La Justicia investiga una extorsión a Susana Giménez por videos íntimos de su nieta

Un periodista de espectáculos actuó como nexo entre el supuesto propietario de los clips de Lucía Celasco y la mano derecha de la diva
Un periodista de espectáculos actuó como nexo entre el supuesto propietario de los clips de Lucía Celasco y la mano derecha de la diva Fuente: Archivo
(0)
16 de enero de 2018  • 15:05

La Justicia penal de La Plata investiga una denuncia por presunta extorsión a Susana Giménez , tras conocerse que una persona pretendió cobrarle ocho mil dólares a la diva televisiva a través de un periodista para no difundir cuatro videos eróticos de su nieta, Lucía Celasco .

De acuerdo a fuentes judiciales, el único imputado es el periodista de espectáculos Pablo Silva, quien días atrás contactó a la productora y "mano derecha" de Susana, Inés Hernández, para advertirle que una persona le había ofrecido por Whatsapp supuestos videos "hot" de Celasco y que ofrecía no difundirlos a cambio de dinero.

Tras esa llamada, hoy trascendió que la fiscal platense Cecilia Corsi ordenó el domingo pasado allanar la casa de Silva, y que personal de la Dirección de Cibercrimen registró su domicilio en la localidad bonaerense de Villa Ballester, partido de San Martín. Los efectivos se llevaron celulares, computadoras y hasta una consola de videojuegos que serán analizados por los peritos.

En declaraciones a la agencia Télam, el abogado de Silva, Darío Saldaño, explicó que su cliente "fue contactado el sábado por un personaje mediático que le ofreció comprar videos íntimos de Celasco" y que su respuesta fue que no estaba interesado en adquirir ese material.

"Mi cliente llamó a la productora de Susana para informarle lo que ocurría, pero ella le dijo que para molestar a la conductora necesitaba pruebas", relató Saldaño. En ese momento, Silva se las solicitó al personaje mediático -cuya identidad no quiso revelar- y éste le hizo llegar, a través del WhatsApp, una captura de pantalla "en la que se ve claramente que la protagonista de los videos es Lucía".

De acuerdo a la versión brindada por el abogado, su representado reenvió esa imagen a Hernández, quien le dijo que estaba en Uruguay y que no tenía tiempo para trasmitirle eso a Susana, por lo que él se "desentendió del tema".

"Lo hizo de comedido porque creyó que era mejor que los videos estuvieran en manos de la diva", contó el abogado y apuntó que al día siguiente, la vivienda de su cliente fue allanada tras una denuncia radicada en La Plata "por un abogado del estudio de Fernando Burlando, en nombre de Susana Giménez".

"Ayer me llamaron diciendo desde el estudio de Burlando que si yo decía quién tenia los videos se terminaba todo. Silva no quiere decir quién es todavía pero lo dirá y aportará todos los datos si en el marco de este proceso se le ofrecen garantías. Mi cliente no tuvo nada que ver", resaltó Saldaño.

Los voceros judiciales indicaron que esos videos datarían de hace unos cuatro años y habrían sido "robados" de iCloud, que es la "nube" en donde se guardan automáticamente las imágenes tomadas desde un iPhone o iPad.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios