Suscriptor digital

CES 2018: la feria sirvió de antesala para un mundo lleno de robots

Con aspecto humanoide o con ruedas, con pantallas o caras expresivas, los robots llenaron los pasillos de la CES 2018 con algunas buenas ideas y otras... no tanto
Con aspecto humanoide o con ruedas, con pantallas o caras expresivas, los robots llenaron los pasillos de la CES 2018 con algunas buenas ideas y otras... no tanto Fuente: AP
Martina Rua
(0)
15 de enero de 2018  • 17:49

LAS VEGAS.-En el pabellón de Eureka Park, el espacio que la feria de tecnología que terminó este fin de semana en Las Vegas le dedicada a startups, conviven en un pasillo, una verdulería autónoma que ofrece frutas y verduras de casa en casa y en el otro extremo un caddy de golf robot que lleva los palos y registra si el jugador hace bien sus movimientos. En el medio de ellos, una mujer se tira al piso y levanta al pequeño robotito Buddy, que avanza con cabeza de pantalla, y ojos gigantes y tiernos de animé. Lo abraza y pregunta: "¿Puedo besarlo?" Los robots coparon CES 2018: algunos muy avanzados y eficientes; otros que fallaron en sus presentaciones y demostraron que el mundo de la robótica y la inteligencia artificial recién da sus primeros pasos, y que necesita madurar para ser una opción real y útil en la vida cotidiana de las personas.

Entrenadores incansables

Entre los que tuvieron una alta performance en CES 2018 están los "entrenadores" de juegos y deportes. Forpheus es un robot experto en ping pong de la firma Omron, que adapta su estilo de juego en base a las habilidades y técnicas de su oponente, mediante un complejo sistema de sensores y aprendizaje en tiempo real; y aunque no siempre gana sus partidas es un duro oponente con golpes exactos y rápidos. Para los que prefieren los juegos de mesa, hubo varias propuestas lúdicas, como el robot jugador de scrabble de la compañía taiwanesa ITRI. O el tablero de ajedrez Squareoff, que mueve las piezas y aprende de acuerdo al juego de su oponente y permite jugar de manera remota.

ITRI mostró un robot capaz de jugar al Scrabble
ITRI mostró un robot capaz de jugar al Scrabble Fuente: AFP

También se destacó por su danza fluida el duo Bolt y Bolt Jr, dos robots cineastas de Nikon, que interactuaban con los visitantes al ritmo del rap; tienen cámaras y capturan el movimiento a alta velocidad y con mucha precisión, de un modo casi imposible para el brazo humano. Gracias a ellos, muchas publicidades y escenas de películas ya están siendo capturadas de este modo.

La organización de CES reconoce cada año a las mejores innovaciones; entre sus elegidos hubo un drone acuático y una máquina que dobla la ropa. El drone es Biki, de Boya Gongdao, por su potencial utilidad para expediciones acuáticas. Tiene tecnología infrarroja para evitar obstáculos, comunicación acústica y GPS, y puede ser manejado desde un smartphone.

Además de planchar, otra tarea ingrata es la de doblar la ropa: por eso premiaron a Foldimate, una máquina que dobla prendas arrugadas, las pasa por un sistema de rodillos y vapor y las entrega dobladas en una pila. Al probarla no es fácil que tome la prenda de manera correcta y hay que colocarlas en cierta dirección para que entienda el pedido. Así que en el tiempo que toma quizás valga la pena doblarla con las manos mientras miramos nuestra serie favorita.

Un visitante prueba la Foldimate, que toma la ropa y la dobla
Un visitante prueba la Foldimate, que toma la ropa y la dobla Fuente: AP

Para algunos Aibo es una mascota con corazón de chip y para otros tan sólo un chiche caro que ladra y mueve la cola. Lo cierto es este robot de Sony apuesta, como otros tantos lanzamientos de CES 2018, a conectar con la emoción y empatía en la interacción con las personas. Estos conceptos se vieron especialmente desde compañías asiáticas: por ejemplo en Japón ya hay más de 10.000 robots Peppers viviendo junto a adultos mayores para su cuidado y compañía.

Aibo ya había sido presentado el año pasado, y es una evolución de un modelo de hace varios años: por dentro ha evolucionado mucho y ahora puede reconocer rostros, responde a comandos de voz y festeja cuando lo acarician. Cuenta con una cámara en su nariz y su truco favorito es buscar el hueso cuando se lo tiran, pero también puede vigilar la casa y transmitir video de lo que sucede cuando sus dueños no están. El costo del perrito tech podría alcanzar los 1700 dólares, por lo que recoger un animal de la calle para darle un hogar cobra aún más sentido.

