Cómo hospedarte gratis en un hotel cinco estrellas

La vista desde uno de los restaurantes del Westin Turtle Bay de la cadena SPG, en Mauricio, una de las opciones a las que se puede acceder con puntos
La vista desde uno de los restaurantes del Westin Turtle Bay de la cadena SPG, en Mauricio, una de las opciones a las que se puede acceder con puntos Fuente: LA NACION - Crédito: Tila Tuguía
Tila Tuguía
(0)
23 de enero de 2018  • 00:10

Existen muchos tipos de viajeros, de eso no hay dudas. Están quienes con tal de conocer el mundo dormirán donde puedan hacerlo y no les importa si es un hostel, una cama en la casa de un nativo o el banco de una plaza. Por otro lado, están los viajeros que eligen cierto confort y desembolsan una inversión para acceder a los beneficios que conllevan los hoteles de categoría. En esta oportunidad me voy a dirigir a ese segundo tipo de viajero, ese viajero que disfruta cada milímetro de sábana almidonada y el servicio de desayuno continental. Puede ser una sorpresa para muchos, pero para ese tipo de viajero existe una opción que podría llevarlo a acceder a noches de hotel gratuitas: las millas hoteleras.

Para quienes no conozcan el sistema, se trata de un fórmula muy similar a la de los programas de millas de las aerolíneas: un usuario afiliado a un programa de puntos consume y, después de determinadas noches de hospedaje y dinero invertido, recibirá puntos para obtener noches de hotel gratuitas. Simple como eso.

¿Cómo manejarlo?

Lo ideal está en saber que: (me voy a basar en mi experiencia con dos programas en específico, pero luego dejaré una lista de muchos otros al final de la columna)

  • a) los puntos generalmente se acumulan mucho más rápido que con las millas aéreas
  • b) las ofertas varían por categorías que van de algunas alternativas más estándar a otras premium con hoteles de hasta 6 estrellas. Si existen viajes en los que se invierte más en el alojamiento que en los aéreos, ¿por qué no intentar conseguir noches gratis con estos programas? Si nos fascina que nos asciendan a la cabina business en el avión, ¿por qué no intentar un upgrade a una suite y de forma gratuita?

El desayuno continental, una opción por la que muchos viajeros eligen hospedarse en hoteles
El desayuno continental, una opción por la que muchos viajeros eligen hospedarse en hoteles Crédito: Shutterstock

Puede que el viajero de estilo más libre disfrute de caer rendido donde sea, pero el viajero que disfruta del placer hotelero no puede, a partir de ahora, desconocer el universo que se está perdiendo. De los sistemas de afiliación más reconocidos a nivel internacional existen varios, pero los que yo conozco y uso son Starwood Prefered Guest (SPG) y Marriott Rewards, que además se fusionaron durante el último año cuando Marriott compró SPG habilitando así al usuario a poder hacer un canje de puntos por cualquier hotel de los dos programas, es decir, en más de una decena de cadenas hoteleras. Con presencia en más de cien países y con más de 1500 hoteles a disposición del turista, estas opciones son un must para el viajero frecuente.

Con un funcionamiento similar al de los programas aéreos, en los programas hoteleros se ganan puntos por dólares invertidos y por noches consumidas en un año. Cuantas más noches y/o hospedajes (no, no es lo mismo) el viajero tenga dentro de un año calendario, más chances tendrá el viajero de subir de categoría y así también aumentar sus beneficios. Al subir la categoría, los beneficios parten desde la multiplicidad en los puntos y van hacia una categoría máxima que nos habilitará no sólo a tener upgrades gratuitos en las habitaciones, sino hasta tener un ambassador (embajador) que gestione y cumpla algunos deseos.

