Las Estrellas: Carla no puede compartir la felicidad de Virginia por su embarazo

Miranda y Lucía sí festejan la buena noticia
Miranda y Lucía sí festejan la buena noticia Crédito: Prensa Eltrece
(0)
18 de enero de 2018  • 23:18

Carla ( Natalie Pérez ) tiene un sueño romántico con Luciano Pereyra . Cantan juntos y luego, cuando se están por besar, se despierta. El problema es que Lucho ( Pedro Alfonso ), que dormía junto a ella, la escucha decir "Luciano" y quiere saber con quién soñaba. Fiel a su estilo, Carla decide mentirle: le dice que no dijo "Luciano" sino "Lucía, no"; pero por supuesto, su chico no le cree y se enoja.

Miranda ( Justina Bustos ), en tanto, se entera de que Virginia ( Celeste Cid ) está embarazada. Feliz, no puede contenerse y las sorprende en pleno ataque de alegría Lucía ( Marcela Kloosterboer ), por eso, se ven obligadas a contarle también a ella la buena nueva. Algo parecido ocurre con Carla, pero a diferencia de sus hermanas, lejos de ponerse contenta se deprime, se ofende y se va.

Luego, Lucía y Virginia intentan hablar con ella. "No es envidia, es que siento que desde Sebastián mi vida está siempre en el mismo lugar", se disculpa.

Más tarde, sorpresivamente se encuentra con Lucho en una clínica. Allí, primero le cuenta su sueño, pero él le aclara que no se enojó por el sueño sino porque siempre le miente. Entonces, le pregunta qué está haciendo en esa clínica especializada en fertilización. Otra vez, le miente diciendo que fue a hacerse análisis, pero le termina confesando que quiere realizarse una fertilización. A su vez, su novio le revela que él es donante de esperma.

En realidad, quien le dio las coordinadas a Lucho para que encuentre a Carla fue Lucía, con la intención de que no tome por impulso una decisión de la que luego pueda arrepentirse.

Finalmente, los tortolitos vuelven a encontrarse y el gerente le confiesa que la ama y que quiere tener hijos con ella.

Con las cuatro hermanas y Jazmín ( Julieta Nair Calvo ) al tanto, solo falta que se entere Javo ( Esteban Lamothe ), el padre de la criatura. El cocinero sospecha que a su novia le pasa algo, pero ella se lo niega.

Horas después, la mayor de las hermanas encuentra a Flor llevando un vestido. Es el vestido de novia que ella siempre quiso y que Flor le compró en secreto. Con evasivas, logra cambiarle de tema y así la idea de cumplirle el sueño de tener una boda tradicional, sin que ella lo sepa, sigue en pie.

La convivencia entre Mariano y Lucía sigue muy bien, a pesar de la cuarentena. El remisero la sorprende, con un delantal, preparando un pastel de papas y no puede creer cuánto cambió. El problema es que no puede probarlo, porque Carla se lo roba para comerlo junto a Lucho.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?