0

Opciones para pasar el verano sin sobresaltos y con rentabilidad

¿Dólares o pesos? ¿Lebacs, acciones o, incluso, bitcoins? La receta de los expertos para el nuevo escenario
David Feliba
0
7 de enero de 2018  

El anuncio de fin de año de la primera plana económica del Gobierno reconfiguró recomendaciones de portafolios. El cambio en las metas de inflación recalibra el escenario y ya no hay consenso unánime entre jugadores: ¿inversiones en dólares o en pesos?; ¿Lebacs, acciones o incluso bitcoins? Aquí algunas alternativas de los especialistas para pasar un verano con calor... y algo de rentabilidad.

Más allá de la incertidumbre, que podría disiparse con una nueva señal de política del Central, lo primero es que al trío inflación, dólar y tasa se lo anticipa más ajustado este año que en 2017, con un dólar a tono con el resto de los precios de la economía, aunque todavía por detrás. Es decir, abaratándose en términos reales. Y una tasa en pesos un poco más baja, algo que ya se realizó de hecho en el mercado de Lebacs: bajó de 28,75% a 27% anual el tramo corto.

Para el economista Federico Furiase, del Estudio Bein, el esquema abre una ventana para producir tasas en dólares de los instrumentos en pesos, las Lebacs a 28 días. "Cuando se mira la foto del año probablemente el equilibrio dólar-tasa esté bastante más compacto, pero creo que por el momento estamos cerca del techo del dólar y del piso de tasas. El carry trade puede ser la película de estos meses", dice. Se asume riesgo cambiario.

"La estrategia en pesos es recomendable en plazos menores a 90 días, aunque con alguna cobertura en el Rofex. Otras opciones son fideicomisos, fondos comunes o bonos provinciales como provincia de Buenos Aires 2022 y Mendoza 2021, que pagan hoy entre 27% y 28% anual", dice Martín Bazán, de Balanz Capital.

"Tomamos posiciones un poco más conservadoras en dólares hasta que veamos un sendero de tasas más claro", aporta Ezequiel Zambaglione, jefe de Research de Max Valores. Opina que los más favorecidos por el nuevo cocktail (menos tasa y más inflación, crecimiento y recaudación) serán los bonos en dólares de la curva soberana. La Argentina mejoraría perspectivas fiscales y ratios de deuda y los bonos podrían comprimir unos 30 puntos básicos de tasa de aquí a marzo. Según sus proyecciones, esto produciría, junto con el cupón, un retorno total en dólares para el período de 8,7% en el tramo largo (Bonar 2046) y 5% en el medio (Bonar 2026).

Todos coinciden en que el espacio para compresión de tasa en la deuda argentina en dólares estará más ajustado este año: en torno a 50 puntos básicos en todo 2018. Las mejoras por autopista en términos de riesgo país ya estarían realizadas. Ahora el camino es más angosto y requeriría alguna señal política fuerte de cara a 2019 o sobrecumplimientos en las metas macro propuestas.

Las acciones del Merval vienen de rendir 77% en pesos y casi 50% en dólares en 2017. Un año excepcional que difícilmente se repita, concuerdan. Ahora primará la selectividad, aunque la perspectiva es buena. Quedó claro que en el "modelo M" el crecimiento es la variable que no se negocia. El jugoso denominador que viene a licuar números poco amables y sólidos como una roca como lo son el gasto público, la presión impositiva y la deuda. En este esquema de expansión continua del producto, los sectores bancarios y energéticos -se anotó también la construcción-apuntan como instrumentos ideales para capturar las bondades del modelo. Además, los funcionarios confían en que este año se daría efectivamente el ascenso de "Frontera" a "Emergente" por parte del índice Morgan Stanley, lo que ubicaría a los papeles de empresas argentinas en el espectro de los fondos de inversión mundiales que buscan esa categoría.

Para Gustavo Cañonero, director de SBS Fondos, la estrategia argentina del primer trimestre es bonos en dólares (soberanos y provinciales) y acciones, para las cuales proyecta en un escenario conservador un incremento de entre 30% y 40% en 2018. Gustavo Neffa, de Research for Traders, recomienda puntualmente Banco Hipotecario, Supervielle y Banco de Valores, mientras que Pampa Energía, Transener, Central Puerto y TGS son los papeles del mercado energético.

Con todo, para el inversor que quiere veranear sin sobresaltos, un fondo común de inversión T+1 puede resultar un parking atractivo para el ahorro. Se pueden rescatar a las 24 horas hábiles y no tienen costo de suscripción ni de salida.

Finalmente, ¿será el bitcoin la pequeña apuesta del verano? Para Neffa, ya es hora de poner el ojo en las criptomonedas que le siguen. "El BTC va a superar en el largo plazo sus máximos, pero va a tomar tiempo. El foco de los inversores migra hacia monedas más chicas como litecoin, ripple, yther e IOTA. Los hackeos son los peores escollos a sortear", dice.

El inversor que quiere poner un pie en este mundo debe saber a qué se enfrenta. En la comunidad cripto se llama "Oro 2.0" al bitcoin por su condición de "reserva de valor". Vale la pena preguntarse: si el activo que se presume como refugio tiene oscilaciones de precio de hasta 10% o 20% en un solo día, ¿qué volatilidad puede esperarse de las criptomonedas que le siguen en la lista?

Consejos de los analistas para el nuevo contexto

En pesos

Las tasas largas en pesos se vuelven interesantes. Hay fideicomisos que ofrecen rentabilidades a un año por encima del 30% anual, mientras que la Lebac más larga rinde cerca de 26%. También podría haber un "veranito" para el carry trade

En dólares

Los bonos largos soberanos podrían readecuarse al nuevo escenario de mayor crecimiento y recaudación. Aun así, explican que las compresiones de tasas del año último serán muy difíciles de repetir. Esta vez estaría en torno a 50 puntos básicos

Acciones

Después de un buen año, habrá que ponerse selectivo. Aun así, se proyecta un buen desempeño y una contribución de mayor crecimiento. Los sectores elegidos son los de siempre: bancos, energía y ahora construcción

Criptomonedas

¿La pequeña fichita del verano? Una muy pequeña porción del ahorro podría probar suerte en bitcoin y sus cientos de "primos". Volatilidad extrema

Fondos Comunes de Inversión

Para irse de vacaciones y dejar los ahorros trabajando, los instrumentos T+1 pueden resultar un estacionamiento oportuno para el ahorro que se queda

Riesgos

Por su condición de dependencia en el financiamiento externo, ante un escenario de aversión al riesgo, la Argentina es uno de los tres países emergentes más vulnerables, según publicó recientemente el Instituto de Finanzas Internacionales.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.