De Villa Lugano al mundo: la historia de Gael Dobar, el argentino de 12 años que brilla con su skate como un profesional

Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires
Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires Crédito: DC Shoes Argentina
Pasó a séptimo grado, pero todo su interés está volcado sobre su patineta; las marcas más importantes lo quieren en su equipo; recibe elogios del planeta del skateboarding
Tomás Luiggi Arias
(0)
10 de enero de 2018  • 08:51

Gael Dobarganes es de Villa Lugano, tiene 12 años y acaba de pasar a séptimo grado en la escuela primaria Sagrada Familia. Pero sus aspiraciones no son la de un niño común. Mientras todo sus compañeros planean el viaje de egresados, él ya les avisó a sus padres que no irá porque prefiere utilizar ese dinero para cumplir uno de sus sueños: viajar por todo el país mostrando su talento. ¿Qué talento? Gael Dobar -como es conocido en el ambiente- es el skater joven más reconocido de la Argentina.

Gael nació y se crió justo enfrente del Autódromo de la Ciudad de Buenos aires. Y, a diferencia de los chicos de su edad, no les da miedo los golpes ni los riesgos que hasta los adultos que practican skateboarding desde hace años les temen. Y pruebas sobran: como cuando se lo ve volar sobre escaleras de 12 escalones girando bajo sus pies un skate de varios kilos o cuando se desliza por una baranda empinada que ni los mayores se atreven.

Su vida entera gira en torno a la patineta. Por eso, uno de los grandes logros de 2018 fue haber cambiado de modalidad en la escuela -pasó del turno tarde a la mañana-, lo que le permite tener más tiempo libre para andar en skate. Y aunque él lo viva como un pasatiempo, hasta las marcas lo buscan para ayudarlo a cumplir su objetivo mayor: llegar a participar en competencias internacionales. Pero para eso falta.

Gael quiere parecerse a un adulto, pero su familia le marca los límites de su edad para que no saltee etapas. Vive junto a padres, César, de 41 años, y María, de 37, y a su hermana menor, Alison, de siete. Su padre trabaja como empleado de mantenimiento eléctrico en una famosa compañía de vehículos, mientras que su madre es ama de casa. Ella también es quien suele acompañar a la pequeña estrella de la skate en sus viajes y la que se suele mostrar más rigurosa con su educación.

Una pasión que viene de familia y llamó a las marcas

Dobar se enamoró de la skate a los tres años de edad. "Apenas vio a su primo andar, él quiso hacer lo mismo", cuentan sus padres en diálogo con LA NACION. María se lo permitió con una sola condición: que siempre usara casco, regla que se convirtió en una de las características estéticas del pequeño, quien hoy vuelca toda su energía en la meticulosa práctica del skate. Es por eso que alguna vez alguien lo apodó "la hormiga atómica".

Tras cuatro años de práctica incesante, comenzó a competir en la categoría iniciales del Circuito Nacional de Skateboarding, donde obtuvo los mejores resultados, destacándose entre los más grandes y ganando en la mayoría de las oportunidades. Estos éxitos despertaron la atención de las marcas de indumentaria del segmento " deportes extremos ", muy conocidas en nuestro país y en el mundo del skateboarding, y comenzaron a auspiciarlo, con productos, zapatillas y todo tipo de accesorios que un skater requiere. Por su corta edad, todavía no recibe un sueldo como los demás integrantes de los equipos deportivos a los que pertenece.

Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires
Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires Crédito: DC Shoes Argentina

Sandro Moral y Mauro Iglesias, atletas reconocidos en toda la Argentina por sus triunfos en campeonatos locales e internacionales y compañeros de equipo de la firma de zapatillas que apoya a Gael, se sorprenden cuando comparten una sesión de skate con el joven talento. Aún no pueden creer con qué facilidad consigue trucos nuevos día a día, cuentan en cada oportunidad que se le pregunta.

Además, les llama la atención el coraje que tiene para enfrentar los obstáculos. Sin titubear, como si no corriera ningún riesgo. Sandro, el referente más importante del skate en Argentina, marplatense y fanático del pequeño de Villa Lugano, siempre lo motiva para que intente nuevas maniobras o lo anima cuando pasa por alguna lesión o un mal momento.

Hoy, mientras participa de torneos locales y recorre el país con su skate, su sueño es llegar a California, la meca de los deportes de tabla. Él está convencido de que algún competirá en los X Games, uno de los torneos más prestigiosos y emblemáticos de esta complicada disciplina. Los que alguna vez lo vieron andar no dudan que podrá lograrlo. El viaje de egresados puede quedar en un segundo plano.

Las mejores imágenes de Gael

Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires
Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires Crédito: DC Shoes Argentina

Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires
Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires Crédito: DC Shoes Argentina

Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires
Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires Crédito: DC Shoes Argentina

Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires
Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires Crédito: DC Shoes Argentina

Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires
Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires Crédito: DC Shoes Argentina

Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires
Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires Crédito: DC Shoes Argentina

Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires
Gael Dabor se luce por las calles de Buenos Aires Crédito: DC Shoes Argentina

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?