Así es Aibo, el nuevo perro robot de Sony

00:56
Video

Siguiendo en el mundo canino, y también felino, hubo varias propuestas para nuestras mascotas reales. Como sensores con GPS para evitar extravíos y cuchas con cámaras y expendedores de comida remotas para cuando los dueños deben viajar o estar fuera de casa.

Buddy es otro que ya había visitado CES, pero este año fue galardonado como uno de los mejores robots acompañantes. Está diseñado para mantener una conversación, monitorear la casa, pasar música y videos: algo así como un Amazon Echo pero con ruedas y cara de pantalla.

El robot Buddy en los pasillos de la CES 2018
El robot Buddy en los pasillos de la CES 2018 Fuente: AFP

Otro que asegura que entiende las emociones humanas y reacciona al respecto es el 3E A18 de Honda, diseñado para reconocer y responder a las emociones de los humanos: fue creado para establecer una conexión con las personas. Su rostro digital muestra si está feliz, triste tiene una voz graciosa y se ríe o llora de acuerdo a las expresiones de los humanos a su alrededor. También invita a las personas a que lo toquen o abracen.

Honda, además, montó un espacio circular y con obstáculos para presentar un robot de carga, para mover cosas pesadas en una construcción por ejemplo, y otro con un espacio de guardado amplio, llantas y un asiento para poder desplazarse encima de él, que podría servir para personas mayores y para quienes trabajen en espacios de grandes distancias. Panasonic, por su parte, también mostró una estructura para mover cajas o pallets de forma autónoma, como ya se utilizan en las depósitos de Amazon en todo el mundo, por ejemplo.

El stand de Honda con su robot de transporte (atrás a la izquierda), el de movilidad personal (el carrito junto a la presentadora) y 3E A18, el robot que intepreta emociones humanas
El stand de Honda con su robot de transporte (atrás a la izquierda), el de movilidad personal (el carrito junto a la presentadora) y 3E A18, el robot que intepreta emociones humanas Fuente: AFP

Tierno y con forma de lechuza, se presentó Luka, el robot que cuenta cuentos a los niños de 2 a 8 años. Tiene precargadas cientos de historias en su base de datos y parece un juguete pero, ¿por qué alguien dejaría en manos de un parlante una de las actividades más hermosas para compartir con los hijos?

La lechuza Luka, especialista en contar cuentos infantiles
La lechuza Luka, especialista en contar cuentos infantiles Fuente: AP

Limpieza y tareas duras

Una de las razones para hacer robots es que ellos hagan por nosotros las tareas arduas, sucias o repetitivas y en ese sentido hubo varias modelos de robots que se encargan del trabajo en casa aunque, justamente estos no tuvieron la mejor de las suertes en la feria y muchos fallaron en sus pruebas ante el público.

The Aeolus Bot puede alcanzar objetos, aspirar el piso, y ordenar objetos y colocarlos en su lugar por reconocimiento y actuar como guardias de seguridad. Aeolus, como muchas otras de las propuestas mencionadas incluye la IA de Alexa de Amazon, pero en el stand de exhibición se "empacó" en más de una oportunidad.

El robot Aeolus durante la presentación en la CES
El robot Aeolus durante la presentación en la CES Fuente: AFP

Fuera del centro de convenciones, en pleno Boulevard de Las Vegas, trabaja Tipsy, el robot que "estudió" coctelería y prepara todo tipo de tragos con indicaciones que le llegan de los clientes del bar sin mozos y con sólo presionar el pedido en una Tablet. Otro de limpieza prometedor, pero que no quiso trabajar en la demo de la CES fue CLOi, de LG. La firma presentó varios robots de guardado y carritos autónomos.

Robots barman

01:22
Video

Atrajo también muchas visitas el prototipo de una verdulería que se desliza como vehículo autónomo y que visita las casas, con fruta y verdura fresca que el cliente elige en el momento. Su nombre es Robomart, el cliente se adhiere por internet y así entra en el recorrido de este vendedor ambulante 3.0. Robomart reconoce los pedidos a través de sensores y cámaras. Esto soluciona una de las principales quejas que hay al pedir un delivery, que los productos no sean los que se hubieran elegido en la tienda. Con foco prioritario en calles de circulación controlada como barrios cerrados, countrys o campus, saldrá a la venta en julio.

Robomart es una verdulería móvil y autónoma
Robomart es una verdulería móvil y autónoma

Otro que tuvo un excelente desempeño y que tiene una utilidad directa es la araña Totem , un robot para que los chicos armen de la firma inglesa Binary Bots y que sirve para practicar habilidades de programación, que para muchos son un elemento importante de cara a un futuro en el que los robots son omnipresentes.

Las arañas robot para enseñarles programación a los chicos
Las arañas robot para enseñarles programación a los chicos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?