0

Louta: "Lo más importante de mi show es que es difícil de explicar"

La revelación de 2017 tiene 23 años y, en 5 días, estuvo en el Movistar Punta el Este Summer Festival y en el Konex con su presentación más grande hasta ahora
La revelación de 2017 tiene 23 años y, en 5 días, estuvo en el Movistar Punta el Este Summer Festival y en el Konex con su presentación más grande hasta ahora Crédito: Santiago Hafford
Natalia Pecoraro
0
13 de enero de 2018  

PUNTA DEL ESTE. Está cansado, acaba de terminar su primera presentación en Uruguay en el marco del Movistar Punta del Este Summer Festival. Cantó, bailó y saltó durante casi cincuenta minutos en un escenario montado en la playa Montoya, a metros del mar, al sol. Jaime James, más conocido como Louta, sonríe: está satisfecho con el show, le gustó, lo disfrutó. Recibe a LA NACION en el camarín, come un sándwich, hace una pausa. Verborrágico y atento, contesta rápido, pero elige cada palabra. El más festejado del indie argentino, de 23 años, habla de su proyecto artístico, de sus padres artistas, de sus planes, del budismo y de su intención de cambiar al mundo.

¿Cómo le explicarías tu show a alguien que no te conoce, que nunca te vio?

Es un show que tiene muchas cosas y en el que pasan muchas cosas. Somos jóvenes queriéndonos romper la cara de perro. Hay una burbuja que flota entre la gente, hay 20 bailarines en escena, hay coreografías, hay ideas, hay letras, hay palabras que te producen sensaciones. Hay música. Lo más importante del show es que es difícil de explicar.

¿Es un proyecto musical? ¿Cuánto hay de música y cuánto de danza, actuación?

Es un proyecto que parte de la música, que usa el formato de tocar en un recital, pero llevamos al mundo ese un millón de cosas de un montón de otras áreas. Elegimos como casa un escenario en un recital.

¿Por qué y cómo elegiste el nombre Louta?

Salió solo. Ale Sergi de Miranda! me dijo que tengo que inventarme una historia para el nombre, pero todavía no lo hice.

¿Qué música escuchás?

Gorillaz, Fat Boy Slim, Caetano Veloso, Gardel. Eso.

¿Qué hacés antes de cada show? ¿Tenés una rutina?

Sí, antes de cada show hago Nam Myoho Renge Kyo, mi práctica budista. Practico el budismo Soka Gakkai y gracias a mi maestro Daisaku Ikeda pude desplegar esa fuerza vital necesaria para concretar mis objetivos y para ser feliz.

Louta
Louta Crédito: Santiago Hafford

¿Te ponés nervioso?

Sí, pero son esos nervios. Hay nervios de miedo y nervios de atención. Me agarran nervios de estar atento. Es como que el cuerpo se pone en situación de león que va a cazar. Es adrenalina, tensión, atención.

¿Por qué decís que esperás que el show crezca hasta el infinito? ¿Es un "objetivo" para el que necesitás esa "fuerza vital" que mencionabas?

Más que esperar, es una decisión: que el show sea inmenso. Quiero que crezca un montón, que esté por el mundo. Nuestro desafío es soñar alto. Lo demás está. En julio la idea es hacer un River. No, mentira. Tenemos varios horizontes: México, Chile, España, Alemania.

Da la sensación de que el show es la fiesta a la que te gustaría ir.

Es la fiesta a la que me gustaría ir, es un encuentro íntimo. Hay un momento de fiesta, hay un momento de reflexión, hay momentos de lucha, está todo.

Louta
Louta Crédito: Santiago Hafford

¿Hay alguna fiesta a la que hayas ido que te haya inspirado?

Y, mi viejo es el creador de Fuerza Bruta, Diqui James. Toda la vida estuve ahí, supongo que es imposible no decir que eso me inspiró.

Tus padres artistas (la madre es la coreógrafa Ana Frenkel), ¿van a tus shows? ¿Te acompañan en el proceso creativo?

Sí, hablo mucho con ellos y están presentes en todo el show. Mi papá y yo somos un equipo. Más allá de que mis viejos no tengan un rol en el show, son aliados.

Louta
Louta Crédito: Santiago Hafford

Hay quienes te describen como "revelación indie", también como "revelación pop". ¿Hay alguna categoría que te guste más, que sientas que te define mejor?

Si somos una revelación, preferiría que seamos una revelación artística. Lo demás, no me engancho mucho. La verdad es que no sé mucho qué es el indie y la verdad es que no somos tan pop. Hay de todo, es una cuestión musical. Tampoco me enrosco. Me parece lindo que cada uno pueda desplegar lo que le pasa con lo que yo hago. No soy muy fanático de intelectualizar todo, es un proceso que si los demás deciden hacer, yo lo respeto.

Sacaste un disco "sin planearlo mucho" . ¿Tenés planes?

Sacar otro disco, hacer el show más grande, girar por todo el mundo, hacer videos re zarpados.

Respecto del budismo, ¿tus canciones son una forma de canalizar energía, de "sacar lo bueno"?

La gran meta del Soka Gakkai es concretar la paz mundial. Para hacerlo, es necesario que cada persona haga surgir internamente el potencial inherente a su vida. Creo que el show es una manifestación de qué pasa cuando una persona se pone de pie para concretar su sueño. Lo que tiene de lindo el show con respecto al budismo es que trato de plasmar que yo, gracias al budismo, pude hacer emerger las cualidades -que tienen todos los seres humanos- para poder pararme en un escenario y hacer un show.

Louta
Louta Crédito: Santiago Hafford

El budismo abarca todos los aspectos de la vida. Y lo más importante es que uno pueda hacer su revolución humana interior y modificar el ambiente en el que uno se encuentra. Yo toda mi vida soñé con esto, pero el budismo abarca todas las áreas de la vida de cualquier persona que decida ser feliz.

¿Esa "revolución interna" termina en algún momento?

No, es constante. Pero más allá de ser constante, es importante que haya pruebas concretas del avance en la vida. Se manifiesta en la salud, en la armonía familiar, en el trabajo. La realidad es que cuando uno empieza a practicar este budismo, es importante que uno pueda validar en su propia vida la práctica.

¿Tu éxito como artista es una demostración de que el trabajo de "armonía interna" funciona?

Sí.

Louta
Louta Crédito: Santiago Hafford

¿Qué podría frenarte o frenar ese proceso? Mencionaste la "oscuridad de las personas".

La oscuridad fundamental es inherente a la propia vida. La práctica budista, luchar por la felicidad de los demás, hace que en la vida de uno y por ende en la sociedad se manifiesten la fortaleza, la alegría. La oscuridad fundamental es todo lo contrario. Tenemos que generar una sociedad donde la budeidad le gane a la oscuridad fundamental, esa que es la semilla para que una persona trate mal a otra, engañe a otra en un negocio, o que haya guerras. Son gestos.

¿Cómo podría generarse esa sociedad?

Cuando una persona decide hacer su transformación interior, la sociedad cambia. Se pueden generar grandes cambios en el mundo. Cuantas más personas -cuantos más jóvenes- se pongan de pie para hacer su revolución humana, podremos tener una Argentina re contra diferente. El poder lo tiene el pueblo. El tema es que el pueblo se haga cargo de ese potencial. No hay que sacarle el poder a nadie, el poder está en la gente. Está claro que existe la posibilidad de que triunfemos como sociedad. ¡Vamos por esa!

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.