Chile: movimientos sociales argentinos participaron de la misa del papa Francisco en suelo mapuche

El viaje fue organizado por Juan Grabois, referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos, que mantiene un vínculo con la Santa Sede.
El viaje fue organizado por Juan Grabois, referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos, que mantiene un vínculo con la Santa Sede. Fuente: Archivo
Julieta Nassau
(0)
17 de enero de 2018  • 23:02

TEMUCO.- Se hacían notar por sus gorras blancas, sus pecheras fluorescentes o sus remeras combinadas. Y por su ubicación: pegados a las vallas donde pasaría Francisco en su papamóvil . Unos 500 referentes y militantes de movimientos sociales argentinos coparon una de las parcelas en las que fue dividido el aeródromo de Maquehue en esta ciudad para organizar a los 150.000 asistentes de la Misa del Progreso de los Pueblos.

Los dirigentes del llamado tridente de San Cayetano -compuesto por Barrios de Pie , la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y la Corriente Clasista Combativa (CCC)- llegaron entre el lunes y hoy a Temuco, capital de la Araucanía, en diez colectivos que salieron desde distintos puntos de la Argentina.

Movimientos sociales
Movimientos sociales Crédito: Julieta Nassau / Enviada especial a Chile

El viaje fue organizado por Juan Grabois, referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) que forma parte de la CTEP, quien logró que el contingente estuviera cerca del altar desde donde el Papa brindó su misa gracias a su vínculo con la Santa Sede: es asesor del Pontificio Consejo de Justicia y Paz en el Vaticano. El dirigente, que no quiso hablar con la prensa, es además amigo del pontífice y tuvo un encuentro con él después de la misa, según pudo saber LA NACION.

Otro amigo del Papa y militante del MTE, el cartonero Sergio Sánchez, también estuvo presente en la parcela A4 de la base aérea del sur de Chile. "Para nosotros es muy especial estar acá. Ya con que él sepa que estamos acá, para nosotros es un orgullo. Él sabe que los movimientos sociales siempre están pendientes de él y sabe que la lucha la tenemos en conjunto", dijo.

Sergio Sánchez, el cartonero amigo del Papa

02:54
Video

Los militantes comenzaron a llegar en la madrugada del domingo a Temuco y estacionaron sus colectivos en un centro comercial cercano al aeropuerto que les prestó sus instalaciones durante el día. Hoy a la medianoche comenzaron su peregrinación hacia Maquehue, donde instalaron su propio camping. Llevaron bolsas de dormir, banderas, carpas y viandas de comida "al costo" que les brindó una agrupación chilena, que constaba de un jugo, un sándwich y una ciruela. En sus diez horas de espera durmieron, cantaron y se sacaron selfies. Todo por ver de cerca al Papa, ante el cual exhibieron objetos de todo tipo, como una casa en miniatura que decía "Tierra, Techo y Trabajo", las tres "t" por las que el Papa aboga y el lema elegido para nombrar a la agrupación madre de los movimientos sociales.

Epifanía Espínola, "Fany", una costurera paraguaya que milita en el MTE, no pudo contener las lágrimas al hablar de Francisco. "Lo conozco hace muchísimo, pero es la primera vez que lo veo como Papa. Tengo mucha emoción de estar cerca de él. Casi nadie tiene oportunidad de verlo", expresó la mujer de 59 años.

Crédito: Julieta Nassau / Enviada especial a Chile

Alejandro Valenzuela, referente del MTE, comparó el discurso del Papa con "una piñata que se pincha y caen un montón de cosas". "Hay que aprovecharlas, cargarlas en la mochila y llevarle el mensaje a los compañeros que hoy no pudieron venir pero seguir construyendo", dijo el bonaerense de 29 años, que hace cuatro años logró salir de su adicción al paco y ahora busca ayudar a otros jóvenes en esa situación.

Una semana después de que el Episcopado lanzara un comunicado para recordar que "nadie habla en nombre del Papa", tras las repercusiones que tuvo una entrevista de Grabois, Sánchez, muy cercano al líder del MTE, fue cauto al hablar de la postergada visita del Santo Padre a su país. "La gente dice '¿por qué el Papa en Chile y no en la Argentina? Pero esas son preguntas que las puede contestar él o la Iglesia. A uno le gustaría tenerlo en el país del que él salió, pero son decisiones que no sabemos cómo son".

En ese sentido, el coordinador general de la agrupación Barrios de Pie, Daniel Menéndez, consideró que "hay una puesta en escena de preocupación porque no viene el Papa". "Yo creo que más que preocuparse porque venga el Papa, deberían tomar lo que él dice. Aquellos que se preocupan son, en muchos casos, los que menos practican las ideas que está llevando adelante Francisco", lanzó.

Daniel Menéndez, referente de Barrios de pie

02:03
Video

Las críticas al gobierno de Mauricio Macri y el anticipo de un 2018 cargado de conflictividad social pareció ser otro punto en común en la parcela A4.

Menéndez dijo que su agrupación no tiene diálogo con el Gobierno, al cual exige una ley de emergencia alimentaria complementaria a la social por el que el que el Estado se comprometió a repartir 30 millones de pesos a lo largo de tres años a los trabajadores de la economía popular. "Si no se abren instancias serias de diálogo vamos a volver a movilizarnos pronto", dijo.

"Febrero se viene terrible porque si no luchamos, nos van a quitar también las reivindicaciones de cien años de lucha", señaló, por su parte, Rubén Antonio Portas, referente de la CCC. Anticipó que en los próximos días delinearán un "plan de lucha" frente a la reforma laboral del Gobierno que incluirá cortes y piquetes. "Es algo que no nos agrada ni a los que los cortamos ni a los que transitan, pero es la única forma en la que nos dan importancia", señaló.

Desde Temuco, el grupo partió ayer hacia San Martín de los Andes para una asamblea del Movimiento Tierra, Techo y Trabajo. "Vamos para sacar conclusiones y para poder fortalecer las bases y demostrar que el camino es la unión y pelear por la inclusión social", dijo Sánchez.

Después de la misa en la que condenó la violencia en el centro del conflicto por los pueblos originarios en Chile, Francisco se reunió también con el ex embajador argentino en el Vaticano Eduardo Valdés, quien estaba acompañado por el músico mapuche Juan Namuncurá, un descendiente del beato Ceferino Namuncurá.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?