Alfonso Prat Gay recorre Tucumán: apunta a dar la batalla por la gobernación contra el peronismo en 2019

Prat Gay ya recorre las calles tucumanas con miras a las elecciones de 2019
Prat Gay ya recorre las calles tucumanas con miras a las elecciones de 2019 Crédito: Twitter
El ex ministro de Hacienda durante el primer año del gobierno de Cambiemos efectivizó su cambio de domicilio desde el centro porteño a la capital de la provincia
Jaime Rosemberg
(0)
6 de enero de 2018  • 18:32

En silencio, o no tanto, comenzó a dar señales claras de que lo suyo va en serio. Alfonso Prat Gay , el ministro de Hacienda durante el primer año del gobierno de Cambiemos, efectivizó su cambio de domicilio desde el centro porteño a la capital de Tucumán y ya recorre esa provincia del norte del país con un deseo apenas escondido: dar la batalla por la gobernación contra el peronismo en 2019.

"Lo tucumanos están desesperados por un cambio", repitió el economista y ex diputado nacional en conversaciones privadas, durante los últimos días. Tenía en mente las recorridas por el centro de Tucumán y la localidad de Los Ralos, llevadas a cabo a mediados de diciembre, y que para él resultaron alentadoras. "No recibió una sola puteada, todo positivo, los encuentros fueron muy emotivos", afirman cerca de Prat Gay.

Hijo, nieto y bisnieto de tucumanos -suele decir que fue "concebido en esa provincia"-Prat Gay comenzó a pensar seriamente en postularse a la gobernación luego de dejar el Gobierno. La embajada argentina en Washington no lo seducía, y aunque estaba dispuesto a asumir como canciller, la propuesta nunca salió de la Casa Rosada. De todos modos, cerca suyo dan cuenta de un interés previo a su salida del Palacio de Hacienda, y recuerdan su discurso en la plaza Independencia, el 9 de julio de 2016 y con motivo de la inauguración del monumento del bicentenario de la gesta independentista.

"Vengo a traerles el saludo del Presidente (.) Nos quedan por romper las cadenas de la división y la mentira, que en el último tiempo han ido mostrando caras que no queremos ver nunca más en la Argentina. Las grandes cosas las vamos a hacer juntos", dijo entonces Prat-Gay ante una plaza llena. En la primera fila lo aplaudían, entre otros, el gobernador peronista Juan Manzur y el diputado radical José Cano , que en agosto de 2015 perdió con el actual mandatario unas elecciones teñidas de irregularidades y denuncias, y que está anotado otra vez para pelear por la gobernación dentro de dos años.

¿Cómo hará para construir desde cero su candidatura en menos de dos años? La principal impulsora en el ámbito local es la concejal tucumana Sandra Manzone, una dirigente opositora al PJ provincial que encarnaron José Alperovich y el propio Manzur, y leal a Elisa Carrió . "Queremos dejar atrás décadas de resignación y comenzar a hacer realidad un Tucumán con más oportunidades . ¡Es posible y lo vamos a hacer juntos!", escribió Manzone en las redes sociales un día después de la recorrida junto a Prat-Gay, quien siguiendo el manual clásico de Pro saludó a los vecinos y escuchó sus reclamos con una sonrisa.

Prat-Gay, que en 2009 supo compartir con Carrió la lista de diputados del entonces Acuerdo Cívico y Social, tuvo una etapa de frialdad con la volcánica diputada que hoy parece superada. "Entre ellos está todo bien, al igual que con el radicalismo", aseguran en su entorno. Mario Negri , Ricardo Gil Lavedra y hasta el eterno Enrique "Coti" Nosiglia -de frío vínculo con la Casa Rosada-se cuentan entre los dirigentes con los que el economista sostiene una buena relación.

Hay, claro está, una gran excepción: el espacio que lidera el propio Cano, que descuenta que será el "ungido" para intentar, por tercera vez (la primera derrota por la gobernación fue en 2011 contra Alperovich) gobernar la pequeña y muy poblada provincia norteña.

De excelente vínculo con el presidente Mauricio Macri y el jefe de gabinete Marcos Peña , Cano-que fue titular del Plan Belgrano y renovó su banca en octubre-no se inmuta por la aparición de un eventual competidor interno. "No tiene estructura para llegar, la gente no lo conoce. Y quiere ser gobernador en 2019 para después ir por la Presidencia", disparan desde el radicalismo tucumano. Y agregan a LA NACION que la "falta de interés de jugar en equipo" de Prat-Gay durante su paso por la Casa Rosada fue determinante para su salida del Gobierno.

¿Qué dicen en Balcarce 50? "No avisó ni se comunicó antes de las recorridas. Nos enteramos leyendo los medios locales", puntualizan, con cautela pero sin anestesia, cerca del jefe de gabinete. El propio Presidente estaría de acuerdo con una interna entre ambos que deje claro quien es quien, aunque sus simpatías por Cano son evidentes. Mientras tanto, Prat Gay sigue con su sueño de gobernar Tucumán.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.