Cómo se fabrica un vinilo

Primero fue un gustito vintage y después se transformó en la recuperación de una cultura, de una manera de escuchar música; desde hace más de un año nuevamente se fabrican discos de vinilo en el país; el paso a paso de su fabricación
(0)
11 de enero de 2018  • 14:53

La fabricación de un disco de vinilo consta de cuatro pasos: los discos estampadores con los que se inicia el proceso, la "galleta" vinílica y la aplicación de las etiquetas, el proceso de enfriamiento y el recorte final.

Estampadores

Los discos estampadores de níquel (uno para el lado a y otro para el lado b del disco) se ubican en la máquina prensadora.
Los discos estampadores de níquel (uno para el lado a y otro para el lado b del disco) se ubican en la máquina prensadora.

"Galleta" vinílica

Se coloca la "galleta" de 200 gramos de plástico en caliente, aproximadamente, con las respectivas etiquetas de cada lado.
Se coloca la "galleta" de 200 gramos de plástico en caliente, aproximadamente, con las respectivas etiquetas de cada lado.

Enfriamiento

Se prensa por apenas unos cinco segundos, al mismo tiempo que a través de un rápido enfriamiento se lo endurece.
Se prensa por apenas unos cinco segundos, al mismo tiempo que a través de un rápido enfriamiento se lo endurece. Fuente: LA NACION

Recorte

Se retira el vinilo y se corta la rebarba que tiene como excedente en otra máquina, se separa y el ciclo vuelve a empezar
Se retira el vinilo y se corta la rebarba que tiene como excedente en otra máquina, se separa y el ciclo vuelve a empezar

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?