Por qué correr alarga la vida: por cada hora de running se prolonga 7 horas la vida

.

Un estudio realizado en Dinamarca afirma que correr prolonga los años de vida. Cuándo y cómo entrenar para lograrlo

16 de enero de 2018  • 01:16

Mucho se habla de los pros y contras de correr. En ese contexto, investigadores del Hospital Universitario Bispebjerg, de Dinamarca, demostraron que correr ayuda a prolongar la vida.

En el trabajo realizado por médicos y estudiantes del hospital, quedó demostrado que correr entre 1 hora y 2,5 horas por semana, distribuidas en dos o tres sesiones y a una velocidad media, puede aumentar la longevidad hasta 5,6 años en hombres y hasta 6,2 años en mujeres. En palabras de Peter Schnohr, responsable del estudio: "No hace falta dedicar mucho tiempo a correr para notar los beneficios de este ejercicio".

El estudio publicado en la revista Progress in Cardiovascular Diseases el 29 de marzo, comenzó en 1976 y buscó analizar la salud cardiovascular de una población de 20.000 hombres y mujeres con edades que iban desde los 20 hasta los 93 años; demostró que el hábito de correr regularmente tiene efectos claramente visibles sobre el riesgo de mortalidad, que llegó a reducirse hasta un 44% en quienes se ejercitaban regularmente. Por cada hora que se corra, se prolonga la vida unas 7 horas, un beneficio por demás interesante para motivar a los sedentarios a moverse. Y esta relación es "incluso más evidente que la que existe entre la ingesta de alcohol moderada y la longevidad", explican los científicos. La mortalidad también se reduce en comparación con quienes no se ejercitan y con aquellos que practican deporte en niveles extremos. Según Schnohr: "Los corredores deben notar que respiran con más dificultad que cuando caminan, pero nunca quedarse sin aliento".

También es importante destacar que correr aumenta la oxigenación y la sensibilidad a la insulina, reduce la presión arterial, mejora la función cardíaca y combate el sobrepeso.

Un punto a tener en cuenta es que no todos los ejercicios prologan la vida de la misma manera ya que a pesar de que hacer bicicleta o caminar también son buenos para la salud, los beneficios que traen están muy por debajo a los que produce salir a correr.

TEMAS EN ESTA NOTA