0

Acunar en incubadoras: voluntarias le cantan a bebes prematuros para favorecer su desarrollo

Cantan a bebes prematuros para favorecer su desarrollo

3:15
Video
María Ayuso
0
12 de enero de 2018  • 18:52

En 2012, cuando faltaban pocos días para Navidad, la cantante Sari Cucien fue a la maternidad del Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (Suther) a dar un recital. Cuando terminó, mientras su banda guardaba los instrumentos, le propusieron pasar por neonatología.

Esa primera vez en que le cantó canciones de cuna a los prematuros, le produjo un impacto enorme. "Cuando salí, la persona que me había llevado me preguntó: «¿Vos te diste cuenta de lo que pasó?» Le dije que no, que había estado muy concentrada en cada bebe. Y entonces me explicó que los que estaban llorando se calmaron; que habían dejado de sonar las chicharras de las maquinas; que el médico, que no iba a venir, salió a ver qué pasaba; y las enfermeras, que no se llevaban bien, estaban todas abrazadas llorando. Yo dije: «wow, acá pasó algo»", recuerda Sari.

Para ella, había comenzado un camino sin retorno; el resto, fue "obra del destino": su profesora de canto, Mauge Manigot (quien venía trabajando con bebes y sus mamás), la contactó con la psicóloga y profesora de expresión corporal Inés Vocos, con experiencia en el vínculo con prematuros, y las tres artistas y terapeutas decidieron hacer algo juntas.

Así, en 2014 crearon Acunar, un programa que fomenta la salud y el buen desarrollo de los prematuros internados en neonatología, a través del canto y de técnicas de contacto corporal consciente. Desde ese momento, las voluntarias asisten, una vez por semana, al Hospital Municipal de Morón, cuya maternidad centrada en la familia les abrió sus puertas.

Las fundadoras de Acunar, cantándole a un bebe en una incubadora
Las fundadoras de Acunar, cantándole a un bebe en una incubadora Crédito: Gentileza Fondo Nacional de las Artes

¿Qué efectos terapéuticos tiene el canto en los prematuros? Inés, que es practicante de la técnica Body Mind Centering, enumera algunos: facilita la regulación de la frecuencia cardíaca y el tono muscular; reduce el estrés, lo que favorece su capacidad de alimentarse y de aumentar más rápidamente de peso; pero también el que puedan relajarse y dormir mejor, incidiendo positivamente en el desarrollo de su sistema respiratorio, cardiovascular, neurológico, metabólico e inmunológico.

"Teníamos conciencia de que son una población muy sensible y que en los hospitales había grandes avances en lo que es su supervivencia, pero a la vez veíamos que la dimensión psicológica no estaba siendo tenida en cuenta", explica la psicóloga sobre los comienzos de Acunar.

Inés Vocos acaricia a un bebe prematuro
Inés Vocos acaricia a un bebe prematuro Crédito: Gentileza Fondo Nacional de las Artes

Eso le había quedado en claro en su primer contacto con el mundo de la neonatología, cuando en 2006 hizo una pasantía en una maternidad de Avellaneda. En ese entonces, le llamó la atención cómo varias de las condiciones del lugar no eran las más favorables para el buen desarrollo de los prematuros: se los dejaba llorar; había pocas enfermeras para atenderlos; la luz era muy fuerte y el insistente sonido de los monitoreos cardíacos les generaba estrés.

"Además, no había sensibilidad en la manera en la que se los tocaba y movía: parecían pollitos, no bebes de 700 gramos o 1 kilo", cuenta. "Pensé que lo que hacían falta eran canciones de cuna en lugar del ruido de las máquinas, y personas que los pudieran tocar con un amor y sensibilidad particular".

Otras formas de abrazar

Lo que más la conmueve a Mauge del trabajo de Acunar, es la "conexión" que se produce a través del contacto amoroso y el sonido, que se transforman en herramientas de salud. "En este espacio tan sensible que es la neo, se hace inmenso el impacto. El objetivo es que esas herramientas ancestrales y de la sabiduría humana vuelvan a estar en el plano que se merecen, que es muy poderoso", señala.

Más allá de los bebes, Acunar pone el foco en las madres y el equipo médico. "Para las mamás que están en neonatología, las cosas no salieron como lo esperaban. Tienen que adaptarse a un montón de reglas, y muchas veces no pueden tocar a sus bebes, o pueden hacerlo siguiendo toda una serie de cuidados. Por eso, cuando están en la incubadora, el canto es otra forma de abrazarlos y hacerlos sentir contenidos", subraya Inés.

Uno de los objetivos de las terapeutas es fomentar el contacto corporal consciente con los bebes
Uno de los objetivos de las terapeutas es fomentar el contacto corporal consciente con los bebes Crédito: Gentileza Fondo Nacional de las Artes

Según las fundadoras de la organización, es fundamental fortalecer el vínculo temprano de las mamás con sus hijos, para su sano desarrollo físico y psicológico. "Buscamos que aprendan que su voz es un herramienta muy poderosa para regular a los bebes: ellos se tranquilizan cuando les cantan y ellas también", asegura la psicóloga.

Así, el canto se convierte en un medio de comunicación fundamental, por el que les llevan a sus bebes un sonido (la voz materna) que estos reconocen desde el cuarto mes de embarazo.

Por otro lado, con los médicos y enfermeras, se busca generar espacios para reducir el estrés y que tengan una mayor empatía con los niños, lo que produce efectos positivos para todos.

Las creadoras de Acunar: Sari Cucien, Inés Vocos y Mauge Manigot
Las creadoras de Acunar: Sari Cucien, Inés Vocos y Mauge Manigot Crédito: Gentileza Fondo Nacional de las Artes

"Lo que nos dicen las enfermeras y las mamás es que Acunar humaniza el espacio. Si bien en la maternidad a la que vamos se trabaja muy bien con la familia, las madres se quedan tranquilas porque cuando ellas no están, estamos nosotras cantándoles a sus hijos. Aunque vamos una vez por semana, hay un registro de que estamos presentes", sostiene Vocos.

Y concluye: "El efecto es multiplicador: las enfermeras que antes les cantaban bajito a los bebes, ahora les cantan más; y también los otros médicos. Se va abriendo un espacio en que la gente se siente habilitada y se anima a hacerlo. Lo importante no es cantar bien o mal, sino que el sonido acompañe el estar juntos".

El arte como forma de transformación

Acunar ya alcanzó a más de 3600 beneficiarios. En 2017, este programa fue uno de los ganadores del Primer Concurso de Arte y Transformación Social impulsado por el Fondo Nacional de las Artes, que reconoció a dieciséis iniciativas artísticas que ofrecen respuestas creativas a problemáticas de vulnerabilidad social. El próximo objetivo de las voluntarias es, con la ayuda de donaciones, llegar con esta propuesta a otras instituciones de la salud, capacitando a más personas para que sea replicable.

Cómo colaborar:

www.acunar.org

contacto@acunar.com.ar

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.