0

No hay nada de misterio en la tragedia venezolana

Juan Carlos de Pablo
0
21 de enero de 2018  

En 2017, el PBI real de Venezuela cayó 17%, y en los últimos 4 años disminuyó cerca de 35%. Las variaciones nominales de variables como precios, tipos de cambio no oficiales, etcétera crecen a velocidades escalofriantes; hasta para los argentinos, que estamos mucho más acostumbrados a las turbulencias que los alemanes, los noruegos y los canadienses. ¿Qué produjo esta catástrofe? ¿Qué enseñanzas surgen para los otros países?

Al respecto conversé con el japonés Masahiko Aoki (1938-2015), quien a comienzos de la década de 1990, junto con Paul Migrom, Avner Greif, Yingyl Qian y Marcel Fafchamp, creó el análisis institucional comparado como campo de estudio. Según estos autores, las instituciones son un fenómeno de equilibrio que surge en el contexto de los juegos societarios, más que un hecho exógeno como la legislación, las políticas y la cultura. Según Takeo Hoshi, Aoki "fue el primer académico que aplicó rigurosamente las herramientas del análisis económico moderno al estudio de la economía japonesa".

-Las estadísticas referidas a Venezuela describen una realidad dramática.

-Antes de ir al plano causal me gustaría hacer un par de consideraciones en el puramente estadístico.

-Adelante.

-Caídas del PBI real como las que usted acaba de citar, probablemente sobreestimen la realidad. Cabe esperar que en la práctica el nivel de actividad haya caído menos, porque como consecuencia de la fuerte crisis, una parte de la economía pasó al sector negro o informal, que solo parcialmente es captado por las estadísticas oficiales.

-¿Y en el caso de la tasa de inflación?

-Probablemente ocurrió algo parecido, porque los índices de precios utilizados en la práctica no admiten sustitución en los consumos, cuando cambian los precios relativos.

-¿Está usted sugiriendo que la crisis venezolana es un invento estadístico?

-De ninguna manera, estoy diciendo que -particularmente en circunstancias dramáticas- el ser humano pelea por su vida e inventa modos de supervivencia que no siempre son captados por las estadísticas oficiales. Además de lo cual...

-¿Qué?

-No se enoje conmigo por lo que voy a decir, pero en Venezuela el PBI real por habitante está disminuyendo mucho menos que el PBI real total, por la enorme cantidad de ciudadanos de dicho país que están migrando, principalmente a países vecinos, como Brasil y Colombia, pero también al suyo.

-Entiendo lo que dice, pero precisamente el número de personas que abandona Venezuela es un indicador de que "las cosas no andan tan bien". Pero pasemos al plano causal: ¿qué pasó en Venezuela que generó estos resultados?

-Comencemos por despejar el campo operatorio, listando calamidades que no ocurrieron. No tuvieron una guerra, no fueron invadidos, no sufrieron ningún tsunami, y el precio internacional del petróleo está en un nivel intermedio.

-Dios los castigó, entonces.

-Déjelo a Dios tranquilo, que está muy ocupado. La explicación hay que buscarla en otro lado.

-¿En dónde?

-En La riqueza de las naciones, publicado en 1776, Adam Smith enseñó que no es la benevolencia del carnicero la que nos posibilita comer, sino que él (o ella) precisamente vive de vender su producto. Le compramos al carnicero porque a nosotros también nos conviene, para lo cual tenemos que hacer algo, que le sirva a un tercero, para juntarnos con el dinero necesario para adquirir la carne.

-El ejemplo es generalizable.

-Efectivamente. "El solterón escocés de peluca empolvada", como cariñosamente aludía a Smith Paul Anthony Samuelson, mostró la importancia que tienen los incentivos y los desincentivos, como determinantes del esfuerzo y la asunción de riesgos por parte de cada uno de nosotros. China seguirá siendo comunista, pero la fantástica transición que está viviendo desde la muerte de Mao Zedong se explica por la aplicación de principios económicos elementales.

-Volvamos a Venezuela.

-La crisis venezolana se explica porque dicho país tiene un subsuelo lleno de un recurso valioso, y un suelo sin bienes, por la sencilla razón de que la transformación de un recursos en bienes es una actividad humana que tiene que tener sentido para quien la realiza. Exactamente lo contrario de lo que ocurre en Venezuela.

-¿Qué enseñanzas surgen del caso venezolano?

-Que los sistemas económicos basados en "el hombre nuevo", como los que propugnaban el Khmer Rouge en Cambodia, y Ernesto "Che" Guevara en Cuba, generan exactamente lo contrario de lo que se proponen: muerte, hambre, etcétera.

-¡De la que nos salvamos en la Argentina!

Si, con otro resultado electoral en octubre de 2015, su país se hubiera dirigido rápidamente a convertirse en otra Venezuela, es un debate que es mejor dejárselo a los historiadores.

-¿Zafarán los venezolanos de la situación en que se encuentran?

-Seguramente, aunque por ahora siguen en el camino de ida hacia un "diluvio universal". Prerrequisito para la recuperación económica es un cambio político; porque aun contratando al mejor equipo económico del mundo, las actuales autoridades tienen un gran problema de credibilidad delante de su población. Sobre la evolución política de Venezuela no me atrevo a opinar.

-Don Masahiko, muchas gracias.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.