Breaking Bad cumple 10 años y Bryan Cranston revela la escena más difícil de filmar

El primer episodio de la aclamada serie de Vince Gilligan se emitió el 20 de enero de 2008 y su actor recordó el momento más complejo del rodaje; atención: spoilers a continuación
El primer episodio de la aclamada serie de Vince Gilligan se emitió el 20 de enero de 2008 y su actor recordó el momento más complejo del rodaje; atención: spoilers a continuación Fuente: Archivo
(0)
21 de enero de 2018  • 12:28

El 20 de enero de 2008 se emitía por la pantalla de AMC el piloto de Breaking Bad , la serie creada por Vince Gilligan cuya primera temporada constó de tan solo siete episodios y que eventualmente se convirtió en una de las producciones de la pantalla chica más aclamadas de todos los tiempos, con Bryan Cranston en el memorable rol de Walter White/Heisenberg, el padre de familia y profesor de química que se convertía en fabricante de metanfetamina. Luego de cinco temporadas sin altibajos que derivaron en un spin off - el excelente drama Better Call Saul, precuela con Bob Odenkirk a la cabeza -, y de un final perfectamente construido por Gilligan y compañía, Breaking Bad sigue siendo permeable a análisis y discusiones.

Con motivo del décimo aniversario de la serie, Cranston habló con Entertainment Weekly sobre la secuencia que más le costó filmar. La respuesta nos conduce a "Phoenix", el penúltimo episodio de la segunda temporada en el que Walter White oficialmente se convierte en un villano ante nuestros ojos al dejar morir a Jane Margolis ( Krysten Ritter ), la novia de Jesse Pinkman ( Aaron Paul ). Ese momento crucial fue el más duro de rodar para el actor. "Yo fui quien la pasó peor filmando la escena de la muerte de Jane", aseguró.

La muerte de Jane en Breaking Bad

02:27
Video

Para Cranston, ese instante lo conectó indefectiblemente con su vida personal y, en consecuencia, le resultó arduo mantener la compostura. "Ese minuto en el que Walt mira a Jane morir fue el más difícil de filmar, emocionalmente, porque vi la imagen de mi propia hija, su rostro comenzó a reemplazar al de Krysten Ritter y luego desapareció rápidamente. Fue algo instantáneo, un segundo en el que me costó reponerme. Pensé en los motivos para salvar a esa persona y pensé en cómo esa persona podía ser mi hija", concluyó el actor que recibió cuatro premios Emmy por su inolvidable protagónico y que actualmente está presentando su flamante autobiografía, Secuencias de una vida.

Breaking Bad - Trailer subtitulado

04:47
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?