Conocé a Agustín Almendra y Gonzalo Lamardo, los juveniles en la pretemporada de Boca

Agustín Almendra recuperándose de una lesión junto a Wanchope Abila
Agustín Almendra recuperándose de una lesión junto a Wanchope Abila Fuente: Archivo
Guillermo Barros Schelotto posó sus ojos en ellos a partir de un buen rendimiento en la Reserva de Schiavi y les dio la chance de integrarlos definitivamente al primer equipo; uno debutó hace poco y al otro lo comparan con Riquelme
Franco Tossi
(0)
5 de enero de 2018  • 01:05

Los flashes, la atención y el interés a lo largo de la pretemporada que Boca lleva a cabo en el Sofitel de Los Cardales se los llevan las nuevas incorporaciones como Julio Buffarini y Wanchope Abila. En segunda escala, aquellos jugadores que se recuperan de graves lesiones como Gago y Benedetto. Luego, los futbolistas que son importantes actualmente para el equipo como Cardona, Nández, Barrios, Pavón y demás. Pero dentro del grupo de 33 futbolistas también hay dos que pueden resultar desconocidos para muchos y, quizás, merezcan igual de atención para tenerlos bien presentes: los juveniles que realizan su primera pretemporada con el primer equipo. ¿Quiénes son?

Uno de ellos es Gonzalo Lamardo. Nació en Roberts, una de las localidades del partido de Lincoln, un 25 de abril de 1997 (20 años). Llegó al club de la Ribera en marzo de 2013 y supo destacarse como mediapunta, pero con el correr del tiempo le vieron una buena técnica para jugar unos metros más atrás, como volante. Mide 1,67, pesa 67,5 kilos y es una posibilidad concreta que su nombre y apellido haya permanecido en la memoria de muchos: hace un mes, ingresó desde el banco para debutar en Primera en la victoria 2-0 ante Arsenal (disputó 23 minutos). Para confirmar que es del gusto del Mellizo cabe destacar que unos meses antes del debut reemplazó ni más ni menos que a Fernando Gago en el clásico amistoso ante River, en San Juan (1-0).

Lamardo ya participó de otras convocatorias durante la Superliga
Lamardo ya participó de otras convocatorias durante la Superliga Fuente: Archivo

El otro es Agustín Almendra, que aún no hizo su debut en primera, pero es considerado por muchos como la mayor promesa actual de la institución. Oriundo de San Francisco Solano, tiene apenas 17 años (nació el 11/2/2000) y está en el club desde los 10. Sin embargo, por su altura (1,82 metros), su físico (pesa 74,5 kilos) y sobre todo por su manera de moverse y pararse muchos afirman que es el modelo que más se acerca a Juan Román Riquelme. Además, es un volante diestro que puede jugar cerca del volante central o también de enganche.

Ambos juveniles fueron citados para ser sparrings de la Selección Argentina durante la última gira amistosa en Rusia, el país anfitrión del Mundial. ¿Cómo lograron aquella consideración y la de Guillermo para hacer la presente pretemporada? Los volantes tuvieron una muy buena participación en la Reserva dirigida por Rolando Schiavi durante el último semestre. Lamardo disputó 9 encuentros como titular (en 7 completó los 90 minutos) y le convirtió un gol a Olimpo y Rosario Central. Almendra jugó 8 partidos y convirtió la misma cantidad de goles (también al Canalla y a Belgrano).

Agustín Almendra estuvo como sparring en la última gira de la selección
Agustín Almendra estuvo como sparring en la última gira de la selección Fuente: Archivo

Ya instalados en Los Cardales, desde el cuerpo técnico prefirieron que las parejas de habitación de ambos sean jugadores de experiencia. Seguramente para transmitirles aprendizajes que deberán tener muy en cuenta de ahora en adelante. De esta manera, Almendra comparte dormitorio con Julio Buffarini, mientras que Lamardo está junto a Nahitán Nández, con quien armaron una amistad debido a los 22 años del uruguayo. No obstante, pese a esa corta edad, se sabe que ha sido capitán de Peñarol, ya jugó en la selección mayor de su país y en Boca se ganó el respeto de muchos con pocos partidos.

Son varios los juveniles que los acompañan en el Sofitel: Maroni, Chicco, Molina Lucero, Vadalá, Heredia, Roffo y Bustillos. Sin embargo, todos ellos ya sufrieron lo que probablemente experimentarán en horas tanto Lamardo como Almendra: el bautismo de la primera pretemporada. ¿De qué consta? Hacerles a los debutantes un corte de pelo con figuras muy raras. Así, los nuevos juveniles van disfrutando cada momento que les brinda el maravilloso Mundo Boca.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?