Monstriña, el personaje que, como Mafalda, ganó el mundo

La curiosa historia detrás de la nena creada por María Verónica Ramírez, mujer de Caloi durante 25 años

21 de enero de 2018  
Crédito: Gentileza

Monstriña, esa peculiar criatura de edad indefinida que juega con monstruos y sombras en los sueños y en la vigilia, llegó los primeros días de 2018 hasta el muro de Berlín o, más bien, a un fragmento del viejo muro tomado por artistas de todo el mundo para estampar frases, imágenes y pinturas. La dibujó, a mano alzada y casi congelada por el frío, su creadora: María Verónica Ramírez, artista, realizadora de cine y TV y productora audiovisual, que fue compañera de Caloi durante veinticinco años.

El arribo de Monstriña a Alemania es una parada más de la gira mágica y misteriosa que emprendió el personaje desde que asomó su cara y su cuerpo, que a veces tiene garras y cola de dragón y a veces no, en muestras, cuadros, afiches, instalaciones y libros. Esta nena que enfrenta monstruos y disfruta de la lectura no siempre aparece de la misma manera. Puede usar chupete (o no); puede lucir un vestido colorado con lunares blancos o elegir uno violeta o verde con moños al tono; y puede tener un pájaro con pico largo sobre la cabeza o llevar el pelo atado con dos colitas.

"Monstriña apareció un día, no hace mucho, paradita frente a una sombra enorme que intentaba asustarla. Sacó su linterna y, apuntándole al corazón, desbarató sus planes. No sé quién es Monstriña. No sé de dónde viene ni lo que pretende... pero a mí me hizo volver a un lugar que hace mucho no visitaba...", cuenta Ramírez en el libro que publicó Planeta a fines de 2017 con sesenta escenas protagonizadas por la niña. Cada original fue pintado a mano con acrílicos y lápices acuarelados y es por eso que la obra tiene origen analógico y espíritu artesanal. "Es pintura. Esa es mi resistencia artística y filosófica. Yo conservo todavía el olor de las témperas de mi infancia. Monstriña llegó en un momento de mi vida en el que quiero hacer las cosas que me gustan como me gustan. Tuvo un impacto inesperado en la gente y creo que hay que defender todo lo que se generó".

"Todo el recorrido de Monstriña fue muy curioso. En 2013 invitan a la película Ánima Buenos Aires al festival de Lisboa, uno de los más importantes de Europa y tiene el mismo espíritu que Caloi en su tinta, el programa que hicimos con el Negro durante muchísimos años. Fernando Galrito, director artístico del Festival de Animación de Lisboa, que ya había visto algunas obras mías, me pidió que le hiciera unos dibujos. Así aparece una niñita interactuando con su sombra, que se convirtió en la imagen oficial del festival Monstra", recuerda Ramírez. El personaje nació sin nombre ("Al principio le decía la nenita") y adoptó el de la sección infantil "Monstrinha". "Ese festival es la cuna. O sea que ella ha nacido en medio del océano, entre los dos continentes".

Crédito: Gentileza

Antes de llegar al libro (ya prepara el segundo), Monstriña fue protagonista de muestras interactivas en la Usina del Arte, donde asistieron 160 mil personas, y el CCK, donde se mantuvo durante quince meses. Y antes de cautivar a chicos y grandes en Buenos Aires y Villa Mercedes (San Luis) se exhibió en festivales internacionales prestigiosos como el Salón de la Caricatura y el Humor de Francia, donde recibió el premio Humour Tendre (Humor Tierno), la Bienal Internacional de Dibujos de Humor de Jonzac (Francia) y el Centro Municipal de Exposiciones de Buitrago (España).

La onda expansiva de Monstriña se dispersó por Europa: "Los organizadores del Salón del Humor de Saint-Just-le-Martel, de Francia me ofrecieron que la sección infantil del festival de 2014 estuviera dedicada a mi personaje. Yo, de puro inconsciente, dije que sí". Desde entonces, sin palabras, mediante dibujos, sombras y colores, Monstriña despliega su universo de fantasía en variados soportes.

Crédito: Gentileza

El futuro de la nena es tan fascinante como su historia: "Estamos trabajando en la animación: una serie de capítulos breves, de un minuto. Monstriña es muy libre y yo me lo tomo con absoluta libertad. En cada lenguaje que el personaje ha ido adoptando, he descubierto características que no conocía. El proceso es inconsciente: hay algo que me dice qué cosas no son de ella, pero no la pienso a priori. Una de las cosas más bonitas que pasaron en la muestra del CCK fue que Magdalena Fleitas quedó encantada y el personaje le inspiró dos canciones: una de cuna y un baile portugués, con música suya y letra que escribimos entre las dos". Hay también un proyecto para hacer una muestra itinerante por el mundo. En septiembre próximo, en el festival de Saint-Just-le-Martel habrá un homenaje a la Argentina con dos invitadas de honor: Mafalda y Monstriña. "Es un gran honor. Adoro a Quino y a Mafalda desde siempre".

Crédito: Gentileza

Entre las pocas cosas que quedan claras del universo de Monstriña, no porque sea caótico sino porque tiene una lógica propia que la autora va descubriendo a medida que la dibuja, es que la vemos en la intimidad de su fantasía. Monstriña está en su mundo: un mundo poblado de colores y sombras.

Crédito: Gentileza

TEMAS EN ESTA NOTA