pero la presencia de Pyongyang en eventos deportivos depende mucho de la evolución de la situación política y militar en la península. La tensión en Corea es especialmente alta en los últimos meses, con la continuación de los programas nuclear y balístico del Norte y los intercambios de amenazas entre Kim Jong-Un y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?