Rally Dakar: el futuro de la Argentina es una incógnita

La alegría de Carlos Sainz, tras ganar el Dakar
La alegría de Carlos Sainz, tras ganar el Dakar Fuente: AP
Fernando Vergara
(0)
23 de enero de 2018  • 08:51

Nuevas historias por escribir y más terrenos por conquistar. Cinco países y un entramado con forma de rompecabezas de cara al Rally Dakar 2019. Así se vislumbra el futuro de la carrera, que tiene a Chile, Perú, Ecuador, Bolivia y la Argentina en la danza de candidatos aunque las certezas recién se conocerán dentro de dos meses.

Si bien desde Amaury Sport Organisation (ASO) no brindaron mayores precisiones, la presencia del Dakar 2019 en la Argentina -único país que estuvo en todos los recorridos desde el desembarco en 2009- es una incógnita. Y en las dos semanas que duró la competencia aparecieron distintas versiones que hablaron de un alejamiento del raid más extremo del planeta. Del otro lado aparece otra categoría: quienes participan en los entramados políticos del gobierno hablan de un deseo de traer nuevamente a la Fórmula 1.

De no transitar por suelo argentino, lógicamente, el Dakar alejaría a los entusiastas albicelestes que se lanzan cada año a la travesía. Lo confesó el cordobés José Blangino en la meta en La Cumbre. Apenas es uno de los tantos ejemplos. "Hay Rastrojero para rato mientras el Dakar siga en el país. Si no viene en el 2019, veo difícil correrlo.".

Según fuentes confiables, el monto que desembolsó la Argentina para la edición del Dakar 2018 rondó entre los 6 y 7 millones de dólares, incluido el plus que el gobierno cordobés debió pagar para tener la llegada de la carrera.

Ahora, la posibilidad de regresar la Fórmula 1 al país es bien diferente. Son más de cien millones de dólares los que debería depositar la Argentina, entre la refacción del autódromo Gálvez de la Capital Federal y el costo de la fecha. "Siempre hay una fuerte apuesta económica del estado en un evento de esta naturaleza pero el Dakar y la Fórmula 1 no se superponen. Si viene la F-1 no quiere decir que no pueda venir el Dakar. Trabajaremos con las distintas partes del Ejecutivo para analizarlo", expresó a este medio Alejandro Lastra, secretario de turismo de la Nación.

"Tenemos que sentarnos a dialogar después del balance con la gente de ASO y las provincias por donde pasó la prueba. Todos los años nos preguntan por las chances de volver a estar. Nosotros trabajamos a conciencia, analizamos el impacto económico, turístico y ambiental. Los que finalmente deciden son las personas de la organización", añadió Lastra.

"La idea de atravesar todo el continente desde Santiago de Chile hasta Cartagena de Indias me parece muy atractiva", confesó a EFE Etienne Lavigne, director de la carrera. Uno de los viejos anhelos del francés es diagramar un trazado que bordee el océano Pacífico y sueña con el debut de Ecuador. Para 2019 las certezas aparecen en la presencia segura de Perú y sus enrevesadas dunas. Con un gran respaldo gubernamental detrás, el escenario de desierto y arena atrapó a los competidores pese a las dificultades.

Exigencia máxima en el Dakar

1:25
Video

La posibilidad del regreso de Chile está cada vez más latente a partir de las gestiones realizadas por los asesores del presidente electo Sebastián Piñera, quien felicitó por teléfono a su compatriota Ignacio Casale apenas se consagró en cuatriciclos en Córdoba. El mandamás quiere sí o sí al Dakar en su país para 2019 y uno de los grandes anhelos de Lavigne es que el prólogo se realice en Santiago de Chile. Tampoco se descarta la presencia de cuatro países por primera vez. "Podemos hacer un Chile, Argentina, Perú y Ecuador, o Chile, Argentina, Bolivia y Perú. Depende del poder político", dijo Lavigne.

El caso de Bolivia es particular y quedó en un cono de dudas. Ya desde la previa del evento habían reafirmado su compromiso con el Dakar y se sabe de una gran inyección económica por parte del gobierno de Evo Morales. No obstante, el país del altiplano volvió a sufrir diversos inconvenientes. Primero, con manifestaciones locales que obstaculizaron el paso del Dakar; después, con padecimientos que vienen sufriendo desde la edición 2017: lluvia prolongada, anegamientos, desbordes de ríos, cancelaciones de tramos y una logística complicada que el propio Marc Coma, director deportivo de la competencia, admitió en este medio: "Sinceramente, lo sufrimos mucho. El recorrido sorprendió a mucha gente, pero perdimos la etapa Tupiza-Salta. Es cierto que las condiciones para todos fueron complejas: aportan al rally, pero a su vez complican demasiado".

Basado en la diversidad, Coma aportó algunos indicios en relación al futuro trazado en una reciente entrevista con LA NACION. "Al Dakar 2019 lo veo con muchas cosas por descubrir porque el continente es grande. Queremos conocer países nuevos y a su vez redescubrir sitios en países en los cuales ya hemos estado".

Cinco países y muchas más dudas. El futuro del Dakar se conocerá en marzo.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.