Delivery para mascotas, el Uber de los pedidos y accesorios para chicos: 1000 empresas ya se constituyeron gracias a la SAS

Mis Pichos, un emprendimiento que generaría transacciones por $10 millones este año
Mis Pichos, un emprendimiento que generaría transacciones por $10 millones este año
María Julieta Rumi
(0)
15 de enero de 2018  • 15:10

A cuatro meses y medio de la puesta en funcionamiento del régimen que permite conformar sociedades por acciones simplificadas en 24 horas, ya se crearon 1187 SAS en la ciudad de Buenos Aires, de las cuales 490 son unipersonales. Según el secretario de Emprendedores y Pymes de la Nación, Mariano Mayer, ahora el desafío es la implementación en el resto de las provincias.

"Durante los últimos años fue muy difícil impulsar nuevas empresas, era un proceso complejo que requería mucho tiempo y trámites interminables. Ahora, con un Estado activo, jugando a favor de los que emprenden, abrimos un horizonte de crecimiento y más empleo. Hoy la Argentina necesita 200.000 a 300.000 empresas más y creemos que muchas de ellas van a ser SAS porque, no sólo tenés ventaja a la hora de arrancar, sino durante todo el manejo", afirmó Mayer en diálogo con LA NACION.

Las ventajas del proceso, a diferencia de constituir una sociedad anónima, son los costos -cuesta entre $ 4500 y $ 5500, una cifra considerablemente menor a la que se debe disponer para crear una S.A.- y el ahorro de tiempo gracias a que el trámite se inicia a través de la Plataforma de Trámites a Distancia (TAD). Desde allí, se completa un formulario con toda la información exigida por la Ley. Es una plataforma sencilla, con opciones de autocompletado de datos y con ellos se genera el Contrato Constitutivo y la publicación en Boletín Oficial.

Gracias a la herramienta, en la ciudad de Buenos Aires, ya se crearon 1187 SAS, de las cuales 490 son unipersonales y ahora el desafío es, según Mayer, la implementación en el resto de las provincias. A continuación, algunas de las SAS inscriptas:

MisPichos

Es un delivery online de alimento balanceado para perros y gatos en Capital Federal. Eligieron la SAS en septiembre de 2017 porque fue una forma fácil de constituir la empresa, sin intermediarios, gracias al estatuto modelo que les permitió inscribir el objeto social. Consultado por este diario, el director Gonzalo Sisack Novillo explicó que se trata de un market place que tiene el mismo esquema que Uber.

"Hay gente que ofrece el servicio y gente que necesita el servicio. Por atrás de la página hay toda una red de veterinarias independientes y el sistema tiene el el stock de todas ellas. El cliente selecciona el producto y dice cuándo lo necesita y dónde. Es distinto de Pedidos Ya porque ahí elegís a quién le compras y acá no, porque todos tienen más o menos los mismos productos. A la veterinaria le llega una notificación que le dice ´te toca venderlo a vos´ y nosotros les cobramos una comisión por facilitar la venta. El comprador no paga comisión y el precio es el promedio de las veterinarias, un precio justo", detalló.

Segú Sisack Novillo, tienen veterinarias en lista de espera y un índice de satisfacción de los clientes del 100%. En marzo, van a tener presencia en Zona Oeste y provincias del interior del país y, a fin de año, en Uruguay y Chile.

"En 2017, recibimos una inversión de $3 millones de inversores privados y ahora vamos a una nueva ronda de inversión para crecer. En 2018, vamos a estar en torno a los $10 millones en transacciones", completó.

Kadabra

Otra SAS con un esquema similar a Uber es Kadabra delivery. Se trata de una aplicación que permite que todos los deliveries se realicen en bicicleta, generando un circuito sustentable de reparto. Gracias a la excelente respuesta que tuvieron y un buen crecimiento, la sociedad se vendió recientemente a Glovo, el player más grande de Europa. Su creador Matías Gath valoró positivamente todo el proceso.

