Suscriptor digital

Qué es el astroturismo y dónde podés practicarlo

Crédito: Juan Pablo Rasore-Proyecto Tierras
Carmen Güiraldes
(0)
9 de febrero de 2018  • 00:00

¿A quién no le gusta acaso mirar el cielo? Si desde que somos chiquitas aprendemos a nombrar las constelaciones y a mirar fijo el firmamento con la esperanza de descubrir una estrella fugaz. Bueno, el astroturismo te ofrece la posibilidad de contemplar toda la magnitud del firmamento: se trata de moverse hasta un lugar alejado de la ciudad para poder tener una mejor contemplación del cielo y todos sus fenómenos.

En Argentina hay muchos destinos astroturísticos. Como se hace de noche, se requiere cierto equipamiento. Pero, una vez que reúnas todo lo necesario y te traslades al punto que más te guste, vas a tener una experiencia única del cielo en toda su dimensión: lluvias meteóricas, eclipses, conjunciones entre los planetas y la Luna o simplemente todo el esplendor de la Vía Láctea.

Qué se puede ver

Eclipses. Los eclipses se producen cuando la Luna pasa delante del Sol (eclipse de Sol) o cuando la sombra de la Tierra tapa la Luna (eclipse de Luna). Ambos son espectáculos maravillosos, pero los de Sol son mucho más lindos, sobre todo si son totales, porque se oculta totalmente el disco solar y parece que es de noche en pleno día.

Conjunciones. Las conjunciones son acercamientos entre los planetas -que se ven como estrellas brillantes- o entre planetas y la Luna. Hay varias a lo largo del año, algunas especialmente lindas al atardecer. A veces, la Luna tapa una estrella o un planeta y es hermoso ver su desaparición instantánea.

Cometas brillantes. Los cometas son objetos de hielo que, cuando se acercan al Sol, se deshacen en gas, que forma una cola. Aproximadamente cada cinco años puede verse un cometa a simple vista, como el McNaught, que deslumbró el cielo en enero de 2007.

Lluvias meteóricas. Cuando los cometas se mueven alrededor del Sol, van perdiendo -además de gas- pequeñas rocas. En determinados momentos, cuando nuestro planeta se cruza con estos restos, las rocas se queman en nuestra atmósfera y forman una lluvia de estrellas fugaces: es la lluvia meteórica. Hay varias por año, y algunas son muy espectaculares, aunque es requisito verlas desde cielos muy oscuros.

Satélites. También en el firmamento hay objetos artificiales: naves que surcan el cielo con astronautas permanentes. Es increíble verlos pasar como un punto brillante (casi tanto como Venus, el lucero).

Los mejores destinos

Crédito: Latinstock

Para que un lugar sea apto para astroturismo, se necesita que su cielo sea muy oscuro y que no tenga muchos días nublados. En general, basta con alejarse entre 50 o 100 km de la ciudad para que las condiciones ya sean ideales.

En Argentina, hay cielos excelentes, con oscuridad y baja nubosidad, en la zona de Cuyo y en el noroeste del país. También son buenos, pero un poco nublados, los de la Pampa húmeda y los de la Patagonia, aunque tal vez un poco ventosos.

Hay muchos lugares en Argentina que reúnen las condiciones necesarias para la observación del cielo y que incluso tienen hostels y guías que podés contratar para que te cuenten la historia del cielo. La mayoría de estos destinos organizan salidas grupales para observación con telescopios, que pueden incluir o no cena o cata de vinos. Es importante tener en cuenta el factor meteorológico porque parte del espectáculo no lo brinda la astronomía sino la atmósfera.

En Buenos Aires: San Antonio de Areco, Tigre, Isla Martín García, Sierra de la Ventana y Mar del Plata.

En Entre Ríos: Gualeguaychú.

En San Luis: Merlo.

En San Juan: Complejo Astronómico El Leoncito.

En Tucumán: Ampimpa.

En Santa Fe: Funes.

En Mendoza: San Rafael, Malargüe, Las Leñas y Lavalle.

En Chaco: Campo del Cielo.

En Córdoba: Villa General Belgrano y Capilla del Monte.

En Misiones: San Ignacio.

En Río Negro: Valle de la Luna.

Más info en: www.infobservador.com/astroturismodestinos

La aurora boreal

En su actividad, el Sol larga radiación en forma de partículas, que llegan a la Tierra y se polarizan (se dirigen hacia los polos). Cuando estas partículas chocan con la atmósfera, brillan, y esto es lo que produce el fenómeno de la aurora boreal. Por esta particularidad geográfica, para ver una aurora boreal tenés que viajar bien al norte o bien al sur, pero como al sur está la Antártida, se suele viajar a los países nórdicos.

Llegar a ver o no una aurora boreal depende exclusivamente de la actividad del Sol, así que no puede preverse con certeza: podés pasarte varios días en el lugar y no llegar a ver ninguna, o ver varias en poco tiempo.

Otro motivo astronómico por el que la gente recorre largas distancias son los eclipses de Sol o de Luna. El 2 de julio de 2019 tendremos un eclipse total de Sol que se va a ver desde Buenos Aires y va a ser el mejor eclipse de los últimos 50 años. La Fundación Azara está organizando un viaje en avión para verlo desde arriba sin arriesgarse a perdérselo por efecto de las nubes.

El equipo necesario

  • Equipo óptico: binoculares y telescopios. Binoculares: ideales para barrer la Vía Láctea o ver cometas brillantes. Los de 7 o 10 x 50 son los ideales. Si la Luna está en fase creciente o menguante, con estos binoculares se pueden llegar a ver algunos cráteres mayores.
  • Una linterna roja (o una común con un celofán rojo) para no deslumbrarte. Así vas a poder trasladarte en la oscuridad sin perder el acostumbramiento del ojo (tarda media hora en acostumbrarse a la oscuridad).
  • Abrigo suficiente: aun en verano, de noche refresca y vas a querer estar calentita para pasarte un largo rato mirando el cielo. Llevate una campera liviana pero abrigada para disfrutarlo al máximo
  • Sillas, aislantes o mantas: si la observación va a demorar un rato, te conviene ir equipada para no tener que sentarte directamente sobre el pasto, que pasa su humedad.
  • Chocolate: además de dar placer y calor, mejora la sensibilidad de los ojos para ver astros débiles.
  • Música: fundamental para "viajar" al espacio. Armate una playlist que te guste para crear ambiente.

Experto consultado: Claudio Martínez. Profesor de Matemática, especializado en la enseñanza de astronomía desde hace más de 35 años. Autor de Manual de astroturismo (Fundación Azara). astronomico@gmail.com.

Agradecemos a Ceso Pinedo por su colaboración en esta nota.

¿Hiciste alguna vez un viaje de este tipo? ¿Qué lugares podés recomendar? Además te mostramos Avistaje de nubes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?