Pinacoteca millennial: el arte clásico renace con las redes sociales

Las intervenciones contemporáneas dan nuevos sentidos a las obras de grandes maestros
Las intervenciones contemporáneas dan nuevos sentidos a las obras de grandes maestros
Pinturas de la Antigüedad, el Medioevo y el Romanticismo cobran una segunda vida al viralizarse en memes, archivos GIF y animaciones
Fernando García
(0)
21 de enero de 2018  

Olvídense de los Coffee Table Books con ilustraciones glamorosas de los viejos maestros del arte. La Pinacoteca millennial estalla en reproducciones de baja calidad pero con una penetración mil veces mayor.

Semanas atrás, el mundo del arte impactó en las noticias con la subasta del último Da Vinci que permanecía en manos privadas. Se trataba de la pintura Salvator Mundi, que salió a la venta en Christie’s Nueva York con una base de 70 millones de dólares. Se vendió en la cifra récord de 450 millones. Salvator Mundi muestra una imagen renacentista de Jesucristo que el ojo millennial captó en una versión rápidamente intervenida. A este Da Vinci, antes propiedad de Carlos I de Inglaterra –como ya le había ocurrido a Mona Lisa en tiempos de Duchamp y el dadaísmo– le aparecieron cosas. Casi al mismo tiempo que la imagen original recorría los portales de noticias, Alexey Kondakov publicó en su cuenta de Instagram (con casi 40.000 seguidores) al Salvator Mundi sosteniendo una copa de vino blanco y un cigarrillo. Le agregó la frase “Cuando hacés un trato exitoso en el arte #450mln #art”.

Salvator Mundi, de Da Vinci, intervenido por Alexey Kondakov
Salvator Mundi, de Da Vinci, intervenido por Alexey Kondakov

Quienes siguen a Kondakov están familiarizados con la figuración del Renacimiento: las imágenes de este período trascendental de la historia del arte aparecen descontextualizadas en sus posteos de Instagram. Todo el arsenal iconográfico del Quattrocento se ve en sus collages disuelto en la arquitectura de Kiev, donde vive y trabaja como director de arte, y otras ciudades de Europa. Este virtuoso del Photoshop lleva adelante un saqueo a las escenas del arte clásico, cuya circulación viral está en la avanzada de una posible Pinacoteca millennial.

Los usuarios de Instagram y otras redes están recibiendo una intoxicación de arte clásico (el yacimiento de imágenes comprendido entre la Antigüedad clásica y el Medioevo hasta el Romanticismo) aplicado en memes, archivos GIF y hasta animaciones donde los personajes de pinturas emblemáticas de Occidente cobran una segunda vida. Como sucedió semanas atrás con Las Meninas (1656), obra cumbre de Velázquez y el Siglo de Oro español, viralizada en YouTube como el clip del trap (una corriente del hip hop) Velaske, yo soi guapa? del diseñador y humorista español Christian Flores. Desde que fue subido a principios de diciembre en la plataforma Playground, su animación fue vista por más de 4,6 millones de internautas.

Remix moderno

En la intervención de Flores, la infanta Margarita, cual el espejo de la Reina en Blancanieves, interroga y pide a Velázquez que la pinte jugando con la metapintura presente en la obra donde el artista se pintó a sí mismo… pintando. “Verás que estoy haciendo algo revolucionario”, contesta el artista a la infanta, con lo cual todo el remix de la obra termina subrayando su radical modernidad.

El remix trap de Velázquez desató un debate en Twitter que Benito Navarrete, el mayor especialista español en el período Barroco, zanjó así en el diario El Mundo: “Es una obra de arte en su género. Una forma única de acercar el arte a los jóvenes y da en las claves para tener un conocimiento real del lienzo”.

Las intervenciones contemporáneas dan nuevos sentidos a las obras de grandes maestros
Las intervenciones contemporáneas dan nuevos sentidos a las obras de grandes maestros

¿Puede pensarse esta invasión masiva de imágenes de arte clásico en la arena digital como una nueva educación del ojo? Si pintores argentinos de la posmodernidad como Nahuel Vecino y Max Gómez Canle abrevaron en los fascículos de La Pinacoteca de los Genios para reinterpretar en clave contemporánea a los maestros de la figura y el paisaje, quién sabe qué podrían estar haciendo mañana los internautas que pasean la mirada por obras renacentistas y barrocas remixadas y exhibidas en un museo insolente, inasible y fugaz.

Hay algo en la Pinacoteca millennial que se asemeja a los gift shop de los grandes museos, donde las obras de arte son desauratizadas ad eternum en todo tipo de objetos y utensilios. Parafraseando a Walter Benjamin, esto es el arte (clásico) en la era de la hiperconectividad. Es que al regusto posmoderno de la ironía y el sarcasmo que hay en estas ¿obras? (aunque Kondakov explora una atracción poética en sus inmaculados collages) se le yuxtaponen la velocidad hipermoderna de la comunicación y las herramientas expandidas para el ajuste y la intervención digital sobre las imágenes de 500, 600 y hasta mil años atrás.

El brazo de Adán, de Miguel Ángel, “actualizado”
El brazo de Adán, de Miguel Ángel, “actualizado”

Una mirada rápida por la cuenta de Instagram @classical_art_memes, con casi 200.000 seguidores revela una factoría de postales ingeniosas donde escenas de arte clásico sirven para ilustrar proposiciones. Se lee: “Cuando tenés resaca y te echás en la cama a contemplar tu vida entera”, junto al recorte de un personaje de una obra medieval-gótica que descansa. Son básicamente chistes en el camino de los antiguos genios del arte a los flamantes artistas del ingenio. Como la cuenta del canadiense @ScorpionDagger, nutrida de GIF, cuyo soporte siempre son escenas y personajes del Renacimiento y el Medioevo en situaciones bizarras o incómodas.

Más allá de la intención lúdica o poética, este regreso indiscriminado del arte clásico por las nuevas vías de la cultura popular nos habla de la permanencia de la imagen cuando justamente muchas veces el arte contemporáneo, como tan bien explica César Aira en su ensayo “Sobre el arte contemporáneo”, es poco vendible a través de una fotografía. Pues es antes una idea que una imagen.

El humor propone otras formas de ver obras creadas hace cientos de años
El humor propone otras formas de ver obras creadas hace cientos de años

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.