Galería de imágenes: el calor derritió los termómetros en el Abierto de Australia

Gael Monfils se refresca en el partido ante Novak Djokovic
Gael Monfils se refresca en el partido ante Novak Djokovic Fuente: AFP - Crédito: Greg Wood
(0)
18 de enero de 2018  • 12:44

Melbourne (dpa) - Juan Martín del Potro sueña con estar tomando una cerveza en la playa, Novak Djokovic no ve la hora del baño de hielo y Gael Monfils anhela una cama de suero. El Abierto de Australia vivió hoy una jornada de calor infernal en Melbourne y la polémica no se hizo esperar.

Tras varios días de temperaturas relativamente frescas para la época, el mercurio alcanzó este jueves los 39 grados centígrados en el primer Grand Slam de la temporada. Una masa de aire caliente proveniente del "Outback", el enorme desierto en el corazón del país, se adueñó de la ciudad costera y del torneo.

Delpo, asistido en una jornada agobiante
Delpo, asistido en una jornada agobiante Fuente: AP - Crédito: Dita Alangkara

Previendo las altas temperaturas que auguraban los pronósticos, Nadal había solicitado en la víspera que las autoridades apliquen la denominada regla del calor extremo de ser necesario. Sin embargo, los organizadores consideraron que no se cumplían los requisitos.

Para ello, la temperatura ambiente debe superar los 40 grados y también se tiene que alcanzar determinado nivel en el índice WBGT (Wet Bulb Globe Temperature), que mide básicamente la humedad. En ese caso, las autoridades pueden desplegar el techo retráctil en los estadios principales (Rod Laver, Margaret Court y Hisense) y suspender la actividad en las canchas secundarias.

Las temperaturas de hoy, es cierto, no son las más altas que se hayan registrado en el torneo. En 2014, por ejemplo, el termómetro alcanzó los 42,2 grados. "He tenido partidos con más calor aquí", dijo la española Garbiñe Muguruza tras su eliminación, aunque no todos estuvieron de acuerdo.

La española,Garbine Muguruza se refresca duante el partido ante Hsieh Su-Wei
La española,Garbine Muguruza se refresca duante el partido ante Hsieh Su-Wei Fuente: AFP - Crédito: Saeed Khan

Para mañana está previsto que la ola de calor se profundice y las temperaturas alcancen los 42 grados, por lo que las discusiones prometen continuar. Sin embargo, durante la noche el viento del desierto cederá a la brisa costera y las temperaturas bajarán abruptamente para alivio de tenistas, aficionados y organizadores.

Más imágenes

Hidratación y protección del público
Hidratación y protección del público Fuente: AFP - Crédito: William West

Roger Federer durante un descanso
Roger Federer durante un descanso Fuente: AFP - Crédito: Paul Crock

Gael Monfils en el partido ante Novak Djokovic
Gael Monfils en el partido ante Novak Djokovic Fuente: AFP - Crédito: Saeed Khan

Un fotógrafo se protege del calor con un toallón
Un fotógrafo se protege del calor con un toallón Crédito: DPA/Lukas Coch

Novak Djokovic durante un descanso ante Gael Monfils
Novak Djokovic durante un descanso ante Gael Monfils Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

Una jornada agobiante en Melbourne
Una jornada agobiante en Melbourne Fuente: Reuters - Crédito: Edgar Su

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.