"Pedaleá como una piba", las chicas sobre ruedas que cuestionan al patriarcado

Desde la denuncia al acoso que viven cuando salen a la calle hasta la difusión de cómo cuidar la bici, esta organización quiere empoderar a las ciclistas; "No pensamos que exista una manera de pedalear según tu género y buscamos romper con estos estereotipos", contó una de sus integrantes
Desde la denuncia al acoso que viven cuando salen a la calle hasta la difusión de cómo cuidar la bici, esta organización quiere empoderar a las ciclistas; "No pensamos que exista una manera de pedalear según tu género y buscamos romper con estos estereotipos", contó una de sus integrantes
Juliana Mendoza
(0)
29 de enero de 2018  • 20:19

Isma Mennegola estaba saliendo de Ciudad Universitaria cuando se le pinchó una goma de la bici. Había terminado de cursar en la Facultad de Diseño y llegaba tarde a la primera juntada de Pedaleá como una piba, un grupo improvisado por mensajes entre varias amantes de las dos ruedas. No tenía idea de cómo arreglarla y les habló a sus compañeras. "Esa fue la primera vez que emparché una bici, las pibas me tiraban directivas por WhatsApp", contó a LA NACIÓN.

Algunas, como Isma, venían de otros grupos de fanáticas del pedal, pero nunca habían estado en uno con orientación feminista. Así nació Pedaleá como una piba, de la fusión entre la pasión por las bicis y la lucha por la igualdad de género.

El nombre surge de la organización internacional "Cycle like a girl" pero "las pibas" lo asumieron como una broma. "No pensamos que exista una manera de pedalear según tu género y buscamos romper con estos estereotipos. La organización surgió a partir de juntarnos y detectar que hay ciertas cosas que nos pasan en la calle que están directamente relacionadas a como nos lee la sociedad", dicen en el manifiesto que está colgado en su página de Facebook.

Ellas toman el manubrio y las calles una vez por mes para empoderarse colectivamente con lo que asumen como un estilo de vida. Se definen como una organización transfeminista, porque incluye mujeres hétero, lesbianas y personas trans. Su objetivo es que cada vez más chicas usen la bici como una herramienta para enfrentar el mundo.

"Nos sube la autoestima, nos da libertad y placer, llegamos a donde queremos por nuestros propios medios y esfuerzo. Esto puede parecer cosa de todos los días para algunos, pero para nosotras, teniendo en cuenta la sociedad patriarcal en la que vivimos, es una forma de cambiar nuestra realidad, empoderándonos y a nuestros pares", dicen en el comunicado.

Ellas están organizadas. En el grupo "chico" de WhatsApp hay casi 100 chicas, pero en su página de Facebook ya hay más de 3000. También tienen otro grupo de emergencia con casi 50 integrantes en toda la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para alertar sobre cualquier riesgo que puedan vivir arriba de la bicicleta. "El ingrediente clave de una agrupación feminista, más allá de la bici, es que hay una persona que vive una situación de violencia de por sí por el sistema patriarcal", contó Isma.

Con Pedaleá las chicas quieren visibilizar muchas situaciones de acoso que pasan desapercibidas para los que no usan la bicicleta como medio de transporte. "Desde bocinazos hasta que nos manoseen cuando estamos en movimiento, ponen en riesgo nuestra integridad física, más allá de la violencia simbólica que esto representa", dicen en el comunicado.

Su lucha por la igualdad y por cuidar a las pibas no se queda en la denuncia. Además, desde Pedaleá organizan talleres y armaron un mapa de ubicación para que las chicas se puedan localizar y volver juntas si se sienten con miedo. La organización incluso lanzó un fanzine llamado "Canaleta" para difundir las cuestiones técnicas y mecánicas para las que quieran arreglar su bici sin problemas. "Es que siendo piba nadie te enseña nada, hay que dar herramientas y autonomía para saber si te están boludeando", dijo Isma.

La forma de proteger al grupo es propio de las redes de mujeres y feministas, según Isma. "No solo somos chicas que se juntan a pedalear, somos un espacio de diálogo. En otros grupo no pasa. Si vas a pedaleadas con varones seguramente se te tiran, en Pedaleá también pasa pero tiene que ver con compartir experiencias", contó.

En la bici va una vida

Además de cuestionar al patriarcado con cada pedaleada, las chicas se juntan a protestar con sus bicis en las marchas sobre violencia de género, como las organizadas por NiUnaMenos y también aquellas a favor de la legalización del aborto.

Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

Su último evento fue una pedaleada masiva contra la violencia vial. Con la consigna "En la bici va una vida", cientos de ciclistas marcharon por las muertes de Sofía Osswald, Isabel Vera y Franco Sánchez, atropellados en distintos accidentes por toda la ciudad.

El evento fue organizado por la agrupación de las chicas de Pedaleá y participaron varias otras, como ¡Rayos y Cubiertas!, Mujeres sin Frenos y Bicivilizados, además de familiares de víctimas, como la Asociación Civil Madres del Dolor.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios