Tinto para el calor

Joaquín Hidalgo
(0)
7 de enero de 2018  

Una nueva avanzada de tintos delgados, casi rosados subidos de tono, llegó a la góndola en los últimos años. ¿El objetivo? Acompañar la afición de beber tintos cuando aprieta el calor.

Los así llamados tintos de verano -no confundir con los españoles servidos con gaseosas, limón y hielo- están elaborados a contar de unas técnicas y uvas distintas a fin de poder beberse fríos. El mejor ejemplo de esta movida es Santa Julia Tintillo (2017, $ 198), un blend de malbec y bonarda que echa mano de la maceración carbónica para dar vida a un tinto sin taninos pero con alta expresión aromática, que es la razón de ser para esta técnica. Como él, también hay que observar el ejemplo de DV Clarete Malbec (2015, $ 535) que, sin ir tan al hueso del verano, propone ligereza para un tinto clásico, al ofrecer un tinto ligero. O bien Ji ji ji (2017, $ 325), una cruza de malbec con pinot noir que logra tensión de paladar.

Pero si de buscar frescura y sabores frutales se trata, en la góndola actual hay buenas opciones de la mano de una variedad en ascenso: garnacha. Oriunda del mediterráneo francés donde se la conoce como grenache aunque cultivada en toda España como garnacha, es una uva adaptada al calor que conserva intacta la frescura y aporta poco tanino. Hoy comienza a esbozar un pequeño fenómeno en nuestro país, con ejemplares como Estancia Los Cardones Tigerstone (2015, $ 450), Ver Sacrum (2014, $ 420), Desquiciado (2017, $ 250) y Pala Corazón (2017, $ 250), este último elaborado con maceración carbónica también, que ofrecen paladares amplios y delicados como para beber frapé.

Pero si el fenómeno de los tintos de verano podría acotarse a ellos, aún falta otro grupo. Están elaborados a partir de uvas criollas y ofrecen aromas atenuados, poco cuerpo y frescura moderada, ideales para beber más bien fríos. ¿Ejemplos? Un puñado basta y sobra dar cuenta la movida: los salteños Sumak Kawsay Criolla Chica(2015, $ 250) y El Esteco Old Criolla 1958 (2016, $ 515), a los que se suman los mendocinos Vinilo Ruido Remix (2017, $ 250) y Proyecto Las Compuertas Criolla Chica (2017, $ 195).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.