El interior de una de las suites del hotel Alfonso XIII, en Sevilla
El interior de una de las suites del hotel Alfonso XIII, en Sevilla Crédito: SPG

Todo parece y suena como un cuento de fantasía, pero no lo es. Un detalle muy pero muy importante y no menor a tener en cuenta: para que los puntos se acrediten en nuestra cuenta, en la mayoría de los programas es imprescindible hacer la reserva hotelera desde el sitio web del programa de puntos al que se pertenece. Sino hacemos eso, efectivamente nos encontraremos con que todo la experiencia risueña mencionada termina convirtiéndose en calabaza, pues adiós al acumular en puntos la inversión monetaria que hemos realizado. Además, también es importante destacar: ¿caducan mis puntos? Tus puntos tienen una caducidad de doce meses siempre y cuando no haya actividad alguna. Acumulando o utilizando tus puntos evitarás que caduquen (aquí estoy hablando exclusivamente del funcionamiento de SPG/Marriott Rewards).

Ahora bien, está claro que quienes saldrán más beneficiados en este tipo de programas son aquellos que por algún motivo deben viajar mucho. Probablemente se trate de seres que destinan una larga cantidad de días durmiendo fuera de casa, pero con esto tendrán su retribución y la tendrán rápido. Para el viajero que sólo tiene dos o tres semanas libres por año -con suerte- para ir a conocer el mundo, llevará un poco más de tiempo acumular puntos. A no desesperar, pues estos programas también tienen el sistema plata+puntos. Por un suma de US$ 30 dólares más algunos puntos, podrán dormir en hoteles de tres estrellas. Si se busca una experiencia más premium, se tendrá que aumentar el presupuesto, pero aún así será más económico que el pago total de la noche en ese hotel soñado. Asimismo, en el caso de SPG, si se quisiera pagar un hospedaje íntegramente con puntos pero estos no alcanzan para el objetivo deseado se puede optar por comprar los puntos necesarios.

La puerta de ingreso al hotel W, en Nueva York, otra de las opciones las que se puede acceder con puntos
La puerta de ingreso al hotel W, en Nueva York, otra de las opciones las que se puede acceder con puntos Crédito: SPG

Entonces, ¿me conviene o no afiliarme a estos programas si no viajo tanto? ¡Claro que sí! Como ya mencioné, estos puntos solo vencen si no hay movimiento en la cuenta durante doce meses, por lo que así demores un tiempo en acumular lo necesario para acceder a noches gratuitas saldrás más beneficiado que haciendo lo que hacías antes de conocer estos programas. Se trata de simplemente pensarlo como una versión a largo plazo de la misma manera que uno acostumbra hacerlo con los programas aéreos de millas.

Otros beneficios para el viajero

Para convencerlos del todo, si es que aún no corrieron a crearse una cuenta en los programas de afiliación de puntos hoteleros, sumo otros beneficios que pueden traer al viajero estos programas:

  • Descuentos especiales en algunas habitaciones
  • Comodidades extra
  • Desayuno gratuito
  • Early check in gratuito
  • Late check out gratuito
  • Estacionamiento gratuito
  • Acceso a internet gratuito
  • Estacionamiento gratuito
  • Bebidas de cortesía en la habitación

Queridos lectores, como suelo decir, estas son solo recomendaciones basadas en mi experiencia a lo largo de recorridos por el globo. Para muchos, el lugar donde descansar es una parte elemental del viaje, para otros es solo el lugar donde dormirán. Nunca se olviden que la clave, hagan lo que hagan, es dis-fru-tar.

Masajes en la playa en el Westin Resort & Spa, en Cancún, México, otra opción a la que se accede con puntos
Masajes en la playa en el Westin Resort & Spa, en Cancún, México, otra opción a la que se accede con puntos Crédito: SPG

Como prometí, les dejo una lista de otros programa de puntos hoteleros que les podrían servir y ajustarse más a sus gustos:

Ahora sí, ¡buen viaje y a disfrutar!

Por dudas, consultas y/o recomendaciones, escribir a tilatuguia@gmail.com

Twitter: @tilatuguia

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.