Triaca se disculpó por un audio en el que increpaba a su empleada doméstica

El ministro Jorge Triaca, envuelto en una fuerte polémica
El ministro Jorge Triaca, envuelto en una fuerte polémica Fuente: Archivo
(0)
16 de enero de 2018  • 22:01

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca , pidió esta noche disculpas por un exabrupto dirigido a su empleada doméstica, cuyo audio circuló por las redes sociales, lo que generó una fuerte polémica. "Pido disculpas por el exabrupto que circula en un audio. El mismo es en el marco de un diálogo personal, no condice con mi manera de actuar ni refleja mi forma de ser, y lamento que haya sido utilizado para sacar rédito de él", explicó Triaca en su cuenta de Twitter, al cabo de la controversia que se extendió durante toda la jornada.

La empleada doméstica, Sandra Heredia, denunció que el ministro la había echado sin pagarle la correspondiente indemnización y que mantuvo la relación laboral en negro. Reveló que trabajaba como casera en la quinta de la familia del funcionario, en Boulogne, y que el propio Triaca le mandó un audio de WhatsApp, en el que la maltrataba e increpaba con el siguiente reto: "Sandra, no vengas porque te voy a mandar a la concha de tu hermana, pelotuda". En diálogo con el canal América, la empleada contó que el ministro "se enojó porque yo tardé en ir a abrir la puerta".

Reveló que el despido le fue comunicado el sábado 6 de este mes por el cuñado del ministro, Sergio Borsalino, quien le transmitió que no existían motivos concretos para el cese de la relación laboral. "Simplemente, todo tiene un ciclo", fue la argumentación, según Heredia.

Ella además contó que también trabajaba en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), y que la familia Triaca le dio ese cargo porque ella les pidió un aumento de sueldo que no le dieron y, a cambio, le otorgaron "un trabajito extra".

El entorno familiar salió en defensa del ministro. Su hermano Carlos Triaca dijo a los medios que el despido se decidió porque "faltaron algunas cosas", lo que fue negado por la empleada.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios