El Gobierno respaldó la continuidad de Sturzenegger al frente del Central

Fuente: DyN - Crédito: Archivo
Pese a los rumores del mercado, desde el Ejecutivo niegan que el presidente de la entidad monetaria vaya a dejar el cargo y dicen que mantienen una buena relación
Martín Kanenguiser
(0)
5 de enero de 2018  • 21:18

Luego de una semana de rumores en el mercado, el Gobierno ratificó que mantiene una buena relación con el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, al descartar que vaya a ser relevado o que vaya a renunciar.

Una calificada fuente de Casa de Gobierno indicó a LA NACION que "la relación con Sturzenegger es muy buena y no hay nadie pensando en que se vaya, ni él está pensando en irse".

En el mismo sentido, un integrante del equipo económico dijo que las versiones del alejamiento de Sturzenegger, que provocaron fuertes oscilaciones en el mercado cambiario, son "ridículas e infundadas".

La fuente del Gobierno indicó que, a partir del controvertido anuncio de cambio de las metas de inflación la semana pasada en la Casa Rosada, "el contacto con Federico es permanente".

Al respecto, el próximo paso que se espera es que el Central baje las tasas de referencia de la política monetaria la semana entrante y las de las Lebacs la otra, en sintonía con la reducción que dispuso la entidad monetaria en el mercado secundario.

Por otro lado, indicó que "las metas de inflación las fija el Poder Ejecutivo, como ya pasó en 2016 con [el entonces ministro de Economía] Alfonso Prat-Gay", que luego quedaron desfasadas por la realidad. Para el mercado, esta "paternidad" no era tan clara por el énfasis de Sturzenegger al repetir la importancia de cumplir con las metas, algo que no ocurrió tampoco en 2017.

Por otro lado, el funcionario indicó que, aunque el malestar de Sturzenegger en el anuncio de la semana pasada era evidente, "fue la mejor forma de presentar el cambio" de la pauta, del 10% al 15% para este año. "Somos coherentes con la estrategia de mostrar la realidad: la meta del 10% era incumplible y esta es más lógica; no podíamos negar la realidad", destacó.

Además, descartó, como cree buena parte de los analistas, que el cambio en las metas alimente más las expectativas inflacionarias. En particular, negó que aumente la presión sobre las paritarias de este año. "No hay un solo empresario o sindicalista que estuviera trabajando sobre un aumento del 10%, así que el 15% parece razonable para fijar los incrementos salariales", explicó.

También descartó que la nueva pauta sea incumplible por la presión inflacionaria de los primeros meses. Luego de un diciembre que posiblemente haya terminado en torno del 3% -con el aporte de un aumento de 1,7 puntos porcentuales de los precios regulados- para este mes el Gobierno cree que la inflación estará "bien abajo del 2%". Al resultado de diciembre contribuyeron los aumentos en las tarifas de electricidad, gas y la medicina prepaga. En la proyección optimista de enero ayuda el hecho de que no está previsto ningún aumento de los servicios regulados, que recién se concretarán en febrero.

Por otro lado, en la Casa de Gobierno no se asustan con la suba del dólar de los últimos días en el mercado cambiario local. "Es lo que necesitamos para que las exportaciones arranquen; es un escenario que estamos deseando", indicó, frente al evidente atraso cambiario de los últimos tiempos. Esta devaluación, admiten, generará mayor presión inflacionaria, pero es un costo que el Gobierno está dispuesto a asumir para lograr un crecimiento del 3% este año.

Además, en el Gobierno descartan las críticas de los economistas que cuestionaron la limitación a la autonomía del Central. "La autonomía es el camino, pero no se puede lograr de un día para otro", concluyó.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.