Formalizar con firmeza el reclamo de los autores

Mario Breuer
(0)
15 de enero de 2018  

Con Spotify y todo el streaming en general yo tengo sentimientos encontrados. Tener todos los discos en la palma de la mano es, por decirlo de alguna forma, el sueño del pibe porque puedo acceder al 96% de toda la música universal. Pero el problema es que el negocio es para uno solo, para aquellos que son los dueños de las plataformas. Por eso pienso que es una enorme falta de respeto y de reconocimiento a los músicos que han compuesto con mucho esfuerzo sus canciones. El precio de Spotify es ridículamente barato, creo que podrían cobrar 70 dólares, por ejemplo, y repartir las ganancias, que es lo que corresponde. Es un nuevo formato: son empresas que ganan a costa del trabajo de otros, simplemente distribuyen y -hay que decirlo- lo hacen muy bien.

Por otro lado, en Spotify no hay información sobre los discos. No sabemos quiénes escribieron las letras y la música de las canciones, ni quién realizó el arte de tapa, ni qué músicos grabaron cada instrumento, ni qué ingeniero mezcló o masterizó. Desde mi punto de vista, hay una ausencia de todo lo que está detrás de las canciones que escuchamos. Y esto lo digo como usuario de Spotify, lo uso todos los días y reconozco que la calidad del servicio es extraordinaria, pero definitivamente perjudica notablemente a los que se esfuerzan para hacer un disco. A mí me parece que, para contrarrestar esto, todos los que trabajan en la industria de la música deberían formalizar un reclamo con firmeza. Decir, por ejemplo, que si no nos abonan una cantidad justa de dinero por cada reproducción, si esa regalía no es aceptable, vamos a iniciar acciones legales, como lo está haciendo la editora de Tom Petty y Neil Young, para que no puedan usar la música que hicimos.

Ingeniero de sonido y autor del libro Rec & Roll

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.