0

Guanahani, el fabuloso "reino" oriental de Marcelo Tinelli

El estilo podría definirse como “típico rancho californiano”. La planta se presenta en L y está rodeada por una veranda. Al reparo, tiene una espectacular pileta con deck, a la que salen las suites de planta baja
El estilo podría definirse como “típico rancho californiano”. La planta se presenta en L y está rodeada por una veranda. Al reparo, tiene una espectacular pileta con deck, a la que salen las suites de planta baja Crédito: revista ¡HOLA!
0
19 de enero de 2018  • 22:36

Fueron meses complicados e inolvidables para Marcelo Tinelli (57), que este verano se disponía a cambiar de aire y pasar los primeros días de 2018 en Trafipán, su estancia en Esquel. Los conflictos financieros con Grupo Indalo, que le adeuda 17 millones de dólares por el 19 por ciento de las acciones que le vendió a Cristóbal López en abril de 2016 y sus últimos ocho sueldos como conductor de Showmatch, lo llevaron a elegir la estepa patagónica, y no Punta del Este, como un escenario natural perfecto para cargar baterías y planificar un nuevo año laboral.

En la playa frente a su chacra, Marcelo Tinelli montó su parador, para que su familia y los invitados puedan disfrutar del mar con todas las comodidades. Antes de que la troupe baje a la arena, sus colaboradores se encargan de acomodar reposeras, camastros y sombrillas. Este verano, Dante, el mayor
En la playa frente a su chacra, Marcelo Tinelli montó su parador, para que su familia y los invitados puedan disfrutar del mar con todas las comodidades. Antes de que la troupe baje a la arena, sus colaboradores se encargan de acomodar reposeras, camastros y sombrillas. Este verano, Dante, el mayor Crédito: Matías Salgado y Tadeo Jones

Las reposeras de madera con colchonetas blancas, las sombrillas y el minibar con heladera, siempre llena de bebidas heladas, son algunos de los “amenities” en su playa semiprivada
Las reposeras de madera con colchonetas blancas, las sombrillas y el minibar con heladera, siempre llena de bebidas heladas, son algunos de los “amenities” en su playa semiprivada Crédito: Matías Salgado y Tadeo Jones

Pero la atracción que siente por Guanahani, su refugio frente al mar en la zona conocida como La Boyita, y por el estilo de vida que lleva ahí fueron más fuertes. El 31 de diciembre, la estrella de la televisión desensilló inesperadamente en su amado Uruguay.

Una vista aérea de los dominios en primera fila al Atlántico. La casa tiene dos plantas, la superior toda reservada para los dueños de casa. Sobre la ruta 10, que lleva a José Ignacio, un cartel rústico que dice Guanahani marca la entrada a su paraíso uruguayo.
Una vista aérea de los dominios en primera fila al Atlántico. La casa tiene dos plantas, la superior toda reservada para los dueños de casa. Sobre la ruta 10, que lleva a José Ignacio, un cartel rústico que dice Guanahani marca la entrada a su paraíso uruguayo. Crédito: Matías Salgado y Tadeo Jones

Con el cambio de plan a último momento, Marcelo aterrizó en Laguna del Sauce el mediodía junto a su mujer, Guillermina Valdes (40), Lorenzo (3), Dante (16), Paloma (15) y Helena (10) –los chicos que la actriz tuvo con Sebastián Ortega– y Juanita (15). Los mayores, Micaela (29), Candelaria (27) y Francisco (19) ya habían tomado el reino, o la chacra de cinco hectáreas que el conductor le compró al ex financista Willy López a principios de los 2000.

MARCELO EN SU REINO

Tras adquirirle la propiedad al ex financista Willy López a principios de los años 2000, Marcelo tiró la casa original abajo, rebautizó la chacra y mandó hacer una cancha de fútbol frente al mar. Construida según el reglamento de la FIFA, tiene 25 por 42, y todos los veranos es el escenario de un pi
Tras adquirirle la propiedad al ex financista Willy López a principios de los años 2000, Marcelo tiró la casa original abajo, rebautizó la chacra y mandó hacer una cancha de fútbol frente al mar. Construida según el reglamento de la FIFA, tiene 25 por 42, y todos los veranos es el escenario de un pi Crédito: Matías Salgado y Tadeo Jones

Una de las contadísimas propiedades en “primera fila” frente al mar, Guanahani queda a 8 kilómetros de José Ignacio y, antes de adquirirla, el conductor pasó varios veranos como inquilino. Según pudo saber ¡Hola! Argentina, inmediatamente después de concretar la operación, Marcelo tiró abajo la casa original y decidió rebautizar la chacra. Junto a Paula Robles (50), su segunda mujer y con quien tuvo a Francisco y Juana, la llamaron Guanahani en honor a la primera isla de América en la que desembarcó Cristóbal Colón en 1492.

