Sin la Copa Libertadores, San Lorenzo es el único grande que prefiere ser austero: el plan de Biaggio para este semestre

Lejos del ruido del mercado, la intención es mantener el plantel y apostar por la juventud, tras 4 años seguidos de jugar la Copa
Ariel Ruya
(0)
9 de enero de 2018  

Biaggio tiene una ventaja: trabajó con los juveniles y conoce el potencial del club
Biaggio tiene una ventaja: trabajó con los juveniles y conoce el potencial del club Fuente: LA NACION

El mercado de pases, para los poderosos, parece un exceso de dinero y poder. Más allá de Pratto y Tevez, hay otras historias de billeteras desprendidas, sobre todo, para los cuatro grandes que jugarán la próxima Copa Libertadores, algo más que una obsesión para el fútbol argentino. San Lorenzo, habitual actor en ese torneo estelar, no estará luego de cuatro temporadas seguidas. Quedó en la puerta. También, iba a ser dirigido por Jorge Almirón, el exitoso DT de Lanús, luego de la salida de Diego Aguirre. Sin embargo, Claudio Biaggio, el conductor de la reserva y responsable de los juveniles, logró el 81 por ciento de los puntos en su breve ciclo: 7 triunfos, un empate y una derrota. Mucho antes de haberse sellado el arribo de Almirón a Atlético Nacional, San Lorenzo se transformó en el grande de la austeridad. Sin la Libertadores y con el Pampa confirmado, el mapa azulgrana se traduce en mantener la identidad, sin compras -ni ventas- rutilantes.

Boca sumó a Carlos Tevez, Wanchope Ábila y, sobre todo, dos ex defensores de San Lorenzo, Julio Buffarini y Emmanuel Mas, campeones de la Libertadores 2014. River ya tiene a Lucas Pratto y quiere a otras figuras, como Independiente y Racing. El Ciclón prefiere la cautela: ni la salida temporaria de Marcelo Tinelli de las decisiones del fútbol transforma el objetivo.

San Lorenzo está a tres puntos de Boca, en la Superliga. Y el equipo xeneize inclinará su poderío en la Libertadores, así que el torneo doméstico no parece una quimera. Ese desafío será compartido con la Copa Sudamericana; el primer cruce será contra Atlético Mineiro, el 11 de abril, en el Bajo Flores.

El proyecto de San Lorenzo es lógico: no tendrá los mismos ingresos que en las anteriores temporadas y el plantel es competitivo. Fernando Belluschi se quedaría y Nicolás Blandi -llegó una oferta de unos 5 millones de dólares, que fue rechazada-, en un principio, también. Además, hace un buen tiempo que no consigue una venta rutilante. Las últimas salidas fueron Martín Cauteruccio, que en diciembre de 2016 pasó a Cruz Azul y el club recibió 2 millones de dólares por el 50% del pase, y Sebastián Blanco, que pasó a Portland a cambio de unos cinco millones de dólares un mes después.

Por eso, la ambición, ahora, es potenciar a los juveniles. El proyecto lleva varios años: se invierte, por temporada, unos 30 millones de pesos en el futuro del club. También, se buscará comprar el 50 por ciento del pase de Paulo Díaz, que había sido pretendido por Inter.

Juan Mercier, un símbolo, acepta el contexto, pero... "Contra la billetera de Boca y River es muy difícil pelear. Nosotros tenemos lo nuestro y en lo deportivo vamos a hacer fuerza, pero se han hecho transferencias muy importantes, se han pagado números muy altos y se pelea contra eso", afirmó el mediocampista, de 37 años, en conferencia de prensa.

"Estamos dando pelea en la Superliga y vamos a tratar de estar arriba en todas las competencias", confiesa, al tiempo de que ve el lado positivo del escenario. "La ventaja" de conocerse, de ser la misma receta, con un frente excluyente. Sobre todo, con un entrenador que supo descubrir la mejor versión y que conoce a las jóvenes promesas. "El Pampa nos da tranquilidad; sabe dónde apretarnos para sacarnos el mayor jugo posible", cuenta Mercier. Que sabe que San Lorenzo se proyecta en otros ámbitos, como el básquetbol y los pequeños grandes pasos como la vuelta definitiva a Boedo. En un mes, por ejemplo, se inaugurará un centro cultural. Aunque el fútbol, como siempre, se lleve la portada.

La primera formación

Un equipo suplente frente a Defensa y Justicia

Devecchi; Angeleri, Coloccini, Senesi y Salazar; Montoya, Piris Da Motta, Alexis Castro y Romagnoli; Botta y Reniero sería el equipo que jugará pasado mañana con Defensa y Justicia, en el primer partido de los torneos de verano. El encuentro se disputará en el estadio José María Minella, de Mar del Plata, desde las 22.10, con el arbitraje de Andrés Merlos. La idea de Claudio Biaggio, el entrenador, es conformar una formación con futbolistas que habitualmente no jugaron en la parte final de la Superliga. Y entre ellos, una mezcla exacta entre jóvenes y veteranos.

Un conjunto titular que ya se prepara para el torneo

Biaggio dispuso de una práctica de fútbol. Del otro lado, actuaron: Torrico; Paulo Díaz, Gonzalo Rodríguez, Caruzzo y Gabriel Rojas; Gudiño, Mercier, Quignon y Belluschi; Cerutti y Blandi, que corren con ventaja, con la mira en la Superliga, el principal objetivo del Ciclón, escolta de Boca, a tres puntos.

Por: Ariel Ruya

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?