La amarga reflexión de Rafael Nadal: "Se me hace duro pensar en qué estado voy a terminar cuando me retire"

Nadal no ocultó su fastidio por un nuevo abandono
Nadal no ocultó su fastidio por un nuevo abandono Fuente: AFP
(0)
23 de enero de 2018  • 11:44

Nadal no ocultó su fastidio por un nuevo abandono
Nadal no ocultó su fastidio por un nuevo abandono Fuente: AFP

MELBOURNE (Agencias).- Luego de su abandono en los cuartos de final del Abierto de Australia en su partido ante Marin Cilic, Rafael Nadal enfrentó la conferencia de prensa con una cara apesadumbrada, visiblemente rengo y con extrema precaución para subirse al escenario.

Con 31 años, el español lanzó la frase que encendió las alarmas sobre su futuro y puso especial énfasis en el desgaste físico de un circuito que no perdona: "A mí a veces se me hace complicado y duro pensar en qué estado voy a terminar cuando termine. Le falta sensibilidad a la gente que maneja el deporte".

"A ver si realmente tenemos opción de seguir, al menos, practicando deporte y tener una vida sin demasiados dolores. Estamos hablando de mucha gente que tiene problemas", continuó su análisis sobre un tema, el desgaste al que se someten los tenistas, que el propio Nadal había tratado públicamente varias veces.

Este primer Grand Slam de la temporada supone una pesadilla para el tenista español, pese a haber ganado el torneo en 2009 tras vencer en la final a Roger Federer en cinco sets, tras cuatro horas de tenis. El actual número uno del mundo sufrió problemas físicos en este torneo en 2010, 2011, 2014 y en la actual edición 2018. Además, en 2013 no pudo participar por una lesión y en 2007 y 2015 demostró no estar pleno en su físico en sus respectivas derrotas ante Fernando González y Tomas Berdych.

En 1063 partidos disputados a nivel profesional, Rafa Nadal abandonó el campo de juego antes del final por octava vez. Esta es la segunda retirada en el Abierto de Australia. En 2010, por la misma instancia, tuvo que ceder el partido contra Murray por un problema en su rodilla. En 2014, sin llegar al abandono, el español jugó lesionado la final del primer Grand Slam del año y terminó cayendo ante Stan Wawrinka.

"Tenía la pierna completamente bloqueada, me dolía mucho cuando me movía. Esperé para ver si los antiinflamatorios me hacían efecto pero finalmente no podía moverme, y sin moverme no podía ganar", repitió Nadal en la conferencia.

Con cara de compungido, Nadal sentenció en sus últimas palabras en Melbourne: "Es un torneo que adoro y me sentía capaz de luchar por el título, esto me ha pasado varias veces aquí".

En cuanto a los detalles de su lesión, Nadal no quiso hablar antes de pasar un reconocimiento médico el miércoles. "Es difícil saber qué es exactamente ahora, es difícil decir el músculo. Mañana voy a hacer el test", concluyó.

El resumen de su derrota contra Cilic

Tras su abandono, quedan tres cabezas de serie en el torneo; Cilic (6), ya en semifinales, y Federer (2) y Tomas Berdych (19), que el miércoles jugarán en cuartos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.