Con 15 recién cumplidos, Juana, la menor del segundo matrimonio de Marcelo con Paula Robles, va camino a convertirse en una chica it. Tras protagonizar su primera campaña de fotos para Madness, la marca de ropa de su hermana Candelaria, fue la estrella de una gran fiesta de cumpleaños y hace unas se
Con 15 recién cumplidos, Juana, la menor del segundo matrimonio de Marcelo con Paula Robles, va camino a convertirse en una chica it. Tras protagonizar su primera campaña de fotos para Madness, la marca de ropa de su hermana Candelaria, fue la estrella de una gran fiesta de cumpleaños y hace unas se Crédito: Matías Salgado y Tadeo Jones

Cuatro Mules Kawasaki integran el “parque automotor” de Guanahani.Si bien Marcelo dejó de bajar a la playa a bordo de su preferido, un Pro-FXT camuflado, hace varios veranos ya, él y sus hijos los usan para moverse por las cinco hectáreas que conforman la chacra. En contadas ocasiones, el conductor
Cuatro Mules Kawasaki integran el “parque automotor” de Guanahani.Si bien Marcelo dejó de bajar a la playa a bordo de su preferido, un Pro-FXT camuflado, hace varios veranos ya, él y sus hijos los usan para moverse por las cinco hectáreas que conforman la chacra. En contadas ocasiones, el conductor Crédito: Matías Salgado y Tadeo Jones

Valuada en unos 9 millones de dólares (Villa Nautilus, la casa de uno de sus poderosos vecinos, el norteamericano Austin Hearst (65), se ofrece a la venta por 7 millones), el palacio esteño donde el showman se refugia todos los eneros está conformado por una casa principal distribuida en dos plantas, una casa de huéspedes con cuatro habitaciones, un quincho con parrilla y horno de barro, un gimnasio, una pileta con deck, una cancha de fútbol frente al mar, una huerta y un par de hoyos para jugar al golf. Y lo mejor de todo: un beach club de carácter semiprivado. Si bien la playa en Uruguay es pública, esa zona cuenta con pocos accesos a la arena, ya que en el loteo que se hizo en esa área, llamada Santa Mónica, treinta y cinco años atrás se proyectaron solamente dos bajadas públicas y a cuatro kilómetros de distancia.

El amor con Guillermina Valdes sigue intacto: están juntos desde hace cinco años. En la imagen, durante la fiesta de Año Nuevo, puertas adentro de Guanahani.
El amor con Guillermina Valdes sigue intacto: están juntos desde hace cinco años. En la imagen, durante la fiesta de Año Nuevo, puertas adentro de Guanahani. Crédito: Matías Salgado y Tadeo Jones

Juntos desde hace cinco años, la ex modelo y actriz es la tercera mujer de Tinelli, madre de su hijo menor, Lorenzo, y una incondicional para el showman, que un mes atrás la sorprendió con un beso apasionado en el último envío de su programa. “Te amo, hermosa”, fueron las palabras que le dedicó el c
Juntos desde hace cinco años, la ex modelo y actriz es la tercera mujer de Tinelli, madre de su hijo menor, Lorenzo, y una incondicional para el showman, que un mes atrás la sorprendió con un beso apasionado en el último envío de su programa. “Te amo, hermosa”, fueron las palabras que le dedicó el c Crédito: Matías Salgado y Tadeo Jones

La privacidad es vital para quien en junio pasado sumó a su vasta colección de premios Martín Fierro (en 1997 ganó el de Oro, en 2008 el de la Trayectoria y en 2011 el de Platino) el doceavo a la Mejor Conducción Masculina. Comparte los días con sus hijos y un puñado de amigos íntimos, a quienes suele agasajar la noche de Año Nuevo con una gran comida y, días después, con el tradicional “picadito” frente al mar.

Hijo de la madurez, Lolo no sólo es la debilidad de Marcelo, sino también de sus cuatro hermanos mayores, que lo cuidan y lo consienten. El benjamín de la familia debutó en el clásico partido que Tinelli organizó días atrás y quienes conocen a Marcelo dicen que está feliz de que el menor sea tan fut
Hijo de la madurez, Lolo no sólo es la debilidad de Marcelo, sino también de sus cuatro hermanos mayores, que lo cuidan y lo consienten. El benjamín de la familia debutó en el clásico partido que Tinelli organizó días atrás y quienes conocen a Marcelo dicen que está feliz de que el menor sea tan fut Crédito: Matías Salgado y Tadeo Jones

Descanso, intimidad y un paisaje único hacen que Guanahani sea su lugar en el mundo. En ese paraíso frente al océano Atlántico, Marcelo Tinelli renueva las baterías para conquistar a los millones de televidentes que lo siguen cada noche desde hace veintisiete años.

  • Texto: María Güiraldes
  • Fotos: Matías Salgado y Tadeo Jones

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios