Estilo Coudet. Intensidad, pasión y alegría: cómo es el día a día del nuevo Racing

Coudet y su impronta: enérgico, no para un segundo durante los entrenamientos
Coudet y su impronta: enérgico, no para un segundo durante los entrenamientos
Nicolás Zuberman
(0)
19 de enero de 2018  

"¡Ahí está! Dale, dale ritmo. No te frenes. ¡Presioná!"

La voz ronca de Eduardo Coudet se repite durante una hora y media sin parar. Se escucha como un disco rayado en el entrenamiento de Racing . El Chacho, creyente ferviente de que se juega como se vive pero sobre todo como se entrena, parece haber encontrado las teclas justas para entrar rápido en un plantel que el último año y medio lucía aletargado. Con la presión y el protagonismo como bandera, el técnico entusiasmó rápido a los futbolistas que se encolumnaron detrás de su estilo. "La idea integral es la misma que se vio en Central, porque es mi pensamiento. Uno baja una idea. Si los jugadores la toman como propia y empiezan a creer de ese modo, será más fácil ganar. Y creo que estamos en ese camino", reconoce Coudet, quien se mostró sorprendido por el buen nivel de algunos juveniles pero aún espera por dos refuerzos más para terminar de armar el plantel con el que afrontará el año.

Tanto en la evaluación del entrenador como del secretario técnico confían que el plantel de la Academia puede ser la base para intentar dar la sorpresa en la Copa Libertadores. "El objetivo principal de este semestre es pasar la primera fase", coinciden todos en Racing, que deberá medirse con Cruzeiro, de Brasil, y Universidad de Chile, a la espera del tercer rival del Grupo 5 que saldrá del repechaje.

El principal refuerzo de la Academia para este 2018 ha sido el cambio de aire que trajo Coudet, aunque en realidad algo de eso ya se había visto en las dos últimas fechas del 2017, con el interinato de Juan Ramón Fleita. El Chacho pasó la misma escoba que había pasado el técnico de la Reserva -ni Sergio Vittor ni Egidio Arévalo Ríos, referentes durante el último año, forman parte de la pretemporada- y apuesta a un equipo protagonista, algo que sembró ilusiones en un plantel que en varias ocasiones del ciclo de Diego Cocca había expresado su malestar por algunos planteos tácticos y la decisión de pararse con cinco defensores.

En lo que más trabajó el cuerpo técnico es en inculcar la presión alta y la recuperación rápida de la pelota. "Es un técnico muy intenso. Vamos a intentar ser protagonistas en todas las canchas. Vamos a salir a atacar. Por la forma de ser del entrenador el cambio de aire nos hizo muy bien", cuenta Lautaro Martínez, que ya le sacó una sonrisa al 2018: el goleador pudo renovar su contrato hasta 2020 con el club, que fijó una cláusula de rescisión de 20 millones de dólares, y prometió seguir en Avellaneda mientras dure la aventura de la Libertadores.

En esa resolución también influyó Milito, otra de las gratas novedades que trajo el año nuevo académico. El ídolo está satisfecho con su nueva función, que viene en la dirección que pretendía: consiguió los cuatro refuerzos (Leonardo Sigali, Alejandro Donatti, Neri Cardozo y Nery Domínguez) que pidió el técnico y logró la renovación de Martínez.

La presencia en Mar del Plata de Milito también sirvió para fortalecer el armado del grupo, un punto que Coudet remarca como fundamental. Fuera de las prácticas se ve un Chacho extrovertido y risueño, que hasta puede ser uno más del grupo. Pero en los entrenamientos todos es profesionalismo, rigurosidad y entrega. "Tengo una práctica de una hora y media en la que me tienen que dar el 100%. Después, volvemos a la convivencia", explica el entrenador, que no quiere aferrarse a un once de memoria.

Uno de los detalles que llamó la atención en sus primeras semanas de entrenamiento es que los arqueros realizan la entrada en calor junto al grupo. Para el cuerpo técnico es importante que tengan un buen manejo de la pelota: les piden que sean un jugador más. ß

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.