0

Merkel lleva alivio a la UE al desbloquear la formación de su gobierno

Selló un acuerdo de coalición con los socialdemócratas con el que buscará impulsar al bloque
Luisa Corradini
0
13 de enero de 2018  

Merkel y Schulz, ayer, tras sellar el acuerdo, en Berlín
Merkel y Schulz, ayer, tras sellar el acuerdo, en Berlín Fuente: AP

PARÍS.- Alemania superó ayer la crisis política que paralizaba al país desde septiembre, gracias al acuerdo de 28 páginas que selló la canciller Angela Merkel con los socialdemócratas del SPD para formar una nueva coalición de gobierno que pondrá todas sus energías en darle un nuevo impulso a Europa.

"Es necesario un nuevo comienzo en Europa. Junto a Francia, encontraremos soluciones comunes", dijo Merkel al confirmar la información. Al término de cinco días de difíciles negociaciones -incluida una sesión non-stop de 23 horas en Berlín-, la canciller conservadora se congratuló de un compromiso de principio que debería permitirle permanecer en el poder otros cuatro años, y a Alemania salir de ese inédito limbo político.

El desbloqueo de la crisis política en la primera economía de la eurozona garantizará un cuarto mandato a Merkel y promete abrir una nueva etapa en la construcción de una Unión Europea (UE) necesitada de cohesión e impulso.

Alemania "recuperará el importante papel que debe jugar en Europa", dijo, a su vez, el líder del SPD y expresidente del Parlamento Europeo Martin Schulz. "También es una respuesta alemana a las propuestas que hicieron París y la Comisión Europea. Estamos determinados a poner a disposición la potencia económica y política de nuestro país" para que Europa vuelva a ser un gran proyecto, agregó.

Luego de las elecciones legislativas de septiembre pasado y después de haber intentado sin éxito formar un nuevo gobierno con los ecologistas y los liberales, la canciller alemana tenía una sola alternativa: llegar a un acuerdo con sus antiguos aliados, los socialdemócratas, o enfrentarse al fin de su carrera. Merkel lo consiguió, pero al precio de numerosas concesiones. El compromiso de 28 páginas logrado entre demócrata-cristianos de su partido (CDU), sus aliados ultraconservadores de la rama bávara (CSU) y los socialdemócratas debe aún ser ratificado por los militantes del SPD en un congreso, previsto para el 21 próximo.

Durante los últimos cinco días, las negociaciones tropezaron con numerosos puntos sensibles. La cuestión migratoria ante todo: los ultraconservadores bávaros exigieron una línea dura para otorgar el asilo. El acuerdo prevé que el número de refugiados no excederá de 220.000 por año y el reagrupamiento familiar será limitado a 1000 personas por mes.

Alemania recibió más de un millón de migrantes entre 2015 y 2016, una política que le valió a la canciller una ola de críticas, y que permitió a la extrema derecha entrar al Parlamento por primera vez desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Por su parte, el SPD puso sobre la mesa una reforma del seguro médico que había sido rechazada anteriormente por el partido de la canciller, llegando finalmente a un acuerdo sobre la financiación.

Los socialdemócratas no obtuvieron, sin embargo, todo lo que pretendían. Y eso, a pesar de la excelente salud de la primera economía europea, cuyos cofres nunca estuvieron tan pletóricos desde la reunificación del país. Esta semana, Alemania provocó la envidia del resto de los países de la UE al registrar 38.400 millones de euros de excedente presupuestario.

Merkel y sus aliados de la CSU negaron al SPD la creación de un llamado "seguro de salud ciudadano", al cual todo el mundo debía cotizar para reducir las desigualdades de atención médica entre aquellos que gozan de seguros privados y los que reciben asistencia pública. Los socialdemócratas tampoco obtuvieron el aumento de impuestos que solicitaban para los ingresos más altos.

Europa, en todo caso, parece haber sido el sésamo que destrabó la negociación.

"Si aceptáramos participar en el gobierno, sería solo a condición de reforzar Europa", había advertido Schulz al inicio de los encuentros. Así parece haber sido: el acuerdo prevé "reforzar la eurozona", incluso financieramente. Como para el resto del compromiso, ahora será necesario plasmar los detalles.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios