La nueva era de Marcelo Gallardo en River: mayor liderazgo, un contrato hasta 2021 y cambios profundos

El DT de River disfrutó de unas vacaciones en las que alternó tiempo con su familia, llamadas telefónicas con D'Onofrio y la lectura de "Legado", un libro inspirado en los All Blacks
Gustavo Yarroch
(0)
3 de enero de 2018  

Marcelo Gallardo y Rodolfo D''Onofrio
Marcelo Gallardo y Rodolfo D''Onofrio

Durante sus vacaciones en Punta del Este, Marcelo Gallardo leyó "Legado", un libro escrito por James Kerr con quince lecciones sobre liderazgo inspiradas en el trabajo de los All Blacks, el equipo de rugby más exitoso del mundo y uno de los más poderosos en la historia de todos los deportes. El Muñeco, quien ya se ganó un lugar entre los técnicos más exitosos de la historia de River , alternó sus momentos de ocio con llamados a Rodolfo D'Onofrio y a Enzo Francescoli por esos refuerzos que por ahora se demoran en llegar; a Hernán Díaz, quien se sumará a su staff técnico como una suerte de nexo entre el fútbol profesional y las divisiones inferiores; y a Mariano Barnao, el gerente de fútbol, por cuestiones relacionadas con la pretemporada en Miami, hacia donde el plantel viajará el viernes.

Como muchos profesionales de distintos rubros, Gallardo no logra relajarse del todo ni siquiera en su período de descanso. Con la lectura de "Legado" buscó herramientas para ser un entrenador todavía mejor. El desafío que le espera es mayor al de siempre y la duración de su contrato con el club será más largo que lo habitual en el fútbol argentino, acostumbrado a vínculos de uno o dos años con los entrenadores: mañana firmará un contrato por cuatro años, hasta la finalización del segundo mandato de Rodolfo D'Onofrio como presidente de River.

En el fútbol argentino, el único contrato más largo que el que firmará Gallardo es el de Jorge Sampaoli, el técnico de la Selección, quien en 2017 arregló con la AFA hasta el Mundial de Qatar 2022.

Que el desafío sea mayor al habitual para Gallardo no tiene que ver solo con las competencias que afrontará River en 2018, un año en el que tendrá como objetivo prioritario a la Copa Libertadores, luego a la Supercopa Argentina del 14 de marzo ante Boca (probablemente en Córdoba) y también la Superliga. Será mayor porque Gallardo acordó con D'Onofrio inmiscuirse mucho más en el trabajo de las divisiones inferiores, uno de los puntos débiles de River en los últimos años. En el partido ante Gimnasia y Esgrima del último 3 de diciembre, en La Plata, no hubo ningún jugador surgido de la cantera del club entre los titulares, algo que no ocurría desde el 2 de junio de 1989, en un partido ante Argentinos Juniors por la Liguilla Pre-Libertadores. Nada menos que 10.382 días. Y eso marca una pauta del déficit que sufre el club para sacar pibes de primer nivel de las inferiores, especialmente de mitad de cancha hacia adelante.

En el partido ante Gimnasia y Esgrima del último 3 de diciembre, en La Plata, no hubo ningún jugador surgido de la cantera del club entre los titulares, algo que no ocurría desde el 2 de junio de 1989

Para tratar de potenciar el trabajo de los pibes, Gallardo logró sumar a Hernán Díaz como una suerte de nexo entre el fútbol profesional y las inferiores. Y habrá una reestructuración en las distintas categorías juveniles, a las que se sumarán Guillermo Rivarola y Gabriel Perrone, dos ex jugadores del club. Rivarola, quien estuvo cerca de Francescoli en la secretaría técnica, dirigirá a la Sexta División, Perrone estará a cargo de la Séptima, y las demás categorías tendrán a estos técnicos: Cuarta, José Luis Vidal; Quinta, Juan José Borrelli; Octava, Jorge Gordillo; y Novena, Javier Alonso. Alejandro Montenegro, aquel lateral izquierdo campeón local, de América y del mundo con River en 1986, será el encargado de la captación de jugadores, luego de dirigir a la Séptima el año pasado.

