Medidas para controlar la violencia al volante

Víctor Pombinho Soares
(0)
18 de enero de 2018  

En un mes, murieron tres ciclistas en la ciudad de Buenos Aires atropellados por colectivos. No puede ser casual. El manejo violento de los choferes de transporte público provoca muertes que no pueden ser más llamadas "accidentes de tránsito". Se trata de asesinatos provocados por la violencia vial ejercida por los conductores.

Detrás de cada fallecido hay una familia y amigos que sufren. Para que no haya más víctimas, se deben tomar algunas medidas urgentes:

* Reducir la velocidad a la que pueden circular los colectivos (especialmente) y los autos particulares por la Capital.

* Concientizar en forma urgente a todos los choferes de colectivos que circulan por la ciudad. Deben tener en claro que su objetivo principal es llevar sanos y salvos a los pasajeros de un punto a otro, sin provocar lesiones a peatones, ciclistas ni a otros automovilistas.

* Sacar los colectivos que quedan circulando por calles angostas. En particular en San Telmo; llevarlos a los circuitos de metrobús de la Avenida 9 de Julio o del Bajo.

* Contratar mujeres para manejar colectivos. Está demostrado que las mujeres conducen mejor y con más cuidado.

Ayer, una bicicleteada buscó visibilizar el problema. Las autoridades deberían tomar nota. Los ciclistas y los peatones son los más frágiles en el tránsito, por lo que deben ser protegidos. Además, su presencia en las calles debe ser fomentada para hacer una ciudad más vivible, menos contaminada y segura.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.