0

Correr para arriba: el Towerrunning Tour

0
10 de enero de 2018  • 20:33

El running es una disciplina que gana cada vez más adeptos y, consecuentemente, todos los días aparecen nuevas competencias. Así fue como surgió el Towerrunning o carrera vertical. Se trata de una prueba que consiste en ascender lo más rápido posible por las escaleras de algunos de los edificios, torres o estadios más importantes o representativos del mundo. El Empire State Building en Nueva York y el Gran Hotel Bali de Benidorm, el hotel más alto de Europa con 52 pisos.

Para que una carrera forme parte del campeonato mundial organizado por la Asociación Mundial de Towerrunning, debe cumplir con una serie de condiciones: el porcentaje de escalones debe ser mayor del 50% de la distancia total, el mínimo de escaleras en sentido ascendente debe ser 100, si hay escalones para bajar, el número de total de descendentes no puede ser superar a los de subida.

El campeonato Towerrunning Tour 2017, que cuenta con 143 pruebas, tiene normas determinantes. Las competencias son categorizadas antes de que comience la temporada según la cantidad de participantes de élite, el número de años que la prueba lleva en el circuito, la calidad de la organización y la difusión del evento en los medios de comunicación. En base a estos aspectos, se le otorgan entre 0 y 300 puntos a las competencias. La puntuación usual para comenzar es de 40 unidades y la más destacada es la Canton Tower de China con 280.

Aquellos atletas afortunados que logren llegar primeros pueden ganar hasta 25000 dólares, premio que otorga la prueba en Abu Dhabi. Y no son pocos los corredores que se ganan la vida compitiendo en este circuito. Incluso, muchos, provienen del trail running y, especialmente, del kilómetro vertical.

El polaco Piotr Lobodzinski, campeón de la Subida Vertical del Gran Hotel Bali, contó que corre "alrededor de 20 carreras a lo largo y a lo ancho del mundo. El 80% de los organizadores me invitan y me pagan los pasajes de avión." Y continuó: "Mi entrenamiento es bastante similar al de los corredores de larga distancia. Hago alrededor de 100 kilómetros a la semana y también muchas sesiones de escaleras, unas dos o tres veces. Es muy importante no empezar muy rápido porque si hacés las primeras 10 o 15 plantas a mucha velocidad, luego sufrís y empiezas a ir más despacio. Es fundamental tener el mismo ritmo de principio a fin", explicó. Y ya se prepara para 2018.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.