Bestias

Noelia Rivero
Noelia Rivero LA NACION
Fuente: Reuters - Crédito: Danish Siddiqui
(0)
23 de enero de 2018  

Pegado con cinta, en un remoto negocio de una galería del barrio de Belgrano, se leía el siguiente anuncio: "Seminario: construyendo a la bestia perfecta". Lo dictaba un médico y campeón sudamericano de fisicoculturismo. Imposible olvidar ese cartel, la palabra bestia unida a un ideal de perfección y a la seriedad de un seminario daba risa. Sin embargo, es el método, el artificio, el "construir" la clave que da sentido. La posibilidad de intervenir en lo dado es algo inexorablemente humano, y esto no excluye el cuerpo. Desde que existen las prendas de vestir, el maquillaje, las cirugías estéticas y los raros peinados nuevos, por citar ya clásicos, nadie luce natural. Vivimos en un mundo de fantasías más o menos acordadas sobre cómo debe ser nuestra apariencia. Y entre esas reglas silenciosas siempre están los que se atreven, dichosos como este muchacho en el backstage de una competencia de fisicoculturismo en Bombay, India, a sacarles la lengua a las convenciones.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?