Glovo, la app de delivery sustentable
Glovo, la app de delivery sustentable

"La inscripción fue bastante rápida. No en 24 horas, porque fuimos de los primeros en septiembre pasado, pero desde el Ministerio de Producción siempre nos ayudaron, nos dieron una mano y fueron re expeditivos y ahora, cuando se tuvo que hacer la venta, fue super simple. Un contrato a dos partes por las acciones de la compañía. Habrá que ver cómo sigue", explicó.

De acuerdo con esto, Glovo va estar saliendo la próxima semana con el mismo proyecto, pero más fuerte. "Hay una necesidad de mercado. Hoy el delivery en la Argentina es poco sofisticado. La comida a veces llega con mucha demora y con mala calidad y fría y nadie se hace responsable. Con esta app se puede ver por dónde está el repartidor y luego evaluar el pedido", aseguró.

Los partners son, por un lado, personas independientes, que activan la app cuando quieren trabajar como repartidores con sus bicis y ganar un dinero extra, y, por otro lado, los restaurantes que generan ventas incrementales sin mayores problemas. "Es raro que algún restaurante te diga que no. Les cobramos un porcentaje por las ventas y hay un contrato, pero que se puede cancelar sin problema. No hay ninguna atadura".

PAPA.studio

Papa se constituyó como SAS también en septiembre de 2017. Es una empresa de triple impacto "B" que realiza objetos de diseño a partir de materiales de descarte y trabaja con ONG´s de mujeres. Una de las socias, Lorena Núñez, dijo que dos de las prioridades que tienen es el trabajo territorial en la localidad de Tigre, con habitantes de las villas Nueva Esperanza y El Garrote, y que las mujeres se empoderen y puedan llevarse un conocimiento que utilicen en sus casas.

Daravi, la fábrica en donde se producen los objetos de PAPA, que emplea a 15 personas
Daravi, la fábrica en donde se producen los objetos de PAPA, que emplea a 15 personas

"La fábrica en Tigre Sur la inauguramos el 17 de diciembre de 2017. Hay 15 mujeres trabajando y en el staff somos ocho mujeres y un hombre. Hacemos bolsas, sets de escritorio y regalos corporativos. Son productos con trazabilidad que vendemos en tiendas de diseño, en el exterior, vía online y también hacemos cosas para terceros", puntualizó.

Entre los terceros figuran varias empresas de importancia como Garbarino, Facebook, Mercado Libre, Instagram, Netflix, Gallo y Roche, entre otras.

"La facturación en 2017 fue de $3.800.000 y, en 2018, esperamos crecer un 40% más que nada en cantidad de unidades vendidas. El objetivo es tratar de apuntar a productos simples, replicables fácilmente y a un precio competitivo ", aseguró Nuñez.

Waykap

Por último, Waykap data de octubre de 2017. Comenzó como un pequeño proyecto y hoy tiene su SAS y está constituida como una pyme.

"Todo empezó como una charla informal con un amigo que tenía disponibilidad de tiempo. Los dos hicimos un MBA: él, en Estados Unidos, y yo, en la Argentina, y teníamos ganas de emprender. Pensamos en una marca de accesorios para niños, que entendíamos no existía en el país, pero sí en el exterior", contó Pablo Arazi, uno de los socios, y destacó la herramienta de la SAS: "Hicimos todo y estábamos esperando a que saliera la SAS y nos tiramos de cabeza. Somos serios y queremos un negocio de verdad. Si empezás informal te condiciona y te genera un hábito que no está bueno".

Las mochilas para niños de Waykap
Las mochilas para niños de Waykap

Hoy comercializan a través de su ecommerce, Mercado Libre y distribuidores cuatro productos: toallones de microfibra, mochilas de goma eva para nenes de entre 2 y 7 años, luncheras para chicos de primario y remeras de lycra con protección UV.

"Nuestra intención es que la empresa trascienda fronteras. La cabeza es argentina pero tenemos contactos en Uruguay, Perú, España y mi socio Juan Ignacio Devoto está actualmente en Suiza. La proyección para 2018 es de $1 millón de facturación y la idea es al menos duplicar en 2019 en el mercado local, más los convenios que logremos en el exterior que recién se están gestando", cerró Arazi.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.