El debut prometedor de Carlos Tevez: la técnica le empieza a ganar a la explosión

Boca se sirvió de la técnica de Tevez
Boca se sirvió de la técnica de Tevez Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Franco Tossi
(0)
18 de enero de 2018  • 09:00

El amistoso de Boca ante Aldosivi (2-2 y posterior derrota por penales), al menos por un rato, sirvió para que el hincha deje de estar pendiente de las novedades sobre la situación escandalosa que involucra a Edwin Cardona y Wilmar Barrios, dos jugadores fundamentales para el equipo de Guillermo Barros Schelotto. Pero no fue el partido en sí lo que produjo la atracción y desvió el foco de atención, sino más bien el debut de Carlos Tevez en lo que es su tercer ciclo en el club de la Ribera. Y su actuación fue muy positiva, a pesar de no convertir.

Carlitos había manifestado públicamente que se sentía bien en lo físico pese a sus "siete meses de vacaciones" en China, de lo poco que jugó allí y del bajo rendimiento que mostró durante aquellos días asiáticos. De hecho, sorprendió a muchos por lo flaco que está actualmente. De esta manera, también aseguró que lo único que necesitaba era sumar minutos. Guillermo le dio el gusto anoche y el Apache se sacó las ganas.

Boca se sirvió de la técnica de Tevez
Boca se sirvió de la técnica de Tevez Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

En Mar del Plata, se observó una versión diferente a la que seguramente se esperaba. Esto no es malo, todo lo contrario. Quizás por su edad, por la inactividad que tuvo en Shangai Shenhua debido a la pérdida de la titularidad y a algunas lesiones, Tevez se mostró como un jugador mucho más técnico que explosivo. Y más que un delantero o un mediapunta, jugó como un enganche que hizo jugar al equipo y le dio sentido, sobre todo, a los ataques. Con la misma fuerza de siempre para proteger la pelota, pero siendo un futbolista con mayor visión: fueron constantes los pases a los espacios, especialmente para las corridas incansables de Cristian Pavón, y los toques de primera para salir de la presión rápidamente y generar un buen contragolpe. La calidad sigue viva en el ahora dueño de la camiseta N°32.

Enfrentar a un equipo muy inferior, con mucha menor jerarquía y que trataría de igualar las cosas a través del roce fuerte, le permitió a Carlitos empezar a sentir otra vez el ritmo del fútbol argentino. Los jugadores de Aldosivi le pegaron varias veces para evitar que se diera vuelta con facilidad e impedir que Boca tuviera medio gol a favor.

Es que, igualmente, cuando le dieron la facilidad de recorrer el campo hacia el arco del Tiburón, Tevez fue a los papeles y complicó seriamente. La potencia con la que siempre iba para adelante casi no estuvo y por momentos le costó ganar velocidad en determinadas jugadas, pero así y todo participó en los dos goles de Boca: primero fue inteligente para no perder segundos de ventaja mientras bajaba una pelota cerca del mediocampo y con la cabeza le metió a Espinoza un pase a la carrera para que luego asista a Pavón; en el segundo, trasladó hasta aproximarse a la puerta del área y abrió una pelota que, luego, le llegaría a Wanchope para concretar su primer tanto con la camiseta xeneize.

Además, estuvo cerca de convertir cuando un pase de Nández le permitió definir de zurda ante la salida del arquero, pero el balón terminó pegando en el poste. Y luego, mostrando una vez más la generosidad de un enganche y dejando de lado el egoísmo de un delantero, asistió a su amigo Wanchope en lugar de rematar al arco, aunque todo terminó en un offside discutible.

Boca se sirvió de la técnica de Tevez
Boca se sirvió de la técnica de Tevez Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

En medio de la revolución que generó el suceso de los colombianos, Tevez revolucionó su propio fútbol. Cuando volvió desde China trajo un perfil mucho más bajo: no pidió la cinta de capitán, no aceptó la N°10 y empezó a trabajar en Cardales cuando aún no lo esperaban. Aquello también parece trasladarlo dentro del equipo: Carlitos hace jugar al resto, con el objetivo de que el que más brille sea Boca.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?