Cómo hacer para que tu perfume dure más tiempo pese al calor

Crédito: Pixabay
Sabé cómo conservar tu fragancia y llevarla con vos a todas partes
(0)
15 de enero de 2018  • 14:11

Perfumarte en verano es todo un tema: el calor, la transpiración y el hecho de pasar más tiempo en el agua (sea la pile, el mar o ... ¡la ducha!) hace que sea difícil sentirnos a gusto con la fragancia que llevamos.

Acá te pasamos unas ideas para que estés el mayor tiempo posible perfumada como te gusta.

1. Siempre llevá tu fragancia en tu bolso. Si es playero envolvelo bien en una toalla o paño grueso y no pongas el bolso al sol para que no se arruine el producto.

2. Más que un perfume importado si vas a la playa o a la pile te aconsejamos llevar un body splash o una colonia cítrica. Pero si salís de noche o a un lugar refrigerado tu perfume se la va a bancar bien.

3. Para oler bien durante todo el día, refrescate con un paño con agua la piel antes de poner el perfume (lo mismo al reponer el desodorante) .

4. Atenti a lo que comés. Aunque pienses que no tiene nada que ver, lo cierto es que si comés muy grasoso, frituras, cebollas, ajos, especias... todo eso ¡sale por tus poros! y son muy persistentes.

5. Que tu ropa esté limpia y bien cuidada. Un buen jabón para la ropa y un suavizante con un olor que te guste (y no te dé alergia) es fundamental.

6. Tu piel siempre bien hidratada. Si la piel está seca va a absorber el perfume y el olor se va a volatilizar más rápidamente. Si usás cremas perfumadas y después también te ponés perfume buscá que estén en la misma gama olfativa.

7. Combiná las fragancias. La técnica de layering que usás para el rostro o la ropa, también va con el perfume. Ponete una hidratante y depués rociá tu cuerpo con la fragancia. Lo mismo en el cabello después de enjuagarlo con acondicionador. Así te dura mucho más el perfumado.

8. Siempre en las zonas del cuerpo que desprenden calor: Poné la fragancia en muñecas, curva de los codos, en la nuca e incluso tobillos y detrás de las rodillas. Incluso en el ombligo.

9. Perfumá el pelo con productos especiales que no lo resequen, o usá un acondicionador o crema para peinar bien fragante.

10. Aceita tu piel con esencias corporales. Cuando estés en tu casa masajeate con aceites para el cuerpo, van a penetrar en tu piel y si acaso te olvidás de colocar perfume, igual vas a oler exquisito.

Cómo almacenar los perfumes

Recordá que las fragancias como todos los productos cosméticos tienen fecha de caducidad, por lo que con el paso del tiempo van perdiendo olor o pueden tomar olor a rancio. Para evitarlo, es esencial que sepas guardarlos correctamente. Deben estar en un lugar fresco y oscuro, lejos del aire acondicionado y la calefacción. Nada de heladera, un consejo que tal vez oíste pero que no funciona.

Cómo detectar una fragancia que va con vos

No es tan fácil identificar el olor que va perfecto con tu piel o con tu estilo.

Lo único que funciona es probar, comparar, elegir el que amás y ver cómo te sentís con ese perfume a lo largo del día o en distintas situaciones.

Si no va, cambiá aunque te haya costado una fortuna. No está bueno usarlo si no te hace sentir una reina.

Eso sí, una vez que encontrás TU perfume, amalo y llevalo a todas partes, usalo siempre, en cantidades muy sutiles, que no invadan a los que están a tu alrededor pero que se note tu presencia.

Vas a sentirte mil.

Un librazo: El perfume, de Patrick Süskind

Por Daniela Chueke, promotora de lectura, seguila en @daniela.chueke y en FB en Club de Lectura Dani Chueke

El Perfume, historia de un asesino, Patrick Suskind ($225, Booket)
El Perfume, historia de un asesino, Patrick Suskind ($225, Booket) Crédito: Prensa

Si no leíste este clásico, la primera novela publicada en 1985 por el escritor alemán Patrick Suskind, y amás los perfumes, es tiempo de saldar esa deuda. Te va a emocionar y perturbar hondo. Su título completo ya te da una idea de qué va la cosa: El perfume: historia de un asesino, es la vida de un perfumista que se obsesiona por encontrar el perfume único, el perfecto, ese aroma que va a atraer el amor y hacer que el mundo se rinda a sus pies. Porque algo de eso hay en el acto de perfumarnos, buscar atraer, que nos elijan, a partir del quizá más animal de nuestros sentidos. El olor es lo que hace que podamos reconocernos entre miles de otros seres, en los perros es quizá, en quienes mas podemos reconocer esa habilidad básica, pero los humanos también la tenemos. Jean Baptiste Grenouille es un personaje abrumado por una vida de rechazos desde el mismo día de su nacimiento, un día cualquiera en la Francia del siglo XVIII, cuando muere su madre y debe ser criado por una nodriza que no lo quiere. Este niño crece reconociendo el mundo a través de los olores pero paradójicamente él mismo no tienen olor a nada. Por eso va a pasar su vida en la industria perfumista aprendiéndolo todo sobre la elaboración de las fragancias en la ciudad de Grenoble. Lo conseguirá, a un precio demasiado alto para los demás.

¿Conocías alguno de estos trucos? ¿Tenés algún otro? También mirá: Recorrido: lugares donde tunear tu bici y Deco: cómo ambientar tu casa para atraer buenas energías

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.