Marcelo Gallardo
Marcelo Gallardo

A pedido de Gallardo, ninguna categoría de las inferiores ni juvenil se entrenará en las canchas auxiliares del Monumental, como ocurrió hasta 2017. "Gallardo quiere que todos los chicos del club se acostumbren a jugar en canchas de pasto y no en sintético, como tienen las auxiliares del Monumental", dijo a LA NACION una persona de mucha confianza del Muñeco. Por ello, la Cuarta, la Quinta y la Sexta se entrenarán en Ezeiza, a metros de las canchas donde practican la Primera y la Reserva que conduce Facundo Villalba, y la Séptima, la Octava y la Novena lo harán en Hurlingham.

Gallardo ya ganó siete títulos desde que llegó a River en junio de 2014 para reemplazar a Ramón Díaz: cinco internacionales (la Copa Sudamericana 2014, las Recopas 2015 y 2016, la Libertadores 2015 y la Suruga Bank 2015) y dos nacionales (las Copas Argentina 2016 y 2017). Ovacionado como ningún jugador por los hinchas los días de partido en el Monumental, ya forma parte de las discusiones sobre quién es el mejor técnico de la historia de River, una carrera en la que también suelen aparecer Héctor Veira (el único que ganó la Intercontinental), Ramón Díaz (obtuvo siete campeonatos locales, la Libertadores 1996 y la Supercopa 1997), Angel Labruna ( dio seis vueltas olímpicas a nivel local) y José María Minella.

Precisamente Minella es quien hasta hoy dirigió a River durante mayor cantidad de tiempo de manera ininterrumpida: trece años entre 1947 y 1959. En ese lapso ganó seis campeonatos de Primera División: 1947, 1952, 1953, 1955, 1956 y 1957. Si cumple el contrato que firmará mañana, Gallardo llegará a los siete años y medio como técnico de River y quedará segundo en ese ranking de larga duración en el banco de suplentes del club.

Marcelo Gallardo con el cuerpo tecnico
Marcelo Gallardo con el cuerpo tecnico

Cómo continúa el mercado de pases

Mientras aguarda que se concreten las llegadas de Franco Armani, Lucas Pratto, Silvio Romero y Lucas Zelarayan, Gallardo le presentará mañana al plantel, cuando se reencuentren en Ezeiza a las 8 para iniciar la pretemporada, al nuevo preparador físico que decidió sumar a su staff: Marcelo Tulbovich, con quien trabajó en 2011 en Nacional de Montevideo, en el arranque de su etapa como entrenador. Tulbovich trabajará junto a Pablo Dolce, quien acompaña a Gallardo desde que desembarcaron en River a mediados de 2014.

En cuanto a los refuerzos, la llegada de Damián Musto (Xolos de Tijuana) se cayó a raíz del extraño (en River llama mucho la atención que no se haya conocido antes) caso de doping de su paso por Rosario Central (ocurrido hace más de seis meses), que trascendió en las últimas horas, y Armani es quien hoy está más cerca de todos para sumarse. Los dirigentes tienen optimismo en que Pratto, Zelarayan y Romero puedan jugar en River, pero en el cuerpo técnico no están tan seguros de que alguno de ellos viaje el viernes a Miami para estar en el arranque de la parte más exigente de la pretemporada.

En Estados Unidos, River jugará un solo amistoso a puertas abiertas: el domingo 14, a las 13.30 de Miami (15.30 de Buenos Aires), ante Independiente Santa Fe, en el CBR Stadium de Lauderhill, alrededor de una hora al norte de Miami. El 18 regresarán a Buenos Aires y el 20 viajarán a Mar del Plata para jugar el Superclásico amistoso frente a Boca, el domingo 21.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?