Independiente-Racing, clásico de verano: el Rojo sufrió hasta el final en Mar del Plata, pero festejó en los penales

Argentina Torneo de Verano
  • 2 P3
Independiente

Independiente

  • Leandro Fernández
  • Leandro Fernández
  • 2 P1
Racing Club

Racing Club

  • Lautaro Martínez
  • Lautaro Martínez
(0)
19 de enero de 2018  • 00:07

MAR DEL PLATA.- Primero, le ganó en el torneo doméstico. Más tarde, logró la Copa Sudamericana. Dos testimonios de su rica historia. Y anoche, Independiente superó por penales a Racing por 3 a 1, tras un 2-2 en el amistoso de escenario estival, para dejar en claro, otra vez, quién es el patrón de Avellaneda.

El clásico fue a pura adrenalina y, en la imaginaria tabla de merecimientos, la Academia no resultó inferior, pero fue una formación inexperta a la hora de la definición. Perdía por 2-0 y, al menos, alcanzó el empate, que quedó como anécdota. Los clásicos nunca son amistosos, ni en este escenario -un partido de verano- ni en este contexto -no se juega por los puntos-. Siempre son encuentros que tienen el valor agregado del sentimiento. Y por eso así se los juega, con el corazón en la mano, con una electricidad parecida a la de una final. Y en este caso, la alegría sigue siendo roja.

Más allá del campo de juego, Independiente y Racing juegan en ligas diferentes, a pesar de que la Copa Libertadores es una obsesión compartida. La misma que tienen, por ejemplo, River y Boca. Pero en esa búsqueda viajan por distintas autopistas. Racing -como los millonarios y los xeneizes- hizo una fuerte inversión. Independiente, tal vez con el sabor dulce del título de la Sudamericana, no se marea con las incorporaciones, más allá de las salidas de Nicolás Tagliafico, el capitán, y de Ezequiel Barco, su mejor valor.

"A veces, en la calle, la gente de Independiente dice «Tevez arregla con Boca, Centurión arregla con Racing y Pratto arregla con River, y nosotros...»", cuenta Ariel Holan, el conductor, que intuye que Fernando Belluschi no va a llegar. Y que debe conformarse con apuestas del exterior. "Tenemos muchos partidos y viajes largos, pero no estamos como para inversiones millonarias. ¿Gaibor? Me llamó personalmente, quiere venir a Independiente. Para mí es un mediocampista mixto, de mucho recorrido, potencia física y pegada. Tengo las mejores referencias de él como profesional y persona. Y Bryan Cabezas tiene un potencial enorme. Valoro mucho sus ganas de jugar en Independiente", contó el entrenador.

Lo mejor del partido

Racing, al parecer, se arma mejor. Al menos, con nombres que tienen recorrido en el fútbol doméstico, como los de Neri Cardozo, Nery Domínguez, Leonardo Sigali, Alejandro Donatti y Ricardo Centurión. Hasta Jonathan Silva puede incorporarse. Y lo más importante: la continuidad de Lautaro Martínez. "La decisión de seguir en Racing fue antes de que llegaran las ofertas, porque mi sueño es jugar la Libertadores en este club", comentó el delantero, que además se siente a gusto con la figura que se presenta. "Estamos contentos por la llegada de Centurión; es un plus", advirtió.

Ese juego de piezas de ajedrez que las autoridades manejan no siempre se refleja sobre el césped. Independiente precisa revinventarse con la continuidad de un DT que habla el mismo idioma de su historia, mientras Racing es un cúmulo de voluntades ofensivas comandadas por un entrenador joven, que sabe que va a llevar un buen tiempo darle la forma ideal de su perfil. De todos modos, con mayoría de titulares, sin guardarse nada -al menos, todos los instrumentos que tienen disponibles hasta ahora-, crearon un espectáculo intenso, apasionado, vibrante. Con múltiples emociones.

Leandro Fernández, de penal -discutió con Martín Benítez para ejecutarlo- y, otra vez, el delantero, en un contraataque perfecto, estableció el sorpresivo 2-0 de Independiente en 20 minutos. Al rato descontó Lautaro Martínez. Los dos equipos siempre quisieron más. En el final, volvió el crack del futuro: desde el suelo estableció el 2-2. Pero en los penales, celebró Independiente. El dueño de Avellaneda.

Festeja Fernández; se lamenta Musso. El Rojo ganaba por 2-0, pero la Academia reaccionó en un partido intenso; en los penales fue más preciso Independiente
Festeja Fernández; se lamenta Musso. El Rojo ganaba por 2-0, pero la Academia reaccionó en un partido intenso; en los penales fue más preciso Independiente Fuente: FotoBAIRES

Las formaciones

Independiente: Martín Campaña; Fabricio Bustos, Alan Franco, Fernando Amorebieta, Gastón Silva; Nicolás Domingo y Diego Rodríguez; Maximiliano Meza, Leandro Fernández, Martín Benítez; Emmanuel Gigliotti. DT: Ariel Holan.

Racing: Juan Musso; Renzo Saravia, Rodrigo Schlegel, Miguel Barbieri, Alexis Soto; Matías Zaracho, Diego González, Nery Domínguez y Neri Cardozo; Lautaro Martínez y Lisandro López. DT: Eduardo Coudet.

Cambios: ST, 25m Mansilla por Cardozo (R), 26m Figal por Franco y Albertengo por Benítez (I), 32m, Cuadra por Zaracho (R) y Jonás Gutiérrez por Rodríguez (I); 38m Triverio por Soto (R); 41m Sánchez Miño por Fernández (I) y 43m Donatti por Domínguez (R).

Expulsado: en Racing, Miguel Barbieri (46m ST)

Definición por penales: para Independiente, Meza, Albertengo y Domingo convirtieron, y Musso contuvo el remate de Gastón Silva. Por Racing sólo anotó el Pulpo González; Campaña atajó el tiro de Donatti, y Triverio y Martínez elevaron sus disparos por encima del travesaño.

Árbitro: Mauro Vigliano.

Estadio: José María Minella (Mar del Plata).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.